martes, 19 de abril de 2011

LAS ELECCIONES DEL 10 DE ABRIL DE 2011 EN EL PERU / Jorge Rendón Vásquez

LAS ELECCIONES DEL 10 DE ABRIL DE 2011 EN EL PERU
Constataciones y algunas reflexiones
Por Jorge Rendón Vásquez

Los resultados del conteo por la ONPE en la elección para Presidente de la República, al 14/4/2011, son los siguientes:
Elecciones Presidenciales 2011
RESUMEN NACIÓN
Actualizado el 14/04/2011 a las 19:26:46 horas
% de actas procesadas: 99.917% % de actas contabilizadas: 97.632%
Organización Política Votos %Votos
Validos
GANA PERU 4,574,988 31.778 %
FUERZA 2011 3,387,238 23.528 %
ALIANZA POR EL GRAN CAMBIO 2,662,160 18.491 %
PERU POSIBLE 2,247,832 15.614 %
ALIANZA SOLIDARIDAD NACIONAL 1,413,412 9.818 %
FONAVISTAS DEL PERU 36,248 0.252 %
DESPERTAR NACIONAL 21,156 0.147 %
ADELANTE 16,975 0.118 %
FUERZA NACIONAL 16,470 0.114 %
JUSTICIA, TECNOLOGIA, ECOLOGIA 11,007 0.076 %
PARTIDO DESCENTRALISTA FUERZA SOCIAL 9,211 0.064 %
Total de electores hábiles de actas contabilizadas: 19,463,182 Lista completa de resultados


Resumen
Total nacional de electores hábiles 19,949,915
Total de mesas de sufragio 107,455
Total de actas contabilizadas 104,911
Total de actas observadas 2,455
% de actas procesadas 99.917 %
% de actas por procesar 0.083 %

Una primera constatación revela que la población votante se va habituando a las elecciones, lo que trae como consecuencia en bandas cada vez más amplias, pero aún de reducida dimensión, la convicción de que son los ciudadanos el poder fundante del Estado. Esta noción no se encuentra todavía bien implantada en la mayor parte de electores. Muchos votan, acatando una disposición del Estado llevados por el hábito de obedecer o por el temor a recibir una multa si omiten su obligación de votar.
De los casi veinte millones de votantes, los cinco candidatos con mayor votación han obtenido el 99.227% de sufragios, y los seis candidatos restantes sólo el 0.771%, una polarización enormemente desproporcionada que no obedecería sólo a los recursos gastados en propaganda por aquellos, sino, sobre todo, a la casi nula credulidad de los electores en las ofertas, discursos y posibilidades de estos 6 últimos candidatos.
Competirán por la Presidencia de la República en segunda vuelta (5 de junio de 2011) Ollanta Humala (Gana Perú) y Keiko Fujimori, hija del dictador Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad (Fuerza 2011).
Ambos candidatos han captado la adhesión de los sectores con menores recursos de la población, como una protesta contra el usufructo de la mayor parte de la riqueza por las clases capitalista y medias, a quienes beneficia en su mayor parte el crecimiento económico. El “chorreo” no llega a las clases trabajadoras del campo y de la ciudad. Pero el razonamiento de los votantes a favor de uno y otro difiere. A quienes han votado por Ollanta Humala los motiva, en mayor o menor grado, la convicción de que se debe cambiar el modelo económico, de manera que la riqueza se redistribuya a favor de los grupos de menor poder económico, como remuneraciones más elevadas y mejores servicios y oportunidades. Esta parte del electorado podría ser ubicada por ello a la izquierda. Las mejoras que reclama significarían un recorte a las exhorbitantes ganancias de los empresarios de mayor poder. Se explica, entonces, que los medios de comunicación, pertenecientes a poderosos grupos capitalistas, hayan desencadenado una feroz campaña contra Ollanta Humala, basada en falsedades y agravios, que reprodujeron los cuatro candidatos que le siguieron en votación. La actitud serena y didactica de Humala fue un muro de contención contra ella. Los votantes de los sectores populares que apoyaron a Keiko Fujimori no estaban pensando en el modelo económico, sino en las pequeñas prebendas y regalos de que los colmó el régimen de su padre (cocinas, cacerolas, bolsitas con arroz y azúcar, como los espejitos y abalorios que usaron los conquistadores españoles para atraerse la buena voluntad de los indios). Es inútil apelar en ellos a la memoria histórica. No la tienen. Su bajo nivel educativo los mantiene en una eterna espera del asistencialismo del “Papá Gobierno”. Los grupos de las clases altas y medias que apoyaron económica y electoralmente a Keiko Fujimori y su lista se movieron en esa dirección por la añoranza de su control del gobierno con el padre de ésta y la esperanza de recuperarlo. Es posible también que una porción de los votantes haya sido cautivada por la pose de joven alegre y comunicativa de esta candidata, que obviaba hablarle a la gente de cosas difíciles, buscando hacer olvidar la década del noventa, saturada corrupción, latrocinios de los recursos del Estado por su padre, ella misma, Montesinos y los demás de su equipo, y de despojo de los derechos sociales de los trabajadores en provecho de los empresarios. Ha sido como una peligrosa serpiente disfrazada de sirena encantadora. Los directores de su campaña evitaron una intervención frecuente de personajes odiosos, como Luz Salgado y Gladys Chávez, a quienes sólo les faltaban las escobas para volar en las noches de luna.
Agotado el impulso caudillista que los movía, los partidos tradicionales, como Acción Popular y el Partido Popular Cristiano, se han disuelto en la práctica. No pudieron inscribirse, y sus dirigentes más notorios tuvieron que refugiarse en las listas de los cuatro candidatos de la derecha con mayor opción, en los que muy pocos de ellos han salido elegidos. El Partido Aprista, que se preciaba de su sólida organización, sólo pudo obtener cuatro representantes al Congreso. Una parte de su propia militancia y sus simpatizantes se apartaron de apoyarlo, censurando la imparable corrupción y servil sometimiento a los empresarios de sus dirigentes en el ejercicio de los poderes Legislativo y Ejecutivo. Vacíos de toda noción de la realidad social, de la dialéctica y de las necesidades de las clases trabajadoras, los pocos partidos y grupos de izquierda sobrevivientes tampoco se salvaron de su disgregación y de su imposibilidad de remontar su miniaturización. Algunos de ellos fueron acogidos por el candidato a la Presidencia del grupo Despertar Nacional que sólo obtuvo 0.147% de la votación. Corrigiendo la posición adoptada en las elecciones de 2006, cuando, sumándose a la derecha, votaron contra Ollanta Humala y contribuyeron a darle a Alan García parte del pequeño porcentaje que éste necesitaba para ganar en segunda vuelta, algunos dirigentes izquierdistas se decidieron esta vez a apoyar a Ollanta Humala y obtuvieron una cabida en su lista. Está aún por demostrarse la sinceridad y lealtad con su generoso anfitrión de los que salieron elegidos.
La segunda vuelta habrá de requerir una campaña de esclarecimiento persona a persona, no sólo para impedir el retorno del equipo autoritario y corrompido que gobernó nuestro país en la década del noventa, sino también para contribuir a crear conciencia sobre la necesidad de un cambio económico y social en los grupos de la población cegados por la propaganda de los grupos de derecha, y respaldar y vigilar la acción del nuevo gobierno en ese sentido. Ya, en ciertos círculos de la derecha, a quienes les repugna el retorno del Fujimorismo, se observa un discreto viraje hacia Humala, pero condicionando su apoyo al abandono por éste de su intención de cambiar el modelo. El plan de Humala es muy claro: se trata de ir hacia una economía social de mercado, y de una armonización de la conducción de esta economía con las decisiones del Congreso de la República, cuya composición ya está definida. No parece verosímil que Ollanta Humala se aparte de esta línea de acción. Los candidatos de derecha perdedores carecen de la capacidad de endosar los votos que han recibido, salvo los de sus simpatizantes más cercanos que son muy pocos, y es posible que sus electores más numerosos se inclinen a votar por Ollanta Humala en la segunda vuelta. Debilitada la derecha, su fuerza de presión se ha reducido y sería erróneo sobredimensionarla.


Elecciones Presidenciales 2011
RESUMEN NACIÓN
Actualizado el 14/04/2011 a las 19:26:46 horas
% de actas procesadas: 99.917% % de actas contabilizadas: 97.632%
Organización Política Votos %Votos
Validos
GANA PERU 4,574,988 31.778 %
FUERZA 2011 3,387,238 23.528 %
ALIANZA POR EL GRAN CAMBIO 2,662,160 18.491 %
PERU POSIBLE 2,247,832 15.614 %
ALIANZA SOLIDARIDAD NACIONAL 1,413,412 9.818 %
FONAVISTAS DEL PERU 36,248 0.252 %
DESPERTAR NACIONAL 21,156 0.147 %
ADELANTE 16,975 0.118 %
FUERZA NACIONAL 16,470 0.114 %
JUSTICIA, TECNOLOGIA, ECOLOGIA 11,007 0.076 %
PARTIDO DESCENTRALISTA FUERZA SOCIAL 9,211 0.064 %
Total de electores hábiles de actas contabilizadas: 19,463,182 Lista completa de resultados


Resumen
Total nacional de electores hábiles 19,949,915
Total de mesas de sufragio 107,455
Total de actas contabilizadas 104,911
Total de actas observadas 2,455
% de actas procesadas 99.917 %
% de actas por procesar 0.083 %

No hay comentarios: