viernes, 30 de marzo de 2012

Sobre "Poemas en hucha". Poesía de Pedro Granados, Alma Karla Sandoval

Con un saludo al wayki Pedro Granados que hoy dia presentara su libro en la libreria el virrey como parte del FIP




Sobre "Poemas en hucha".
Poesía de Pedro Granados. Lima: Paracaídas editores, 2012

Alma Karla Sandoval

Esto debería ser una carta o la intentona de un cuento. Pero no será ninguna de las dos cosas. Cosas. Una lectura es una de ellas y también el estremecimiento del que habló Borges más allá de Benedetto Croce y Pound con sus abstractos y concretos que supuestamente no pueden mezclarse. Cosas, eufemismos alegres o desesperados, sin sexo, o bien, las cosas como los poemas que sí tienen sexo y culo, Pedro, igual que en tus artefactos verticales que son tiernos y agrios, de café expresso o miel de árbol muy rojo. No sé, tendría que evitar estos fragmentos, impresiones apresuradas, vuelo de pájaro que invade desde la orilla de tus metáforas. Y aquí voy, solamente rescatando, con los oídos que se inflaman por la voz de Billie, con el índice sobre el ratón que me ayuda a brincar de un verso a otro. Aquí, entendiendo que el punto por parcialidad, que esa pausa rotunda de una línea poética a otra es un riesgo, un brinco de kamikaze que se gana la vida en un aula:

Y ahora que estoy por entrar
al salón de clases,
donde debo presentar a Bécquer
y hablar del primer simbolista
y del misterio y de todo eso,
se me ocurre que Emil Staiger
debería estar entre nosotros.
O, si no, el amor.
¿Cómo vive esa rosa que has prendido
junto a tu corazón?

Dices, y pregunto, ¿cómo vive esa flor, Pedro, cómo carajos escribimos con la punta de su espina?, ¿qué hacer con la pregunta retórica que los lectores siempre nos devuelven como una despedida que no cesa?, ¿es la rosa de Gozalo Rojas o la de Vallejo a quien no miras más allá de Pizarnik?, ¿será que sí, que amamos la noche del pensamiento?, ¿reminiscencias románticas de aquel corcel endemoniado que fue nuestra vanguardia?, ¿quizá nuestra utopía?, ¿o el desencanto lúcido de Pessoa que tampoco quería nada? Esto es lo que respondes:

Pero en el fondo de mí
No creo
Sólo palpo las cosas
Y no retrocedo
Por más que me halle
Anonadado
A ver a que te toco
Como un insecto nocturno
Sin hacerte notar mi poesía

Pero se nota como una infección, como las manitas de verano que no pudo ver Vallejo. Es Perú después de todo, es Lima, es la distancia de esos puertos, la arena dramática. ¿Poemas como cangrejos? Quien sabe. Si los poetas van para atrás no me interesa. De cualquier modo avanzan, el norte, el sur, son culpa del mundo.
Y mira, ahora Billie Holliday canta:

Put a ring in my eyes, tears in my dreams
and rocks in my heart.

Y juro que puedo seguir leyéndote mientras te imaginas el mar en prosa porque su espuma necesita horizontalidad y porque es cierto, en ello descansa lo más efectivo de tu poesía, en hallazgos como la noción que nadie brindar esta noche más que por la travesura de la playa por el amor que no tiene extensión ni profundidad mayor que una sonrisa, por ese evento intrascendente que detectas, que miras desde las córneas del vidente, del que cruza dos calles todos los días y con eso le basta, con versos de corta dimensión, de ritmo que pudo haber sentido Paul Gaguin en el mar Polinesia, de vaivén sobrio, como la música que se contiene, que espera su momento, su instante de verso luminoso para habitar la página y hacerla bailar dulcemente con el significado.

Puedo decirte mucho más que esto y las palabras, pero un poemario como el tuyo lo único que necesita son lectores con luz y caretas, con flores y monosílabos en tu paisaje mental. Me convence tu paleta de palabras y/o los posts de un blog que no es lo que es, identidades poéticas, siempre dobles. Si quieres le preguntamos Amy Winehouse, a su cabello que era la torre de la poesía, o nuestras madres que nos dejan con pocos ripios cuando más amargo es un poema. ¿Al índice?, ¿le preguntamos al índice que señal el verso que más duele?, ¿o al índice de este libro?:

¿o al Viejo ya experto ya
Jugado a no amar
A mar mar jugado?





* * *

Alma Karla Sandoval (Zacatepec, México, 1975)
Egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y de la Escuela de Escritores de la Sogem. Especialista en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera por la Universidad Complutense de Madrid y Maestra en Literatura Latinoamericana por la Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia. Actualmente es Profesora de Cátedra del Instituto Tecnológico de Monterrey además de colaboradora de La Jornada de Morelos y articulista del semanario Maseual.

Libros publicados: Corredor de las antorchas 2000; Todo es edad 2003 y Estacionamiento de avestruces 2006. Sus poemas se encuentran en las antologías: Espiral de los latidos, poesía joven del centro, 2001; Del silencio hacia la luz: Mapa poético de México, 2007; Adornos de papel, 2008 y Mujeres Poetas en el País de las Nubes, 2008.

jueves, 29 de marzo de 2012

MY PENIS BY ROBERT ROTH

Sapa semanan wayki Robert Rothwan desayunuta yanuyku West Villagepi, chaypi achkallatana qellqaymanta rimayku. Payqa And Then riwistapa qollanam kachkan. Chay riwistapi qaynimpa iskay Tarmapi tanta rantikuq nanakunamanta fotochantinwan qellqarqani. "Chay qellqayqa paykunapa kikin makinpi riwista kaptinqana cheqaqta kumpletaykunqa brother Robert ninpas". Qaynimpan kay qamutayta Manhattampi liyiykamura, chayllam Hawansuypi riqsisichkanchik


MY PENIS
BY ROBERT ROTH


Overview
Except for an occasional check-up by a doctor and one or two very notable exceptions, my beautiful but lonesome penis has had no one but me pay much attention to it in recent years. Once the object of much interest, speculation, wide ranging excitement, desire and affection it seems not to arouse even the faintest curiosity in anyone. It is hard to imagine a whole world full of people -- billions of them -- and there be not a soul who has any sexual interest in it.
The one or two exceptions when it was noticed and appreciated resulted in chaos. Its basic role in recent years, however has been in the occasional jealousy it provokes in suspicious lovers of friends who project onto it powers that may or may not exist.
My profound disappointment in radical movements and in what for me was once the beginning of a powerful sexual counter-culture has probably played the most critical role in denying my cock the pleasures that are its birthright.
I often feel I'm doomed to a life of sexual loneliness. And the pain of that thought is immense and frightening. In almost any sexual encounter one almost immediately comes up against a bedrock of pain and terror and bitterness. Without a community to help me understand what is going on as well as provide solace and support it often feels all just too much for me. Just the other day I received a letter from a close friend who said that she felt "devalued" by men because she wasn't married. Immediately I had one thousand things to say. But the truth is that I don't feel that we have collectively come up with much to help her heal her wounds.
The Institution of Marriage and its at times slightly less pernicious cousin the Institution of Relationships are treacherous structures designed to prevent deep human contact.
Sexual freedom was and is a basic cornerstone of my political and social vision. Almost from my very first moment of political consciousness I fought against deep forms of puritanism and bigotry both within the general society and within radical social movements.
In recent years too many people I've worked with have made their peace with the social order. Nowadays if two lesbians say that Harvard is a good school or a sex radical says that there should be a strong police presence in Crown Heights I can be de-eroticized for a week.
Herpes
I've had herpes since my early twenties. At first no one knew what it was. Small blisters on my cock. Appearing than disappearing. I'd get them fairly frequently. I had sex even when the blisters were open. No one seemed to worry much about it. And fortunately, I'm almost certain about this, no one ever caught it from me. I went to a VD clinic to check it out. A very old man, red faced and bleary eyed and totally drunk, took my blood. His eyes focused in on the veins of my arm. The only thing that reassured me was that he was drunk and that he was old and that he must have been taking blood in this condition for many, many years. I was then sent to a young crew cut doctor who had a mid-west accent and had the air about him of a NASA technocrat. He said officiously, "Drop your draws", examined my blisters, said he didn't know what they were and sent me to an older Eastern European doctor who in an unbearably reassuring voice told me not to worry as he took a scalpel and started to scrape away at one of the blisters. The more reassuring he got the more terrified I became. He was reassuring himself, not me. It was absolutely clear to me that the deepest part of him wanted to cut my penis right off. I broke into a cold sweat and had a glimpse of a deep terror. At one point the blisters started to bleed. He took a sample. Within fifteen minutes it was determined that I didn't have VD.
During periods of stress, usually periods of sexual stress, my herpes would flare up. If a lover went on vacation it would inevitably appear functioning as a kind of chastity belt. Even now in a sexually tense situation I might get it. Once when I was about to visit a lover in Georgia, a visit that was months in the planning, it flared up just as I was about to go. I brought condoms with me. She didn't want me to use them. One basic function -- the avoidance of sex -- thus neutralized it was years before I got another attack.
In the early eighties a herpes hysteria swept the country. In bars, at parties, at Writer Union meetings, at my parents' synagogue everyone was telling the very same ugly herpes jokes. Conversations were thick with a sex negative rage. Friends wrote puritanical and guilt producing pieces about personal and social responsibility. And through it all no one ever thought that the person they were talking to, or that the person sitting next to them, namely me, might have it. I decided I would never, ever, let a comment pass without saying something in return, without saying that I was one of those people that they were talking about.
For five months I felt contaminated, stigmatized. I felt no one would ever touch me again. The bigotry was that thick. Tragically it was the AIDS epidemic and the hatred and ignorance that it unleashed that shifted public focus and allowed me some room to breathe again.
As a result of all this I can understand very well how someone can be driven into a closet. I also understand why someone might lie about having something that is both contagious and life threatening. Even if it means putting someone else in terrible jeopardy.
Urinating
A deep yellow. Sometimes it's just the color of water. Usually some color in between. When I was a boy my father would show me how to piss in the toilet. We would do it together, our two streams criss-crossing. His flow was very powerful, making foam like bubbles. My father's cock was thick. Mine was small and fun to play with. Even today when I urinate I don't usually make bubbles as big as my father did. But like the color it goes through many changes.
When I was a boy I visited Hungary with my parents. While there they sent me to a camp for a few weeks. One night I had to go to the toilet. It was dark, cold and frightening. I vividly remember making my way through the cold darkness. I remember this experience often. I usually have to urinate once or twice a night.
I don't ever recall pissing in my bed as a kid. I did have wet dreams as a teenager which was a source of embarrassment and pride and something that would inhibit me from sleeping over at other people's homes. Sometime in my early twenties I developed a mild anxiety, which I still have to a degree, about pissing in my sleep. I think I might have developed this while smoking grass. To overcome this anxiety I would try to sleep through the need to go to the toilet. I never did piss in my bed. But at one point it made more sense just to go to the toilet. So for whoever is interested that's what I do.
On occasion, while pissing, one woman or another has grabbed my penis and started guiding the flow of urine. This has always been done with extreme giddiness. My penis has been moved in various directions and at various speeds. Things have been done with it that I never had dared to do. And things have been done with it that I would never have thought were even possible.
Circumcision
A few years ago I was at a neighbor's apartment. He told me of a book that a friend of his had written. The author was a Jew who had worked as a spy for the French Resistance during the Nazi occupation of France. He and his wife, also a spy, had successfully befriended the Nazi commandant of the entire region and as a result were able to steal some very important documents. In order to keep their identity as Jews hidden they did not have their new born son circumcised. I asked one or two questions and it turned out that their son was someone I had gone to camp with. I remember the fascination with which I watched him urinate in the woods. A meeting was set up where by the tiniest of foreskins we were reunited after thirty-five years.

Reason number eight or nine why I never wanted to have children was that if it were a boy I didn't want to be a part of a decision whether or not to have him circumcised. Some friends of mine are very bitter about having been circumcised. I try not to think too much about it. The act on the face of it must be traumatizing. Arguments about health seem to go both ways. The friends who are bitter feel that it has diminished their capacity for sexual pleasure. My strong feeling is that if I had a son I would not want to have him circumcised. Weighing heavily against this is the feeling that as a Jew I would be making a major capitulation to a hostile Christian world. Fortunately this is a decision I doubt I'll ever have to make.

I've gone to two brisses in my life. Both times, almost as a reflex, I grabbed my genitals just as the circumcision was being performed. I wondered each time how the other men were feeling. I thought I saw something like suppressed glee on the faces of some of the women. Whether this is true or not I have no idea.
Observation
1
At twelve I see my friend's black pubic hair. He is a half year older than me. I haven't yet grown any pubic hair myself. This thick new growth separates us completely. I am drawn to it. I am scared of what I see. I'm in a rage.
Was it desire I was feeling? Possibly. Was it envy? Certainly. I felt he had a certain sexual power over me. I know it looked pretty. And I know I looked away. And I know for years afterwards I tried to obliterate him for it.
2
When I was a kid I would hang out with professional athletes. Mostly basketball players and wrestlers. After wrestling matches I would wander through Times Square with Johnny Valentine who at the time was a Villain. Later they made him into a Hero. Other times I would wait in the corridors of Madison Sq. Garden hoping to get the autographs of basketball players. On occasion I would talk myself into NY Knick practice sessions and if I were lucky wind up in their locker room afterwards.
I had a crush on a girl who reminded me of the very thin, powdery white, smooth as silk, blonde starting forward for the Knicks. And I remember sitting in the upper balcony of the Garden and have powerful sensations run through me whenever the delicate shot of the other starting forward, a graceful, powerful black man, would swish through the net. The feeling was not that different from the love I would feel for the nurse in camp whenever she would take my temperature. A strangely beautiful world would open up for me for the two or three minutes the thermometer was in my rectum. I remember wondering to myself how I could have such powerful feelings of love for such an old woman and then wondering how those feelings could disappear so completely from one second to the next.
Back now to the Knick locker room and to the time I looked at the penises of the various players as they emerged from their showers. Some were circumcised. Some were not. All the penises of course were bigger than mine. Still they looked very much like mine. Certainly how I thought mine would look when I grew older. The only exception was the player with the delicate shot. His penis was very big and very gray. And it had the hole the size of a pencil. A friend I was with could not keep his eyes off of it and started to giggle.
Years later, years after the player retired, I saw him being interviewed during half time of a basketball game. From a very gracious, pleasant sexy young man he had become this slick and arrogant multi-millionaire real estate magnate. A shiny manicured fullness stood now in the place of a once beautiful athlete. And the heart of the early adolescent still in me broke into a thousand pieces.
Sexual Politics
At seven I remember how big and strong and smart and intimidating girls my age seemed to me. One night in the country I was standing outside in a field and like a bolt from heaven was filled with wild excitement. "Yes, but at thirty-five," I thought to myself, "I can have children but they can't."
Sensations
My sex seems stuck in a corner of my brain. Locked there by fear, despair, disappointment. All sensations at times seem stuck in that place. I often feel like I'm talking out of the side of my face.

Once when I was deeply in love and filled with almost constant desire I felt something like a thin silk chord sketching from my heart to my groan. It was one of the loveliest feelings imaginable. It stayed there inside me for maybe three months. One day it just disappeared. It has never returned. During that period my penis felt totally alive, also much thicker than it has ever been.

Once after sex with a woman I had just recently met a thin strand of semen covering an entire bed connected our genitals. It was quite beautiful. Taking a chance at being misunderstood I said, "See, look, look how we're connected." My comment as I suspected it might made her a little nervous. Trying to quickly reassure her I said, "Connected. I mean connected just for this moment."

"Licking my semen from my fingers," a character in a short story of mine thinks to himself in a Yoga class, "I relax, completely relax." I myself am rarely that relaxed. The few times I have been I have experienced a pleasure similar to his.

Tuesday, 1988
Teeth hurt
Joints swollen
Eyes out of focus
Hands slightly trembling
Rash on the forehead
Balls feeling strained
Heart aching
This poem was most popular among older women whom to a person said except for one line they felt exactly like I did.

I remember my aunt in the hospital shortly before she died. Her arms and legs were shriveled. At one point the sheets fell off of her. I felt a slight tingling in my balls. It was not a very comfortable feeling. I don't really know how to describe it. Or what it means. But often I experience the same sensation when I see the flesh of someone in an extreme state of physical deterioration.

Twice as a kid I remember while I was watching TV my mother came over to my father and sat on his lap. They were very rarely physically affectionate in front of me. Both times strong uncontrollable sensations surged through my body. Each time I turned on my stomach and pressed hard as I could against the floor until the feelings disappeared.

Once when I was a kid I was sitting in a movie theater and a boy and a girl, a few years older than me - teenagers - were sitting in front of me making out. I had just read a book about sex that my parents had given me. One chapter had been about teenage sexuality. Flooded with desire, rage, confusion, jealousy I repeated to myself what I had read in the book. "Teenage boys and girls often engage in forms of sexual experimentation. Teenage boys and girls often engage in forms of sexual experimentation. This is an example of a boy and girl engaging in a form of sexual experimentation. This is an example of a boy and girl engaging in a form of sexual experimentation." I kept repeating and repeating this. Hard as I tried I could not make the feelings fully disappear.

About nine years ago I was falling in love with a woman from Japan. She had just returned from a visit home and was staying in my apartment for a few days. One evening a couple of friends came over for a visit. Though a powerful radical figure in Japan she was also painfully shy, insecure about her English, frightened of new people and suffering from jet lag. Just as my friends arrived she went into my bedroom. At one point I went into the room to see how she was doing. She was asleep, her body pressed against the wall, the covers up over her head. All I could see was the top of her head. Her hair thick and black. I stood there looking at her. I was overcome by feelings of tenderness and love.
Suddenly wild racist, misogynist images flashed through my brain. Ugly jokes, bizarre stereotypes, fragments of conversations I didn't even know I had overheard had become a part of me. I felt in the grip of a hideous sexual/racial history that spread across centuries. There is no way to avoid or escape the implications of those feelings.
How to handle all of this or any of this is far from clear to me. And it doesn't help when the air is filled with punitive sex negative mantras that make deep explorations of desire almost impossible.
Dreams
In the last year or so I've had a number of dreams about being in a public toilet. The floors are wet from overflowing toilets, leaking sinks or possibly urine. There are wet brown paper towels on the floor, on the toilet seats or in the toilets themselves clogging them up. I need a place to piss. If in the dream I've found a place clean enough I'm relieved to discover when I wake up that I haven't pissed in my bed.
Sex with women occurs rarely in my dreams. And it rarely involves sexual intercourse. Usually one or both of us are wearing clothes. Sometimes the dreams are very hot. Sometimes not. A dream about someone I know might offer me clues about their sexuality. Very rarely are my dreams unpleasant. But very rarely have they been wildly orgiastic.
Twice in my life I've had sexual dreams involving men. Both times just as we were about to fuck the man's penis turned into a vagina.
Conclusion
Three weeks before my 50th birthday I was lying on my couch in the living room thinking about the sexual wilderness I inhabit. I felt almost beyond pain. There was a certain comfort that I was feeling. A big birthday party had been planned. And for that day at least everything sexual seemed to be settled.
At my 40th birthday party two lovers of mine, totally unknown to each other, stayed on opposite sides of a room for the entire party. They were almost like dancers. If one would move than so would the other. The distance between them always remained constant. As for me I was just hugging and kissing everyone in sight. This was done out of celebration and joy. But I have to admit that it did provide me with a cover. In the meantime friends who did not know of my relationship with either of my lovers would flirt like crazy with one or the other. The whole thing was more comical than anything else. Still there was a degree of tension I could have done without.
Three weeks before my 50th birthday - no sex in sight - why not let things be. Three weeks before my 50th birthday, my defenses way down, deep patterns of inertia slightly jarred, why not take advantage of this. Let something happen for a change. No fuck it. Who needs it.
"Well, I need it."
"Who are you?" I asked. The woman smiled. She was a black woman with full lips and big breasts. And she had entered my mind just like that - totally without an invitation. We had never met. I had never even seen her before.
This was more than a sexual fantasy, more even than a sexual daydream. It was something like a visitation. And she was going to stay as long as she liked.
"It is only three weeks before my 50th birthday. Everything about me and my friends concerning sex has been settled. Okay, at least for the short run. I don't need someone coming in now and unsettling this balance. Let me have my party. No jealousies, no guilts, no confusions, no sneaking glances. Everything is settled."
"Who you kidding. Nothing is ever settled."
"Why now?" I asked.
"And if not now, when?" she replied.
And it was clear as clear could be that I would meet this woman for real.
So I left my house that night wearing a brand new shirt. My mood was some combination of resignation, acceptance, anticipation and hysteria. There were two events to go to. First there was an open reading in Brooklyn. Then a party in Manhattan. I was sure it was at the birthday party that we would meet.
The reading took place at a karate school. I entered a dressing room where a friend was tuning his guitar. Right near by, kneeling on the floor, a huge tote bag by her side - there she was for real with a beauty more breathtaking even than the deepest part of my imagination had been able to conjure up.
"My God, not so soon. I was expecting to meet you later," I thought to myself. My friend Sohnya Sayres once described a woman in her dance class who she later found out was Madonna:
I had seen her in the dressing room of the school appraising her body in the mirror with a concentration or something like it that I never caught in a woman before. I couldn't take my eyes away...This woman short, plump, variously arranging her breasts was...words are hard to find, "complete." She dressed slowly in an extraordinary costume, never taking her eyes from the image.
The woman in front of me was remarkably similar. But she had a mystique very much her own. She arranged her breasts so they flowed out of her almost totally unbuttoned white cardigan sweater. She rummaged through her tote bag filled with books, clothing, tape cassettes, cosmetics and a huge comb. She looked up, reached out her hand and introduced herself. Shaking her hand I said, "Hello."
I started to say more but caught myself. "Robert be quiet. Just shut up. Don't talk. You'll scare her away. Keep cool. Talk to her later." I quickly left the room and went to the area where the reading was to take place. I had decided to read three short poems. "Read something sexy. Something with real energy. Something that will impress her. No stick to what you planned on reading. You never know what anyone likes." I read my three poems. She smiled at me. Throughout the evening our eyes would catch. Her gaze was steady. I would turn away.
At one point a deep sound of appreciation came from her when one of the poets used the word pussy. I looked over at her. Something about her cheekbones. Maybe it was her eyes. Maybe the way her face was set. "Oh my," I thought to myself, "This most beautiful of woman might just be the most beautiful of men." Certainly I had seen men in drag with breasts that big before. I really could not tell.
The hour was getting late. As I started to gather my stuff:
"You're not going to leave before you see me perform. Are you?"
"No. Never. Of course not." And without skipping a beat, "Want to come with me to a party later."
"Yes!"
The performance was electric. Different personas emerging from one second to the next. Ambiguity upon ambiguity. A powerful sexual energy flowed from every movement, every gesture. And at the end the audience just erupted with delight.
Later at the party in a dark corner of a crowded room:
"Do you know the people here well?"
"I can't talk. I'm too nervous. I'm almost hysterical. You're too beautiful. I can't breathe."
She? He? - Certainly someone deep within their own mystique - But for the moment she She kissed me. We drank in each other's flesh, each other's heat. Near us old romance movies played silently on the TV screen. At one point Happy Birthday was sung in another part of the room. Twice I went to get a drink. Everyone wanted to touch me. Touch my arms, my hands, my face, my back.
My body was on fire. We would moan loudly, then catch ourselves. Other times total confusion. Had I stepped into someone's performance piece or had someone stepped into my fantasy? And then. "Let me show you how you make me feel." A throbbing hard on? A wet pussy? I didn't know what it was that I would find. It was a moment of absolute freedom. And absolute joy. I knew that whatever I would find would bring me/us that much deeper into paradise.
So much for now about penises and/or possibly vaginas.
My next piece will be about my biceps.

martes, 27 de marzo de 2012

Roger Santivanez presenta nuevo libro




El chico que se declaraba con la mirada / Historia Francorum'
dos conjuntos en un solo volumen -editado por el Fondo Editorial
de la Municipalidad de Cajamarca- sera presentado -en el marco
del Festival Internacional de poesia- este viernes 30, a las 3:30 p.m.
en la libreria El Virrey de Miraflores.
Ademas del autor, hara uso de la palabra el poeta Rodrigo Quijano.
Estan todos cordialmente invitados a esta celebracion de poesia.

lunes, 26 de marzo de 2012

Cineasta Federico Garcia en Nueva York

El Centro de Estudios Latinoamericanos y del Caribe de New York University se complace en presentar



Al Director de Cine Peruano Federico García Hurtado



Uno de los cineastas más importantes de América Latina, su película Tupac Amaru (1984) es considerada una de las películas mas importantes del cine latinoamericano de todos los tiempos. Federico García Hurtado, prolífico, vanguardista, visionario, intelectual, cineasta excepcional y cuzqueño de nacimiento se presentará en la New York University los días 30 de Marzo, 2 y 3 de Abril.



Estas presentaciones se encuentran proyectadas dentro del ciclo de conferencias titulada Mundos Andinos, que ofrece el Centro de Estudios Latinoamericanos y del Caribe New York University al público en general, actividades que son totalmente gratuitas.

Contact: Miryam Yataco 212 470 4487



Lista de presentaciones

Viernes 30 de Marzo, 12:30 p. m. – 2:00 p.m.

Presentación del documental Los danzantes de la Montaña Sagrada, y presentación del libro Pachakuteq: Una aproximación a la cosmovisión andina.

Pilar Roca escritora y productora de Cine y Federico García Hurtado, cineasta peruano, en conversación con la lingüista peruana Miryam Yataco de la Facultad de Cultura, Educación y Desarrollo Humano Steinhardt de New York University.

Lugar: Room 404W of King Juan Carlos I of Spain Center, 53 Washington Square South, New York University, New York, NY 10012



Los danzantes de la Montana Sagrada (2002) es un documental hecho por Roca y García sobre la fuerza de la danza de tijera, sobre su importancia histórica y de resistencia cultural a través del cuerpo y sus movimientos. Participan en el documental Fabián Oscar Seselja, Romulo Lifoncio Llyulac y un grupo de baile de Huancavélica: Romulo Lifoncio ‘El internacional’, Sebastián Paitan ‘RunaMikoq,’ Marco A. de la Cruz ‘Maldición,’ Osvaldo Machuca ‘Condenado,’ Alfredo Jurado ‘Peligro', Henry Lifoncio 'Saphicha,' Alfonso Blas 'Peruanito', Julio Belito 'Kristal,' Isabel Paytan 'Tormenta,' Sandra Romero 'Qori Wayta.'



Pachakuteq es un libro acerca de las manifestaciones y aportes de dimensión universal de la cultura andina. Filmada en los escenarios naturales en Huancavélica (Wanka Huillca) este documental está narrado en español y quechua por el mismo Federico García Hurtado.

(Esta actividad será conducida y presentada totalmente en español)





Lunes , 2 de Abril, 6:00 p.m. - 8:30 p.m.

Presentación de Kuntur Wachana y conversación con el director de cine peruano Federico García

Federico García con Miryam Yataco de la Facultad de Cultura, Educación y Desarrollo Humano Steinhardt de New York University.

Lugar: Auditorio de King Juan Carlos I of Spain Center , 53 Washington Square South, New York University, New York, NY 10012

Presentación de la película Kuntur Wachana o Donde Nacen Los Cóndores (1977), seguida por una conversación entre el director de cine peruano Federico García y Miryam Yataco. (La película se proyecta en español y en quechua con subtítulos en ingles)



Tuesday, 3 de Abril, 6:00 p.m. - 8:30 p.m.


Presentación de Túpac Amaru y conversación con el director de cine peruano Federico García

Conferencistas: Federico García con el Dr. Sinclair Thomson Director del Centro de Estudios Latinoamericanos y del Caribe de New York University

Lugar: Auditorio King Juan Carlos I of Spain Center, 53 Washington Square South, New York University, New York, NY 10012.

Presentación de la película Túpac Amaru (1984), seguida por una conversación entre el director de cine peruano Federico García y Sinclair Thomson, historiador y Director de CLACS de NYU.
(La conversación después de proyectada la película será conducida en español, la película se presenta en español con subtítulos en Ingles)

Todas estas conferencias y presentaciones son con ingreso totalmente gratis.

Luis Figueroa Yabar, Hanaq Pachapi Kachun

sábado, 24 de marzo de 2012

Peliculas recomendadas del Premio Anaconda 2011 / Armando Arteaga



Películas recomendadas

Por Armando Arteaga*

De gran nivel (técnico y artístico) han sido las propuestas audiovisuales que han resultado finalistas y seleccionadas, como expresiones representativas y sobresalientes, de cine y video indígena-afrodescendiente, que se han presentado a esta sexta edición del “Premio Anaconda-La imagen de todos los pueblos”. Un gran festival de imágenes donde la participación directa de los representantes de las más diversas poblaciones indígenas y las comunidades afrodescendientes, han expresado un muestrario de nuestra diversa interculturalidad.

La convocatoria a esta muestra de cine y video, lanzada por la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas-CLACPI, Fundación PRAIA, CHIRAPAQ-Centro de Culturas Indígenas del Perú, y la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana-AIDESEP con el apoyo de AECID y la Comunidad Andina, ha dado resultados valiosos que enaltecen la participación creativa de cineastas, videastas, colectivos sociales y productoras independientes, que expresan sinceramente toda la diversidad cultural de los pueblos indígenas y afrodescendientes, siendo la producción audiovisual un instrumento importante de comunicación donde se fomenta una expresión sincera, la búsqueda de soluciones directas a los problemas que agobian a sus poblaciones, así como el verdadero reconocimiento a la diversidad cultural y la defensa de sus derechos sociales y ciudadanos.

La muestra que ha reunido el Premio Anaconda 2011, ha tenido la participación directa de los representantes de las diversas poblaciones indígenas y de las comunidades afrodescendientes en su exhibición itinerante por diversos países latinoamericanos, lo mismo que por el interior de las más diversas regiones de nuestro país. Han ido decantando, calificando y definiendo, a los ganadores de este Premio Anaconda 2011, en las mismas poblaciones donde se han exhibido previamente las diversas películas y videos.

La muestra ha sido muy diversa y múltiple: ficciones, documentales y pura creación experimental, en los formatos: cortos y largometrajes. La temática, también diversa, donde sobresale una actitud lírica y trágica ante la vida misma de nuestras poblaciones indígenas y afrodescendientes, algunas con un expresionismo lleno de belleza plástica, otros con rasgos realistas de violencia social, y sobretodo: sobriedad expresiva, que hacen y le dan a este cine indígena y afrodescendiente un tono de cierta madurez y de vanguardismo en otros casos.

Desde los tiempos iníciales de este cine indigenista y afrodescendiente, se adoptó una “visión antropológica” de ruptura como es el caso de los orígenes del cinema novo brasileño; en otras películas predominó la línea de las tradiciones, el folklore y la religiosidad: que se dio en el cine boliviano de Jorge Ruiz (“Vuelve Sebastiana” es la primera película de corte indigenista protagonizada por los campesinos chipayas), y los aportes inolvidables del maestro Jorge Sajinés al explorar la mirada telúrica y la taciturnidad del campesino aymara en “Ukamau” y “Yawar Mallku”; la experiencia mexicana de Luis Alcoriza en “Cada vez más lejos”: indagando sobre las costumbres de los tarahumaras, grupo indígena de Chihuahua; y en nuestro caso, en nuestro país: la incidencia cinematográfica de Manuel Chambi en “Kukulí” y la escuela cusqueña. El cine indigenista se ha fortalecido mucho con el aporte del trabajo colectivo actual. Y, sorprende también, el aporte de la cultura afrodescendiente en el cine que ha dado últimamente un salto cualitativo.

Veamos, una contribución decisiva son los largometrajes de denuncia social, tal el caso de “El oro o la vida” (Guatemala) que argumenta acerca de la invasión que sufren varios pueblos centroamericanos por la empresa minera trasnacional Goldcorp. En esta misma línea, de denuncia social, este documental “Intervención, agresión y secuestro” (Bolivia) que participa desde una visión “realista” en la marcha por el territorio y la dignidad de los pueblos indígenas de tierras bajas y altas del Beni representados por la Confederación de Pueblos indígenas del Oriente Boliviano. En este mismo esquema “neo-realista”, pero que es un asunto de ficción está el filme “Sirionó” (Bolivia) que describe las contradicciones de las vicisitudes de un profesor “ideologizado” que no entiende los rigores del proceso educativo intercultural por tener una actitud etnocéntrica. La aportación de “Travesía del Chumpi” (Perú) es decisiva para imponer un lenguaje dramático decisivo, el filme narra las peripecias de los pobladores de Chicherta (una comunidad achuar) para proteger su santuario secreto y sagrado de la presencia de las empresas petroleras depredadoras y contaminadoras del medio ambiente.

Otra mirada absolutamente diversa es el aporte de los pueblos afrodescendientes. Investigando sobre “interioridades” humanas: “Soy afro” (Bolivia) de Mauricio Ovano de la Quintana, busca definir una identidad inmediata. El documental “Sueños en la frontera” (de Edinés Silva de Araujo-Brasil) nos muestra la odisea de migrantes haitianos en los límites de Iñapari, en la frontera tripartita entre Brasil, Bolivia y Perú: ciudadanos afrodescendientes que esperan cruzar fronteras en busca de un mundo mejor, huyen de la penuria del último terremoto en Haití. De un lenguaje sincero que oscila entre la realidad y la ficción está “Los caminos del grupo Elegguá” (Venezuela), grupo de mujeres de Tapipa que llega a ser el famoso grupo de música afrovenezolana.

En los documentales de cortometraje destacan: “Huarpes en su propia voz” (Argentina): el viaje de una niña de Mendoza explorando las bondades de la naturaleza y la sabiduría popular; en “Mu drua, mi tierra” (Colombia): narra las vivencias y costumbres de Mileidy, indígena embera katio; en “El canto de jaibana” (Colombia), el rescate de la medicina tradicional desde la mentalidad propia de los “jais” o espíritus.

Debo destacar también, el esfuerzo en algunos de estos documentales y filmes por mostrar una gramática propia, tal el caso de cortos como en “Don Severo del Puente” (Bolivia),buscando voz propia; en “Txêjkho Kham Mby – Mujeres guerreras” (Brasil) que narra un mito kisêdjê de una pasión incestuosa entre dos hermanos y una bella muchacha que desencadena una actividad beligerante y guerrera; y por ultimo, en “Desterro Guarani” (Brasil), para mi gusto el más avanzado de todos los trabajos presentados, una reflexión histórica de los Mbyá-Guaraní que van siendo despojados de su tierra, donde cine el indígena hace “entrismo” al cine occidental hollywoodense recopilando escenas del famoso filme “La misión”, donde actuó Robert de Niro.

Hay mucho que ver, y hablar, de esta muestra de la sexta edición del “Premio Anaconda-La imagen de todos los pueblos”: documentales y filmes llenos de increíbles imágenes donde sobresale la belleza del misterio de la tierra y los seres vivientes, que expresa la vida misma llevada de las poblaciones indígenas y las afrodescendientes a la gran pantalla de la comunicación.

(FOTO: CEFREC)

* Armando Arteaga: arquitecto, escritor y periodista. Miembro de la Generación del 70. Crítico de cine y comentarista en varios diarios de Perú y el extranjero. Director del Instituto de la Tecnología y la Cultura Andina (ITECA). Autor de los blogs Terra Ígnea y El Ojo Infinito

miércoles, 21 de marzo de 2012

Taytacha charanguero de Carlos Taytacha Echegaray, Fredy Roncalla




Taytacha charanguero de Carlos Taytacha Echegaray, Fredy Roncalla


Si a mediados de los años 70 la música de Chalhuanca salía al escenario nacional con el sorprendente sonido de Los Aymarinos y su despliegue de voces agudas, un rasgueo cadencioso y un bajo de pulsación ágil que los emparentaba con Sol Andino de Pachaconas, las provincias altas, y el Cusco mismo, el final de esa década fue del grupo Los proletarios, con el distintivo charango del Taytacha Carlos Echegaray cantando “soy de Chalhuanca, soy de Chuquinga negrita, Qayo Pinkahuacho” y tocando una de las primeras versiones del toril “Retamita” . Luego dijeron que habían partido hacia Suecia y de ellos no se escuchaban sino rumores. Hace un corto tiempo conocí a los profesores e investigadores chalhuanquinos Angel Maldonado Pimentel y Venancio Alcides Estacio Tamayo, que tuvieron la amabilidad de pasarme Apu Yaya, un poema musicalizado en quechua, de Carlos Echegaray. Junto a Fred Arredondo, Manuel Silva Pichinkucha y el recordado maestro Daniel Kirwayo, varios fragmentos musicales de Apu Yaya fueron autorizados generosamente por Carlos Echegaray como fondo musical del documental Arguedas en nosotros: Rimanakuy hacia el futuro dirigido por Wilton Martínez. Con ese motivo me llegó, recién salido del horno, Taytacha Charanguero: Apu Yaya, el ultimo álbum de Carlos Echegaray, que he estado escuchando cada vez que manejo hacia New York y Philadelphia pasando por la Cuesta del Ciervo y las punas de Yawriwiri.

En las doce entregas de Taytacha Charanguero hay tres unidades distintivas. En el primer bloque, de la primera canción, Barbarita (1) , hasta la Distancia (10), estamos frente a un huayno cadencioso, miski, con un gran saoco que, llevado por el charango de Carlos Echegaray vibrando como un seqollo, recorre temas que han sido populares en Apurimac y el Cusco y toma motivos ayacuchanos pero con arreglos de la tradición del este del Pachachaca, incorporando la percusión afroeruana además del bajo electrónico. Tanto la percusión afro peruana como el bajo ya han estado en el huayno. Pero aquí lo interesante es que ambos se alejan de la alusión fácil al jazz y al rock, causando efectos algo disonantes el primero y dialogando con el bajo acústico, de guitarra de palo, el segundo, de tal manera que el ritmo y la cadencia le dan mas cuerpo y densidad a las canciones. Pero lo mas interesante son las voces. Ya sea en quechua como en español las canciones son cantadas a dúo entre Carlos Echegaray haciendo una segunda voz que sin embargo lleva el peso de la canción y Paula Burestrand, una joven sueca que no habla ni quechua ni castellano pero ha podido lograr las fraseos y modulaciones como para cantar un huayno alegre. O muchos. Miskis sobre todo por la cadencia y el ritmo de la música, aunque también esto se enfatice con la lírica. Por ejemplo en Canchuhuillca aqacha, es una paqo chuqcha la que canta “ Yanqam gringapas yanqam paqupas sillkawchalla/ Chalahuanca sipaslla mana pantayqa sillakawchalla/ Chalhuanca sipaslla mana pantayqa sillkawcahyay”, mientras que en el parlamento Carlos recita “Tunascha hina kasqanki mana tupana, qepoyuq cochinillayoq… ukuchakiqa miskillaña”.

En la entrega 11, Apu Yaya o Señor de Ánimas, estamos frente a un poema musicalizado que empieza con un wakataki de Yanaca y continua, en el segundo movimiento, con un poema recitado inicialmente por Carlos Echegaray. Es una invocación al Apu Yaya ya para que de conduela de la condición human y vuelva los ojos a la tierra. Es recitado todo en quechua, con alusión a la Poesia Quechua de Mauelcha Prado, pero con la diferencia que el trasfondo es una misma pieza musical que en el tercer movimiento se va a convertir en una invocación al siwar qenti cantada por Carlos y Paula. Para en el cuarto movimiento pasar a una fuga en huayno por ambos. Una hermosa entrega que hace alusiones a la poseía religiosa colonial, pero la subvierte por una lectura mas humana y actual, que pide al dios cristiano atención a los problemas concretos de la actualidad. Por otro lado iniciar la invocación con un wakataki, y luego pasar a recurrir al siwar qenti y a la flor del chuyllur como vehículos de plena comunicación cósmica, nos dice que la devoción del Señor de Animas, patrono de Chahuanca, y con ello el catolicismo andino es mucho mas complejo que la visión monoteica.

Se ha hablado, por lo menos desde el trabajo de los hermanos Montoya, de que el huayno es poesía cantada. Y se puede añadir que la poesía quechua vas mas allá del texto escritural incluyendo incluso los tejidos y los nombres del paisaje. Pero en Apu Yaya, como en Poesia Quechua, hay una clara distinción entre la lírica poética de la canción y la kikin poesía de esta hermosa entrega, que ya habia sido antecedida por un largo parlamento sobre “waqcha kay” de Sol andino de Pachaconas, y por el mismo Carlos Echegaray en sus tiempos de los Proletarios. Esos problemas teóricos son asunto de los estudiosos.

En el tercer momento del álbum se ejecuta Garañocha, un wakataki con fuga de huayno como suele hacerse desde hace un par de decenios, desde el momento que el toril o el wakataki – que originariamante están relacionados a la música sagrada de los nativos americanos- empiezan a ser un subgénero independiente y dinámico dentro del huayno. Aquí vale la pena hacer referencia a el para texto del álbum, donde Carlos Echegaray cuenta que en 1978 propuso en asamblea comunal en Chahuanca que toro puqllay sea cambiado a yawar fiesta, y que en las corridas el waka taki remplace al paso doble.

En 1010 Carlos Echegaray regresó a Chahuanca luego de 32 watas , y en
esa ocasión rindió homenaje al Cristo Cholo de Chalhuanca, el Sr. De Animas, con un poema musicalizado, Apu Yaya, que las la parte central de este hermoso álbum.
Como sucede con Numa Armakanki, los Hijos de Tintay, Edgar Zarate o el maestro Sebastian Huamaní, la distancia no es sino una forma de estar en el centro, y de su ñaswin puqyo sale mucha música y poesía. Cerca a las auroras boreales escandinavas, Carlos Echegaray dirige Radio Amazonas, y prepara con Paula Burestrand un disco de boleros. Chaytapas sumaqta uyarisunchik.

lunes, 19 de marzo de 2012

Presentacion de los Hijos de Babel de Pablo Landeo

Todos a apoyar al qollana Pablo Landeo en la presenbtacion de su poemario Los Hijos de Babel



Aqui una muestra de la fina poesia de quien es tambien impulsor de la Riwista Atuqpa Chupan.

EL RÍO, EL PUENTE
Y LA ESTACIÓN DE DESAMPARADOS

A un viejo poeta del Perú
Allen Ginsberg

Tímidas aves de carroña revolotean bajo el puente.

Entre la niebla y la luz
Entre la rueda y el espasmo
Ellos fecundan a sus hembras.

¡Oh, los artesonados de la vieja estación de trenes!
¡Los amores de la City!

&

Bajo la sombra del reloj de la
Estación
mi rock and roll es el movimiento de un
ángel volando por una ciudad moderna.

jueves, 15 de marzo de 2012

Technologies of Knowledge: Imagining Life in the Americas




The Center for Latin American Studies invites you to join us to attend the Conference on Technologies of Knowledge: Imagining Life in the Americas will take place in March 23rd at Lecture Hall, 4th Floor, Alexander Library, made possible with the sponsorship of the GAIA center, Department of Anthropology, Committee to Advance Our Common Purposes Coordinator (CACP), Office of the Dean of Humanities, Office of Undergraduate Education, the Center for Latino Arts and Culture, and the Center for Latin American Studies. The conference is free and open to the public. Please rsvp to Margarita Huayhua at huayhua@rci.rutgers.edu to provide lunch



Technologies of Knowledge: Imagining Life in the Americas

Friday, March 23, 2012, 9:00 am - 4:30 pm
Lecture Hall, 4th Floor, Alexander Library

169 College Avenue, CAC

New Brunswick, NJ

Rutgers, The State University of New Jersey



Keynote speaker: Bruce Mannheim, Michigan University

The Non-Intimacy of “Intimate Knowledge” of Native Andean



9:00 - 9:15 am Welcome, Margarita Huayhua, and Laura Schneider, Rutgers University

8:30-9:00am Breakfast

9:15 - 9:30 am Introduction, Daniel Goldstein, Rutgers University





9:30 - 11:00 am Panel 1: Perspectives on Knowledge Production

Chair: Juan P. Lugo Vera, Department of Anthropology, Rutgers University

Discussant: Nelson Maldonado-Torres, Department of Latino and Hispanic Caribbean Studies, Rutgers Univerity



Marcelo Fernandez Osco, Taller de Historia Andina (THOA), Bolivia
Elements for the Characterization of Indigenous Knowledge

Camila Townsend, Department of History, Rutgers University
Indigenous Historiographic Tradition and the Myth of Disorganization

Pamela Calla, Center for Latin American and Caribbean Studies, New York University
Sharing Power: Women, Indigenous-Peasant Organizations and Action-Research Processes in Bolivia

11:00 - 11:15 am: Coffee break



11:15 am - 12:30 pm Panel 2: Landscape, Humans and Water

Chair: Enmanuel Martinez, Program of Comparative Literature, Rutgers University

Discussant: Ben Sifuentes-Jáuregui, Department of American Studies, Rutgers University



Laura Schneider, Department of Geography, Rutgers University

Understanding Human-Environment Relations through Interdisciplinary
Perspectives in Landscapes of the Yucatan Peninsula



Gustavo Valdivia, The Earth Institute, Columbia University

The Importance of the Territorial Practices of the Pastoral Quechua Communities in the Peruvian Southern Andes for Climate Change Adaptation

Marcela Olivera, Visiting Scholar from Bolivia, Latin American Coordinator, Water for all Campaign/Food and Water Watch, Rutgers University

From Resistance to Construction of Alternatives in the Americas: What Water Can Teach Us



12:30-1:45 pm Lunch



1:45 - 3:00 pm Panel 3: Criss-crossing Borders: Translations, Old and New Meanings

Chair: Claudia Arteaga, Department of Spanish and Portuguese, Rutgers University

Discussant: Nelson Maldonado-Torres, Department of Latino and Hispanic Caribbean Studies, Rutgers University



Ulla Berg, Department of Latino and Hispanic Caribbean Studies/Department of Anthropology, Rutgers University

Mediating Self and Community in Peruvian Transnational Space



Tom Stephens, Department of Spanish and Portuguese, Rutgers University

Yo gringo, tú chicano, él borderígena, Nosotros los Otros, as seen on the Internet: Spanish-origin Xenonyms in (North) America



Margarita Huayhua, Department of Anthropology and CLAS, Rutgers University

Language(s) and Understandings



3:00 - 3:50 pm Keynote speaker: Bruce Mannheim, University of Michigan

The Non-Intimacy of “Intimate Knowledge” of Native Andeans



3:50 - 4:20 pm Discussion

Homenaje a Vallejo en Londres y presentacion de "Vallejo en los infiernos" de Eduardo Gonzales Viana

Fina cortesia del Latin American Writers Institute

Homenaje a Vallejo en Londres:

En una de las universidades más famosas del mundo



Uno de los actos culturales más trascendentes de homenaje a Vallejo se lleva a cabo en Londres entre el 16 y el 17 de marzo, y es una conferencia internacional que organiza la University College para valoración del gran poeta peruano.



Los 120 años del nacimiento del autor de “Trilce” son la ocasión por la que se ha convocado a estudiosos y escritores de varios continentes en esta casa de estudios que está acreditada como una de las siete universidades más importantes del mundo.



“Volver a mirar a César Vallejo en el siglo XXI” es el nombre del evento que será inaugurado por el Profesor Stephen Hart, presidente y director del Centro de Estudios Vallejianos.



Además de Hart, ampliamente conocido en el mundo inglés de los latinoamericanistas, han confirmado su presencia entre otros, William Rowe, del Birbeck College, Adam Sharman de Nottingham University y el biógrafo oficial de Pablo Neruda Adam Feinstein. De Sharman se espera que ofrezca informacion inédita de la amistad que unió en Europa a los más grandes poetas de la lengua castellana en el siglo XX.

Otros de los participantes son Michelle Clayton de la Universidad de Los Ángeles,

Dominic Moran de Oxford University, Paloma Yannakakis de Cornell University) así como Carlos Fernández y Valentino Gianuzzi de la universidad anfitriona. De París viaja el poeta Carlos Henderson y de Nueva York, Miguel Angel Zapata, catedrático la universidad Hoffstra.

Stephen Hart ha llamado a los participantes así como a connotados traductores a constituir un equipo para verte al inglés “Vallejo en los infiernos”, la novela de Eduardo González Viaña, que considera extraordinaria. El escritor peruano participa también en el evento y presidirá la plenaria del sábado 17 con la “biografía de una novela biográfica”

“Vallejo en los infiernos” es la primera novela biográfica que se escribe sobre el autor de Trilce. Este libro ha sido publicado en el Perú, en España y en USA. Y la traductora de Eduardo al italiano, Lucia Lorenzini (también traductora de Borges) ya ha anunciado que trabaja en la versión en ese idioma.



Según el peruanista italiano Antonio Melis de la Universidad de Siena, “cuando González Viaña relata la violencia ciega que se desata contra el pueblo, advertimos en sus páginas apasionadas algo que va más allá de la época de Vallejo. En el trasfondo, se percibe claramente la referencia a la guerra sucia que ha ensangrentado el Perú en años recientes.”



Nada menos que 21 ganadores del Premio Nóbel han salido de las aulas de la University College de Londres, y entre ellos se encuentra Rabindranath Tagore. Otro ilustre ex alumno fue el Mahatma Gandhi.

miércoles, 14 de marzo de 2012

VI Congreso Nacional de Investigaciones en Antropología del Perú, primera y segunda circular

Hawansuyo se complace en presentar la primera y segunda circular del congreso nacional de antropologia que se hara en Puno, region que en el momento esta a la vanguardia del pensamiento y la produccion cultural en el Peru. Lo cual nos lleva a pensar que ya es necesario concebir un modelo multicentrico de produccion cultural en el Peru, de tal modo que pierdan vigencia los tradicionales y esteriles centros hegemonicos nacionales. Y mas importante, superar gradualmente la verticalidad en los flujos culturales en favor de dinamicas mas horizontales. Tambien ya es necesario dejar de lado del lenguage de las ciencias sociales la referencia a los niveles y practicas religiosos hanan de los pueblos originarios como "religiosidad" ante la cual las culturas oficiales tendrian "religion". El termino "religiosidad" es una enganosa herencia de los tayta curas de la Pastoral Andina y el centro Bartolome las Casas, que si bien hicieron mucho para comprender los andes, no se substrajeron del tratamiento vertical de los llaqtamasis, riki.

VI Congreso Nacional de Investigaciones en Antropología del Perú
>>"Por la institucionalidad de la Antropología ante los desafíos de la
>>diversidad cultural e inclusión social" (Puno 2 - 5 de octubre de 2012)
>>
>>*PRIMERA CIRCULAR*
>>
>>Presentación
>>
>>La Escuela Profesional de Antropología de la Universidad Nacional del
>>Altiplano, es la responsable de organizar el VI Congreso Nacional de
>>Investigaciones en Antropología del Perú, que tendrá lugar del 2 al 5 de
>>octubre de 2012, en las
>>instalaciones de la ciudad universitaria.
>>
>>Este Congreso convoca a participar a antropólogos/as y otros/as
>>especialistas peruanos/as y peruanistas comprometidos/as con
>>investigaciones relacionadas al quehacer antropológico en el Perú, en
>>aras de promover el intercambio de reflexiones y
>>experiencias sobre las distintas temáticas que se proponen y que son
>>fundamentales para un mejor entendimiento de la realidad, que coadyuven
>>el desarrollo de la disciplina y de nuestros pueblos.
>>
>>Antecedentes
>>
>>El primer Congreso Nacional de Investigaciones en Antropología del Perú,
>>se realizó en 1985 en la ciudad de Lima, seguidos del congreso
>>organizado por la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga -
>>Ayacucho (1997), la Universidad Nacional de
>>San Agustín de Arequipa (2001), la Universidad Nacional Mayor de San
>>Marcos conjuntamente con la Pontificia Universidad Católica del Perú en
>>Lima (2005) y la Universidad Nacional San Antonio Abad de Cusco (2009).
>>
>>En esta oportunidad, serán las instalaciones de la Universidad Nacional
>>del Altiplano, en la ciudad de Puno, donde nos reuniremos para
>>presentar, analizar, dialogar y discutir sobre las diversas temáticas en
>>las que se viene incursionando desde la
>>Antropología en el Perú.
>>
>>Objetivo general.
>>Analizar y reflexionar sobre los grandes temas y retos de la
>>Antropología en el Perú, tanto en la producción y reproducción del
>>conocimiento, como en las diferentes experiencias en el campo de la
>>investigación antropológica y la intervención
>> social, promoviendo la apertura de un amplio debate acerca de la
>>utilidad práctica y teórica, así como de las posibilidades y
>>limitaciones que enfrenta la Antropología en el marco del siglo XXI.
>>
>>Objetivos específicos
>>Propiciar la reflexión, el debate y el intercambio de ideas acerca del
>>quehacer de la Antropología en el contexto de los cambios históricos
>>contemporáneos.
>>Impulsar la reflexión y el debate sobre el rol de la Antropología en el
>>contexto de emergencia de nuevos ejes de nucleamiento social que
>>experimenta el mundo y el país, así como propiciar un proceso de
>>socialización reflexivo y crítico sobre los
>> nuevos enfoques conceptuales puestos en el escenario de la
>>antropología contemporánea.
>>Impulsar un movimiento intelectual critico y propositivo sobre los
>>grandes temas de la agenda social nacional: políticas públicas e
>>inclusión social, ciudadanía y gestión local, ciudadanías y democracias
>>interculturales, gestión de los conflictos
>> sociales, movimientos y desarrollo indígena, gestión de territorio y
>>recursos naturales, medioambiente y contaminación, Estado-nación y
>>descentralización, entre otros.
>>Constituirse en un espacio de comunicación y debate académico e
>>intelectual, fraterno y crítico, que fomente el intercambio de
>>conocimientos, investigaciones y experiencias.
>>
>>Propuestas de simposios
>>Enseñanza de la Antropología en el Perú.
>>Antropología cultural y poder simbólico.
>>Antropología y salud.
>>Género en investigaciones antropológicas.
>>Migración, urbanismo y antropología urbana.
>>Movimientos e imaginarios indígenas.
>>Religiosidad, ritualidad y mitología.
>>Identidades e interculturalidad.
>>Cultura andina y desarrollo humano: enfoques y modelos societales.
>>Sociedad rural: persistencias, continuidades y transformaciones.
>>Tecnología andina, racionalidad andina.
>>Prácticas Alimentarias y Antropología culinaria.
>>Nacionalidades originarias y minorías étnicas: cultura, lengua,
>>territorio y comunidad.
>>Antropología Física - Forense y Derechos Humanos.
>>Conflictos Sociales y Ciudadanía.
>>Antropología Económica y Desarrollo Humano Sostenible.
>>Antropología ecológica y medio ambiental.
>>Antropología visual.
>>Antropología Amazónica.
>>Arqueología, Historia y Patrimonio Cultural.
>>
>>Forma de participación
>>Coordinador de Simposio.. . S. e. . i. n. v. i. t. a. . a. . l. o.
>>s. /. a. s. . i. n. t. e. r. e. s. a. d. o. s. /. a. s. ,. . a. . a.
>>s. u. m. i. r. . l. a. . r. e. s. p. o. n. s. a. b. i. l. i. d. a. d.
>>. d. e.
>> . c. o. o. r. d. i. n. a. d. o. r. /. a. . d. e. . a. l. g. u. n. o.
>> . d. e. . l. o. s. . s. i. m. p. o. s. i. o. s. . p. r. o. p. u. e.
>>s. t. o. s. . p. o. r. . e. l. . c. o. m. i. t. é. . o. r. g. a. n.
>>i. z. a. d. o. r. . d. e. l.
>> . C. o. n. g. r. e. s. o. ,. . . a. s. í. . c. o. m. o. . a. . p.
>>r. o. p. o. n. e. r. . l. a. . o. r. g. a. n. i. z. a. c. i. ó. n. .
>>d. e. . o. t. r. o. s. . s. i. m. p. o. s. i. o. s. ,. . a. s. u. m.
>>i. e. n. d. o. . l. a.
>> . r. e. s. p. o. n. s. a. b. i. l. i. d. a. d. . d. e. . s. e. r. .
>>s. u. . c. o. o. r. d. i. n. a. d. o. r. .. . E. l. /. a. . c. o. o.
>>r. d. i. n. a. d. o. r. /. a. . s. e. . e. n. c. a. r. g. a. r. á. .
>>d. e. . r. e. v. i. s. a. r.
>> . l. a. s. . p. r. o. p. u. e. s. t. a. s. . d. e. . l. a. s. . p.
>>o. n. e. n. c. i. a. s. . p. a. r. a. . s. u. . a. p. r. o. b. a. c.
>>i. ó. n. . e. . i. n. c. o. r. p. o. r. a. c. i. ó. n. . e. n. . e.
>>l. . l. i. b. r. o.
>> . m. e. m. o. r. i. a. . d. e. l. . C. o. n. g. r. e. s. o. ..
>>Organizador de Mesas Redondas. Deberán contar con un coordinador y hasta
>>tres expositores pertenecientes a instituciones diferentes. En todos los
>>casos deberán ser investigadores formados con meritos académicos
>>reconocidos. Para la presentación de
>> propuesta se deberá dar a conocer: Título de la Mesa Red. o. n. d. a.
>>,. . l. i. n. e. a. m. i. e. n. t. o. s. . d. e. . l. a. . p. r. o.
>>p. u. e. s. t. a. ,. . n. o. m. b. r. e. . y. . p. e. r. t. e. n. e.
>>n. c. i. a.
>> . i. n. s. t. i. t. u. c. i. o. n. a. l. . d. e. l. . C. o. o. r. d.
>>i. n. a. d. o. r. ..
>>Ponente. S. e. . a. c. e. p. t. a. r. á. n. . p. o. n. e. n. c. i. a.
>>s. . d. e. . i. n. v. e. s. t. i. g. a. d. o. r. e. s. /. a. s. . a.
>>n. t. r. o. p. ó. l. o. g. o. s. /. a. s. . o. . d. e. . r. a. m. a.
>>s. . a. . f. i. n. e. s. ,.
>> . t. a. n. t. o. . n. a. c. i. o. n. a. l. e. s. . c. o. m. o. . i.
>>n. t. e. r. n. a. c. i. o. n. a. l. e. s. . q. u. e. . d. e. s. e. e.
>>n. . d. a. r. . a. . c. o. n. o. c. e. r. . l. o. s. . r. e. s. u.
>>l. t. a. d. o. s. . d. e.
>> . i. n. v. e. s. t. i. g. a. c. i. o. n. e. s. . r. e. a. l. i. z. a.
>>d. a. s. . e. n. . e. l. . P. e. r. ú. . e. n. . l. o. s. . ú. l.
>>t. i. m. o. s. . a. ñ. o. s. .. . E. x. c. e. p. c. i. o. n. a. l. m.
>>e. n. t. e. . s. e.
>> . a. c. e. p. t. a. r. á. n. . p. o. n. e. n. c. i. a. s. . q. u. e.
>> . d. e. n. . a. . c. o. n. o. c. e. r. . r. e. s. u. l. t. a. d. o.
>>s. . d. e. . i. n. v. e. s. t. i. g. a. c. i. ó. n. . r. e. a. l. i.
>>z. a. d. o. s. . e. n.
>> . o. t. r. o. s. . c. o. n. t. e. x. t. o. s. . g. e. o. g. r. á. f.
>>i. c. o. s. .. . L. o. s. . r. e. s. ú. m. e. n. e. s. . s. e. . p.
>>r. e. s. e. n. t. a. r. á. n. . c. o. n. . u. n. . m. á. x. i. m. o.
>>. d. e. . 3. 0. 0.
>> . p. a. l. a. b. r. a. s. . . y. . s. e. . d. e. b. e. r. á. . e.
>>s. p. e. c. i. f. i. c. a. r. :. . t. í. t. u. l. o. . d. e. . l. a.
>>. p. o. n. e. n. c. i. a. ,. . n. o. m. b. r. e. . d. e. l. /. a. .
>>a. u. t. o. r. (. e. s. ). ,.
>> . a. f. i. l. i. a. c. i. ó. n. . i. n. s. t. i. t. u. c. i. o. n. a.
>>l. ,. . d. i. r. e. c. c. i. ó. n. . d. e. . c. o. r. r. e. o. . e.
>>l. e. c. t. r. ó. n. i. c. o. ,. . a. s. í. . c. o. m. o. . e. l. .
>>s. i. m. p. o. s. i. o.
>> . p. a. r. a. . e. l. . q. u. e. . s. e. . p. r. e. s. e. n. t. a.
>>r. á. .. . E. l. /. a. . p. o. n. e. n. t. e. . r. e. s. p. e. t. a.
>>r. á. . e. l. . d. í. a. . y. . l. a. . h. o. r. a. . q. u. e. .
>>s. e. . l. e.
>> . a. s. i. g. n. e. . p. a. r. a. . p. r. e. s. e. n. t. a. r. . s.
>>u. . t. r. a. b. a. j. o. ..
>>Presentación de publicaciones y proyección de videos audiovisuales.
>>Los/as interesados/as en presentar publicaciones y proyecciones de
>>videos audiovisuales, deberán presentar un resumen de los contenidos de
>>los mismos. El comité organizador se
>> encargará . d. e. . a. b. r. i. r. . u. n. . e. s. p. a. c. i. o.
>>. a. d. e. c. u. a. d. o. . p. a. r. a. . s. u. . p. r. e. s. e. n.
>>t. a. c. i. ó. n. .. .
>>Asistentes. Quienes se inscriban como asistentes, tendrán derecho a
>>certificación, acceso a todas las conferencias, a los materiales y a
>>los eventos programados por los organizadores.
>>
>>Fechas importantes
>>Presentación de propuestas de Simposios: hasta el 31 de enero de 2012.
>>Presentación de resúmenes de ponencias, presentación de publicaciones
>>y/o videos (máximo 300 palabras): del 1 de febrero al 30 de abril de
>>2012.
>>Publicación de la lista de ponencias, presentación de publicaciones y
>>videos aceptados: 15 de mayo de 2012.
>>Presentación de propuesta de Mesas Redondas: hasta el 15 de mayo de 2012.
>>Plazo para el envío de la versión completa de las ponencias aceptadas
>>para su publicación digital (máximo 20 páginas): del 16 de mayo al 15 de
>>agosto de 2012.
>>Publicación de programa preliminar del congreso: 15 de setiembre de 2012
>>Plazo para inscripción como coordinador de simposio, ponente presentador
>>de publicaciones y videos aceptados, con cuota reducida: hasta el 20 de
>>agosto de 2012
>>Inauguración del congreso: 2 de octubre 2012
>>
>>Comisión organizadora
>>
>>Enrique Rivera Vela - (eriveravela@yahoo.es), Presidente
>>Willver Coasaca Nuñez - (wilcoan@hotmail.com), Coordinador académico
>>Roberto Ramos Castillo - (ramosc25@hotmail.com), Tesorero
>>Arrufo Alcántara Hernández - (alchez1441@yahoo.es), Coordinador de
>>promoción y publicación
>>Edmundo de la Vega Machicao - (edelavega09@gmail.com), Coordinador de
>>logística
>>
>>Para mayor información
>>
>>Escuela Profesional de Antropología - Universidad Nacional del Altiplano
>>(Puno) & Mail del Congreso: cnia2012puno@gmail.com
>>
>>*SEGUNDA CIRCULAR*
>>
>>Estimados amigos/as y colegas:
>>
>>La Comisión Organizadora del VI Congreso Nacional de Investigaciones en
>>Antropología del Perú, tiene el agrado de invitarlos/as a enviar
>>resúmenes de propuesta de ponencia, presentación de publicaciones
>>y/o videos y propuestas de mesas
>>redondas. Los resúmenes deberán enviarse en archivo al correo
>>electrónico del congreso: cnia2012puno@gmail.com y con copia al
>>coordinador académico: wilcoan@hotmail.com
>>
>>Los criterios para el envío de las propuestas son:
>>
>>1. Propuesta de ponencia, presentación de publicaciones y/o videos
>>Los resúmenes se recibirán del 1º de febrero al 30 de abril de 2012,
>>bajo las siguientes características:
>>Extensión máxima: No podrán exceder las 300 palabras, en Word, formato
>>A4, Times New Roman, tamaño 12, interlineado 1,5, sin tablas,
>>bibliografía ni figuras.
>>Título: en mayúscula, negrita y centrada.
>>Apellido/s y nombre/s de los autores (en minúscula, negrita y al lado
>>izquierdo).
>>Institución a la que pertenece/n (debajo de los autores, en minúscula).
>>
>>La aceptación de las propuestas, se realizarán antes del 15 de mayo de
>>2012.
>>
>>2. Propuesta de Mesas Redondas
>>Estas propuestas se recibirán del 1º de febrero al 15 de mayo de 2012,
>>bajo las siguientes características:
>>Extensión máxima: no podrán exceder las 600 palabras, en Word, formato
>>A4, Times New Roman, tamaño 12, interlineado 1,5, sin tablas,
>>bibliografía ni figuras.
>>Título de la mesa redonda.
>>Apellido/s y nombre/s del coordinador y de los expositores,
>>identificando la institución de pertenencia de cada uno de los
>>integrantes.
>>Descripción y fundamentación del tema de la mesa redonda.
>>
>>3. Criterios para el envío de versiones completas de ponencias aceptadas
>>Solo se recepcionarán las versiones completas de ponencias aceptadas,
>>las mismas que deberán guardar los siguientes criterios editoriales:
>>Las ponencias deben presentarse en formato electrónico, en cualquier
>>versión de Word.
>>Extensión: no deberá ser menor de 10 ni mayor de 20 páginas, incluido
>>referencias bibliográficas.
>>Deberán ser escritas en castellano, en tamaño A4, con interlineado de
>>1,5, márgenes de 2,5 por lado, fuente Times New Roman, tamaño 12.
>>Resumen: no mayor a 250 palabras y escrito en un solo párrafo.
>>Palabras claves: hasta cinco palabras claves.
>>Otros detalles, según el Manual de Estilo APA.
>>
>>Plazo de recepción de la versión completa de ponencias para ser
>>incluidas en el CD del Congreso, del 16 de mayo al 15 de agosto de 2012.
>

jueves, 8 de marzo de 2012

PALABRAS PARA MARIO NANDAYAPA, Rosina Valcárcel, Elid Rafael Brindis

Cuando qayna punchawlla Rosina Valcarcel nos diera un eslarecedor semblante de Patricia del Valle a partir de Yokasta Yo, ahora junto a Elid Rafaael Brindis, nos entrega una brillante presentacion de la poesia de Mario Nandayapa, y a traves de ella una amplia mirada al universo antihegemonico de la poesia mejicana y latinoamericana (si aun es posible hablar de ese equivoco termino) que empezo con la revolucion mexicana y continua en la actualidad con una ebullicion mayor que parte del reconociemitno del lado ancestral de nuestras culturas. Vale tambien el deslinde con Octavio Paz, y de taquito con otro premio nobel, que no es el magitral Gabo que acaba de cumplir 85 watas. Valen tambien, y mucho mas los horizontes de indagacion y creacion establecidos a partir de este riquisimo articulo. No hay mejor manera de enviarle llapallan paniykukunaman un fuerte abrazo por el llapan mundu warmi punchawnin

PALABRAS PARA MARIO NANDAYAPA
(Rosina Valcárcel y Elid Rafael Brindis)
MÉXICO es uno de los países latinoamericanos donde la memoria ancestral y el ethos están presentes en su poesía; ello parte de un camino que inicia Sor Juana Inés de la Cruz, y que después de siglos de letargo, y de uno que otro chispazo, con la Revolución Mexicana (1910), que empezó siete años antes que la Rusa (1917) y fue el primer grito de consciencia del siglo que ya feneció, comienza una nueva etapa en el camino de las artes mexicanas. La epopeya de la Revolución será llevada a los murales, al cine y a la literatura.
En este decurso la poesía irá construyendo su diversidad expresiva, proceso en el que la poética de Octavio Paz va a tener una gran influencia dentro y fuera de México. Sin embargo, la sensibilidad poética y la visión del mundo de este reconocido escritor son diametralmente opuestas a la que se encuentra presente en la obra poética de Mario Nandayapa, esencialmente en: El árbol está de fiesta. Libro en el que la memoria y la voz o, diríamos, las voces de los hombres y mujeres del pueblo originario de Chiapas, escapan del guetto de la invisibilización en el que la cultura y las estructuras políticas coloniales los han colocado, para elevar sus formas de pensar y sentir el mundo y el amor.
De ahí que su nombre evoque al árbol en la medida que éste representa todo el mundo de la colectividad, del Nosotros/Ellos, esto es clave en momentos en que la agresión cultural del neoliberalismo exacerba el culto a la enajenación individualista y ha lanzado una gran ofensiva destruyendo pueblos y territorios para que sean ocupados por empresas mineras, gasíferas y petroleras.
Ningún viento se llevará estas palabras/
basta un respiro de mis cuatrocientos hermanos
y estas palabras serán semillas
que podrá esparcir fecundo el viento
en sus cuatro costados.
La singularidad de este libro radica en el reflejo de un espacio y una estructura de vida y resistencia comunitaria, como lo es Caluca, en la que la elaboración del discurso identitario está marcado por la reelaboración simbólica de los mitos que permiten mantener no sólo la esperanza, sino también la reproducción en el tiempo de la memoria y el discurso histórico.
En esa convivencia de mis personalidades
está el equilibrista:
él que supera el hambre de los siete jaguares/
con mi muerte/
él que domina el miedo al silencio con ocotes iluminados
frote que enciende la pradera de la memoria con luciérnagas/
Los que hemos vivido en el trópico americano, caminado y participado de las vivencias de los pueblos —hombres y mujeres— sobrevivientes al holocausto colonial, sí comprendemos lo que expresa Mario Nandayapa. Mientras leíamos su poemario, lo imaginábamos al interior de una maloca, explicando el mundo sagrado de los héroes y heroínas culturales. Oí como hablaba de la madre del monte y del silbido del rayo en los tambores del alma. Es por ello que este moderno visionario cincela la lengua de los dominadores para que su idioma rescate toda la riqueza expresiva que su imaginario ha ido preservando y elaborando. Esto no es algo nuevo. En Perú empezó con Waman Poma de Ayala y el Inca Garcilaso de la Vega y prosiguió en el S.XX con José María Arguedas, entre otros autores.
Es en ese proceso que desreifica la relación hombre y naturaleza y la convierte en un encuentro entre seres dialógicos, llevándola a su estado normal. Relación que fue reificada por la cultura dominante. Desde el mito de la creación presente en la Biblia hasta la percepción antropológica levi straussiana. Procesos donde el diálogo entre el hombre y la naturaleza se torna en una relación de sujeción. El hombre como dueño: de su casa, de su mujer, de sus hijos, de sus esclavos y de natura.
Uno contempla los escondites del animal / En el cielo
En los ojos del jabalí que se perdió de la manada
En el tercer giro que da el gato que guarda la noche
En el color rabioso del amarillo que lleva a la locura
En la parte herida del río que eriza esa piel del agua
En lo profundo del verde que esconde un grito de dolor
En tu voz que repite el caracol que mantengo en manos
En el desprendimiento de una fruta que madura en la caída
En la sombra del árbol que humedece de hongos estas palabras/
ante el relámpago de la certeza cierro los ojos en esa cascada del orden
asumo mi condición de árbol que no espera nada después de la lluvia agosto.
Sacar mi cuerpo del espejo del agua para que sea nube
es la primera decisión para perseguir al animal que me acecha/
que irrumpe sin avisar como el salto de un sol en una hoja
entonces le permito que hable por mí / soy su aliado
esa ave pesada de luz donde se oculta un arco iris triunfo del día/
Pablo Neruda expresó en Confieso que he vivido que los colonialistas se llevaron el oro y la plata, pero nos dejaron las palabras.
Cuando auscultamos el decurso de la palabra en este poemario, entendemos que los más de quinientos años de resistencia, representan también la lucha por recuperar/apropiarse de la palabra del otro y ponerla al servicio de las revelaciones más hondas de los pueblos y nacionalidades oprimidas.
Sucede que escribo en la tierra
como esperando que alguien abra la puerta de un solo golpe/
en esta lluvia de plenitud donde la tarde se posa/
Desde la vigilia mientras alguien concilia el sueño
transito ríos llenos de muertos como pudiendo sembrar/
bosques subterráneos en donde corazones son moras/
guiado por la luminosidad de una ceiba elegida.
La recuperación de la palabra es también un hecho importante en el proceso de construcción/reconstrucción de la memoria, las leyendas y los mitos de la esperanza que la moldean entre manos alfareras, se convierten en una nueva manera de fortalecimiento de las estructuras psicoculturales de la comunidad. La acción de los curas doctrineros, misiones evangélicas y el Estado, estuvieron centradas en la extirpación de idolatrías, o sea, en la castración cultural expresada en las diferentes formas que se construyeron los discursos etnocidas orientados a diseñar sentimientos de vergüenza étnica como parte medular de las visiones y relaciones racistas. En este proceso de apropiación/recuperación del uso poético de la lengua ancestral desempeña un papel importante el fortalecimiento de aquellas estructuras del alma y el saber que permiten que hombres y mujeres de las comunidades se armen con su imaginario para vigorizar su identidad y así desarrollen su autoestima, por la manera en que van viéndose a sí mismos y codificando sus nuevas formas de percepción.
Vencerá, entonces, la luz de la palabra,
de la palabra que estuvo esperando esta puesta de sol
para atestiguar a favor del otoño.
Se levantará como un fuego
la declaración de las horas
que justifican la persistencia.
Nada está perdido aún en el tiempo
cada quien, a su manera, es paciente hormiga
con las hojas de su árbol.
El canto del día son los seres alumbrados
Esta es una diferencia fundamental entre la poesía de Octavio Paz y la de Mario Nandayapa. Durante algunas décadas el premio Nobel (1990) tuvo una gran influencia en la literatura mexicana y latinoamericana, su poética y visión cultural con respecto al orbe sagrado de los Mayas y los pueblos originarios fue la de un anticuario o museógrafo occidental. Las mostró como sociedades cerradas y sin futuro, continuando en el discurso que legitima la visión de los vencedores negándoles capacidad de autonomía a partir de la recuperación de su historia y ethos identitario. Paz fue tributario de la teoría de Popper, que niega humanidad a las sociedades avasalladas.
El libro de nuestro poeta Nandayapa, difiere de la obra de Jaime Sabines, en la medida que su visión no es externa a los espacios sagrados de los Mayas, pues él es un narrador/poeta/danzante y cantor de lo/la colectividad ancestral. Deja de lado el yo poético para asumir el nosotros, en similar corriente que la de José María Arguedas, como se asume en las fiestas comunales, en los ritos de iniciación y pasaje, en las ingestas de hongos y plantas sacras o en las conversaciones que tienen los ancianos con los niños.
…Porque esta poesía que renuncia a los correlatos objetivos, que le darían un espacio del habla, un lugar donde situar su reclamo, busca porfiadamente el diálogo con el tú que, desde lejos, la enciende. Es un diálogo aproximativo, hecho de fulguraciones y mutuos silencios, en una forma de comunicación no prevista, que espera hagamos un alto en el camino.
Como un conocedor de los secretos de la cultura y literatura occidental, nuestro autor asume con apasionamiento no sólo su historia sino la necesidad de reforzar los lazos que unen a los espacios territoriales que a la vez son espacios sagrados para dar una forma al habla de su pueblo y también para mostrarnos su modo de concebir el mundo y su caminar dentro de él:
El canto del día son los seres alumbrados
bajo la paciencia de un árbol,
el canto de la lluvia es la entrega de la tierra,
el canto del invierno es la pasión de una nube.
Todo canta por sus cuatro costados, todo piensa su parte de lluvia.
Al releer el Árbol de la alegría, llegó a nuestra memoria el recuerdo de aquella noticia que vino desde Chiapas en 1994 y que se convirtió en ícono, cuando se firmó el Acuerdo de Libre Comercio entre México y Usamérica y le aguó la fiesta a quienes hablaban del fin de la historia y de una gran economía de libre mercado desde Alaska hasta la Argentina y como el poeta lo dice… señales en caminos donde nadie espera.
Este notable libro está cargado de señales, pues el mismo árbol es esa fulguración de una vida mejor a través de la recuperación de los años asesinados, porque es el regreso de la (…) ternura que derrota a la muerte.
Caluca es la recuperación de la visión de la unidad del hombre, la naturaleza y los héroes culturales, como el haz de luz que refuerza las convicciones de mujeres y hombres como se expresa en esta canción ritual:
hermanito mayor/ hermano tigre
con tu permiso voy a cantar/
ante las garras de tus manos
ante las garras de tus pies
a las manchas negras de tus orejas
a las manchas negras de tu cabeza
a las manchas negras de tu ropa/ yo le canto/
Te veo venir entre siglos
entras y sales cantando entre versos
como sembrando algo al caminar
al viento en sus cuatro costados.
Caluca o el árbol, o el río, o el recuerdo de los sacrificios ancestrales de esos hombres y mujeres. En la composición, en el todo arquetípico se conciben herencias de tiempos idos pero que, a la vez, están presentes o retornan con las letras del poeta: el jaguar místico que ruge en la selva; las ceibas en las plazas de los pueblos a cuya sombra discurren las más extrañas leyendas; el río, de caudal antes turbulento y caprichoso, dueño de vida y de muerte, ahora domesticado en nombre de la tecnología.
veo tu luz y tu sombra
sobre el agua/
tiembla
ese mar donde naces/
no somos nada/ no eres nada
tan sólo una ceiba que camina hasta los límites de esta aldea/
En El árbol está de fiesta se celebra una breve remembranza a los pasajes del Popol Vuh —libro sagrado de los mayas—, por cuanto nuestro vate da paso a la incesante manifestación ritualística, sincrética; pero sobre todo humana y mística, propia de la tierra, también sagrada, que alimenta no sólo cuerpos, sino espíritus ávidos de ser, de estar, de pertenecer a este continente/mundo acucioso y a la vez acusador de grandes cambios en todos los ámbitos.
Por ello, desde estos caminos y bajo cielos por donde andan nuestros dioses tutelares andinos, saludamos a Mario Nandayapa, y a su singular y trascendente poemario, con el grito jubilar de la resistencia andino-amazónica: Kachqaniraqmi, a pesar de todo aún somos, existimos todavía con posibilidades de reintegración y crecimiento (Arguedas, “A nuestro padre creador Tupac Amaru”, 1962).
Tierra de pintores y poetas son México y Perú.Donde ascendieron vigorosos árboles subsistieron furtivas raíces hondas. El libro de Mario es un vivo ejemplo.
Rosina Valcárcel Carnero
Elid Rafael Brindis
Lima, Perú. Noviembre 2011

miércoles, 7 de marzo de 2012

YOKASTA YO, PATRICIA DEL VALLE, ROSINA VALCARCEL

YOKASTA YO (Arteidea, Lima, 2005) de PATRICIA DEL VALLE
Escribe: Rosina Valcárcel

VIAJES Y CAMINATAS

1987 El año que conocí a Patricia del Valle. Fue en Cuba, al término de un Encuentro de la Federación de Mujeres. De inmediato nos unió la alegría de estar juntas en la Isla amada. A ella la acompañaba un amigo chileno. Caminamos por La Habana vieja, celebrando los avances de la Revolución de Fidel y su pueblo heroico, festejamos la música, el arte, los libros, la gente, la niñez. Ese aire indescriptible era el puente hacia una patria nueva, libre, solidaria. Patricia manifestaba interés por todo tipo de conocimientos y saber populares. Más adelante hubo otros encuentros en Lima.
1989 Un sábado al mediodía muy campante se apareció con Goyo, alegres nos deslizamos por la casa de Santa Bernardita. El cuentista preparó un ceviche “de padre y señor mío”, platicamos de historias, personajes, amigos y acrobacias. Acabé armando una entrevista-collage que luego lanzaría bajo el título de “Gregorio Martinez... gloria de piturrín y los embrujos de Nazca” ( La Opinión : nº 159, 28, abril).

Ya de vecinas, con Jacinto Humberto (su leal compañero), Julio Nelson, Juan Cristóbal, Víctor Hugo Chacón, Carlos Ostolaza, Jorge Luis Roncal, asumimos anhelos, recitales, actividades, tareas, ediciones, en círculos como “Alma Matinal”. Luego con otros artistas y compañeros como Manuel Mosquera, Marilú Chuquilín, entre varios, forjamos “Los habitantes de Macondo”, a fines de los años 90. Compartimos amistad con Zeida Robles y, constantemente, con los cronopios Roger Santiváñez, Armando Arteaga, Juan Carlos Lázaro y Nelson Castañeda.

Nuestro afecto prosiguió viento en popa, hasta hoy, con un poco de todo “como en botica”: ideales, misticismo, debates, amistades, lecturas, fiestas, amores, vinos, nuevas amistades, nuevas opciones y así sucesivamente. Dejando de lado las bondades, desavenencias, ironías y ausencias de toda relación humana, el balance ha sido positivo. En nuestra plática cotidiana el porvenir y la poesía han sido una constante, una línea de fuego.

YOKASTA YO
2005 El año que Patricia sorprendió con un libro de título desafiante: Yokasta yo, editado por Arteidea. La poeta ansía participar lo que tiene dentro para compartir las vibraciones de su ser y la búsqueda de nuestra identidad. Leamos el texto que llamó la atención del pintor y cuentista Nelson Castañeda (1), quizá por su tensión dramática y por aquella indagación de nuestras raíces:
Trato de entender los signos que
me muestra la vida
junto una a una
las palabras que imagino.
Sé que estoy
un poco en mis recuerdos
OTRO
en los recuerdos de los demás
¿Será que también existo en el olvido?
Tal vez
si reconstruyo los retazos de vida
que encuentro
pueda lograr una imagen
desvirtuada de lo que
realmente soy
¿Qué es la historia sino un seguir
los pasos perdidos de la vida cotidiana?
Como en una película
recoger uno a uno
los sueños
de los protagonistas
convirtiéndose en la única y
ciega voz que se estremece
en el tiempo.
La vida cayó sobre nosotros
En la lluvia
En que sin saber, moriste
Edipo, hijo de mis entrañas
Mas hay otros temas dentro del discurso poético de Patricia del Valle, notemos:

Y/ crecerá YOKASTA / como una profunda meseta cálida/ desde el fondo del mar / emergerá dulce gozosa y cristalina/ doncella madre de la tierra (2)

Yokasta: Una planicie brotando de las aguas, diáfana, protectora de la naturaleza.

Leoncio Bueno comenta: “Patricia del Valle logra en este poemario, breve pero intenso, leve pero tierno y la melancolía profunda y suave, lo que todos los hombres sabios según la filosofía oriental del TAO han querido lograr: la serenidad total, la serenidad turquí; es decir la serenidad de los lagos profundos estacionados en las profundidades de la Tierra , o de los inaccesibles vigilados por los picos nevados, apacibles que tienen el color turquesa, el color del encanto celestial de ese cielo azul que todos vemos y, que según Lupercio de Argensola, no es cielo ni es azul “(3)

¿Qué reflexionó el poeta Juan Carlos Lázaro sobre el primer libro de nuestra autora?: “Este es un poema hecho de metáforas de mar y viento, símbolos del amor tormentoso y apasionado y del tiempo que es memoria y olvido a la vez. El nombre de su personaje, Yokasta, no sólo alude a la mujer que es madre y amante de un mismo hombre, sino que, trastocado en su escritura, también hace de aquella una voz reivindicadora de la pureza o de su pasión. Es la historia de una mujer que afirma su identidad en el amor, aun contra la adversidad de su destino y las leyes restrictivas de la sociedad” (4).

En la mitología griega Yocasta cuando supo que su marido era en realidad su hijo, se sumerge en las cuevas de la noche y se suicidó. La transgresión del incesto, atravesó la conciencia de Yocasta. Calemos estos versos:

No callaré en la incertidumbre / de esta tierra extraña / me ofreceré en sacrificio / a la luz del mundo / luz negra de la muerte / indefensa, montada en el jinete/ de tan escandalosa idolatría / en medio del bosque de Shamokin / se escucharán mis latidos / ante tanta adversidad (5)

Parece que la autora se halla en el extranjero, en una ciudad de Estados Unidos. Ahí siente la alienación de la sociedad moderna, el individualismo producto del sistema capitalista. Paralelamente padece desilusión por culpa del “ser amado” ¿Fruto de su fantasía? Y se ofrenda, obvio, en sacrificio. Pero, al final saca fuerza de la tierra, trastoca la convención invirtiendo la realidad de Eros: “montada en el jinete”.

Mito e historia, desgarramiento y protesta, pero sobre todo erotismo e intimismo, entretejidos con un lenguaje intenso y vivificante, escrito desde sus entrañas por una mujer (6).

2010 Del Valle nos asombra con el libro Soy otra, lanzado con pulcritud por Sol & Niebla. Lleva prólogo acertado de Carmen Gálvez Valdivia. Aquí la autora muestra su temple de ánimo humano, a través del sonido y el sentido, al decir de Johannes Pfeiffer. Recientemente hubo una presentación -casi clandestina- en la histórica Casa Mariátegui. Disertaron a viva voz Max Castillo y Julio Heredia.

Ayer una pajarita nos ha contado que antes de la primavera abra sus ojos bermellón, celebraremos Soy otra “como Dios manda”. No esperen lectores y lectoras, hay que volar a las librerías y ojear y apreciar las páginas agudas y originales de Soy otra. Mientras aguardo, releo con deleite la dedicatoria del 13 de junio del 2006 que reconociera Patricia en un ejemplar de Yocasta yo: “Rosina: Este libro es un poco gracias a tus constantes consejos y enseñanzas. Gracias por esa amistad en poesía que será por siempre. Con amor, Patricia del Valle.

El sábado 17 de julio en la velada que tramamos un grupo de amigas y amigos, compañeras y compañeros, para brindar por el próximo natal de Melissa Patiño y por el nacimiento del libro citado, Patty, cual una real maga, sacó de su bolso el bellísimo ejemplar del libro Soy otra. Quedé extasiada. A medianoche, antes de abrazar a Morfeo, escuché el eco de nuestra amiga silbando: Rosina: Por la poesía/ por la amistad/ por siempre: Patricia.

Miraflores, domingo 18 de julio de 2010.


Notas

1 C/F “Artes Propuestas” Blog de Nelson Castañeda
2 Yokasta yo, Arteidea, Lima 2005 p.34
3 Ob. Cit. Prólogo p. 8
4 Ibid. contraportada
5 Ibid p. 35
6 Ibid. contraportada: JC. Lázaro