martes, 27 de octubre de 2009

Aparece Ancash 444: Aproximaciones a Juan Ramirez Ruiz


Hawansuyo presenta el un libro progresivo, que toma algunas ideas de Un par de vueltas por la realidad - un rio cruza el poema-, Vida perpetua -poema permutacionales al infinito-, y la Armas Molidas -un pallar, un ceramio, un quipu como libros-, producto del rumbo hanan y visionario de Juan Ramirez Ruiz. Aqui Ancash 444: Aproximaciones a Juan Ramires Ruiz.

Raul garcia Zarate y Jaime Guardia en New Jersey



"Concierto de musica andina del Peru"


"Sounds of the Andes."


De mi especial consideracion:

Me es grato dirigirme a Ud. para comunicarle lo siguiente: Que dentro de la Comunidad Peruana llevan a cabo importantes actividades durante el año, dirigidas a dar conocer, valorar y difundir nuestra cultura y por que nuestra condicion de peruanos lejos de la patria nos convierte en difusores de nuestra herencia cultural y de reafirmacion de nuestra identidad en esta sociedad pluricultural y multietnica, en la que vivimos.

Considerando que en el ambito del arte musical andino, contamos en el Peru con dos valores nacionales que han llevado a muchos paises, una muestra de la riqueza folklorica peruana, me estoy refiriendo al Sr. Raul Garcia Zarate, nominado como: "Patrimonio cultural vivo del Peru" y merecedor de un sinnumero de condecoraciones y reconocimientos a nivel nacional e internacional, por su proficua labor en el campo de la musica andina, a traves de las cuerdas de su guitarra, que transmiten el sentimiento melancolico, romantico y muchas veces alegre de nuestra musica. Un ayacuchano que nos llena de orgullo a todos los peruanos.

Otro simbolo ayacuchano de la musica andina de la misma naturaleza es el maestro del charango, es el Sr. Jaime Guardia, tambien, nominado como: "Patrimonio cultural vivo del Peru", quien en su larga vida artistica, llevo a los confines de los continentes, el sentir del alma serrana, a traves de las cuerdas de su charango.

Los compatriotas peruanos y el publico en general, tendran la oportunidad de disfrutar de un concierto musical de estos dos eximios interpretes de la musica andina, que dificilmente se ve pro estos lugares, en una sola presentacion el auditorium (Shea Center) de William Paterson University, en Wayne NJ el dia sabado 21 de Noviembre a las 7:00 p.m. sera una noche cultural e inolvidable para disfrutar y revivir melancolicos recuerdos de la patria lejana y de mostrarles a nuestros hijos, la riqueza de nuestro folklore y enseñarles que lo peruano lo llevamos en la sangre, en la mentre y en el Corazon.

Esperando que difunda esta acitvidad en el ambito familiar y amistades, me suscribo y reitero mis atenciones y agradecimiento.

Atte.-Ricardo A. Quispe Ore
Interandina Culture & Arts

P.D.- Para mayor informacion, llamar a al telefono (973) 460-6904, los tickets ya estan en venta en persona o al www.wplive.org

jueves, 22 de octubre de 2009

Concurso literario Mario Benedetti y Juan Ramirez Ruiz


Ver aqui las bases para este concurso del Rincon de los Escritores, que hace por lo menos algo para darle debido homenaje a Mario Benedetti y nuestro Kapaq Apo Juan Ramirez Ruiz, cuya obra debe ser reeditada urgentemente. Para lo cual pido a quien me pueda poner en contacto con Jose Ramirez Ruiz o Manuel Ramirez hacerlo a la brevedad posible.

La camara cruel y el linchamiento 'escritos mitimaes capitulo 7

LA CAMARA CRUEL Y EL LINCHAMIENTO


Que los programas de Cristina exploren zonas de vida y actuación marginales no para comprenderlos en su dinámica profunda sino para reforzar los valores de un centro cultural difuso, es algo que se tiene que señalar de entrada. Pero la intención de esta nota no es la de detenerse en la banalización televisiva, sino la de hacer un comentario a unas escenas de linchamiento, sacadas fuera de contexto de un país en guerra, que de hecho vive una intensa búsqueda chivos expiatorios, que son víctimas sacrificales de una compleja ritualización retórica de la violencia. Se trata del Perú. Los que vieron el programa de Cristina el lunes 30 de agosto de 1993, pueden corroborar los lineamientos generales de la historia. Hace un par de meses un técnico electricista fue a buscar una pieza a un barrio popular que no era el suyo. Esto coincidió con la violación de una niña de diez años, en un lugar en que este tipo de agresión contra la mujer y la delincuencia común son frecuentes. Los pobladores del lugar, cansados de este tipo de actos, y sabiendo que el aparato policial del estado no era eficiente, habían acordado un mes antes ajusticiar a la primera persona que cometiera un delito. Ante las quejas de la niña, la población identifica al electricista como culpable y lo empieza a golpear despiadadamente. Hay un creciente proceso de degradación física del hombre que poco a poco va siendo desnudado: la violencia trasciende el pudor que supuestamente debió evitar la violación. Para suerte de Juan Zavala, una periodista televisiva pasaba por ahí y, al ver un barullo descubre el evento y se pone a filmar por largo rato, dejando que la cámara se deje capturar por ese elemento fascinante de la violencia, por la irresistible estética del horror. Ya cuando la población ha tirado a Juan Zavala a un hoyo, lo ha cubierto de leña y no ha encontrado fuego para prenderle, es que Isabel Rengifo, la periodista en cuestión, recobra su humanidad y los valores de respeto a la vida que sustentan su nivel cotidiano, trasciende el círculo de la violencia, vence el miedo a enfrentarse a una multitud enardecida, y apoyándose en el poder y prestigio de la cámara y el status periodístico, decide oponerse a la ejecución de Juan Zavala. Siguen momentos tensos en que aparece un policía de civil que apoya a Isabel Rengifo y luego un grupo de policías de guardia se llevan a Juan Zavala a la comisaría y lo mantienen preso, suponiendo (sin prueba contundente), que el hombre es, en efecto, el violador. Una posterior declaración de la niña parece indicar como autor de la violación a otro chivo expiatorio por excelencia: un negro. Lo que sigue es ya típico de la absurda violencia que se vive en el país. Una vez más se enfrentan dos familias pobres -la de Zavala y la de la Niña- bajo la mediación de un estado débil y de una burocracia ineficiente, que en todo caso se convierte en un peso más para ellos. Ya disipado el fragor ritual del momento, los que participan en la paliza se niegan a declarar. En cierta forma todos pierden. ¿Pero es así realmente? Más alla del estado de perplejidad ante lo supuestamente “salvaje” o “irracional” sobre el cual se ha levantado el andamiaje del programa televisivo, es necesario reflexionar sobre el asunto por lo menos en tres niveles: a) el de la dinámica del sacrificio; b) el de los encuentros y desencuentros entre la justicia popular y la justicia formal en el Perú y; c) en el del voyerismo no sólo de la cámara sino del espectador general. Solo así podremos llegar a entender lenta y paulatinamente que el sacrificio, ese grado último de violencia que trasciende nuestros valores cotidianos y normales, parece ser una presencia recurrente de la condición humana. Mediante este el orden se refuerza al transgredirse. Lo que la población enardecida quiere es orden y paz, pero para ello tiene que llegar a un desorden límite: el linchamiento. El lenguaje de la civilidad del grupo requiere de su transgresión sacrifical, del caos. Es necesario un castigo, un escarmiento. El escarmiento requiere del chivo expiatorio. El chivo expiatorio permite proyectar las tensiones y agresiones del grupo que se va purificando mediante este acto de agresión, de la deshumanización de Juan Zavala a través de su desnudez y la deformación de su cuerpo. Por eso no es extraño que Juan Zavala no sea del lugar, como tampoco es extraño que nadie quiera testificar. Ya el escarmiento ha sido planteado claramente. Y la cámara ha sido aceptada como un recurso aleccionador del castigo. Además, hay una comunicación extraña entre Juan Zavala y sus victimarios: en medio de los golpes dice ser culpable, pero luego cambia de testimonio en la cárcel. Es el resultado de la tortura: la víctima es forzada a estar de acuerdo con la racionalidad del victimario. Este ya esta exento de toda culpa, su causa es justa, viene de un orden que se magnifica. Le toca entonces a una persona extraña al lugar romper la fascinación y salvar no sólo a Juan Zavala sino a todos los demás. Este tipo de actos se han sucedido a lo largo y ancho del mundo y en el Perú su recurrencia en los últimos años es cabalgante. Solo basta recordar que estamos en un país de un nivel de crisis y violencia muy agudos. Al margen del tradicional análisis puramente político de hechos como éste, es conveniente revisar los trabajos de Gonzalo Portocarrero y de Georges Bataille -sobre las mentalidades populares y la relación entre el erotismo y la muerte respectivamente - 1 para entender mejor nuestro rechazo y a la vez necesidad de la violencia. La crisis estructural, las pobreza, las privaciones de la vida cotidiana, han convertido al Perú en caldo de cultivo de este tipo de actos. Pero suponer que ellos suceden simplemente como consecuencia de los juicios populares, del vigilantismo de los ronderos, del aumento de la delincuencia y una general degradación de la mujer y de la sexualidad, sería un error de enfoque. Los linchamientos y las hogueras tienen precedentes en todas partes. No son zonas de comportamiento “socialmente desviado”, exclusivas del Perú o de un país en “desarrollo”. Para darse cuenta de esto basta recordar cómo el orden sacrifica al antiorden mediante el fuego en Waco, Texas. No están muy lejos las épocas en que se quemaba a la gente por tener conocimiento, por ser mujer, o por no seguir una que otra ortodoxia. La historia está llena de órdenes religiosos, políticos y culturales, que se han erigido a través del sacrificio del “otro”, para luego ser trascendidos por el tiempo, porque los pistacos no duran siempre, así se vistan de hadas madrinas. Pero no sólo vemos el sacrificio en los órdenes mundanos: los niveles religiosos también requieren de sacrificios y ofrendas. Podríamos decir que la ofrenda representa el lado diáfano de lo que le toca a los humanos en su juego de reciprocidades con los dioses. Lo poco que sabemos de las tradiciones de la llaqta es que una serie bien estructurada -por medio de mitos y ritos- de ofrendas permitía que los dioses aseguraran el equilibrio social, cósmico, espiritual y corporal de los humanos. El orden y la armonía eran una preocupación suprema. Pero ese orden requería que en ciertas ocasiones las ofrendas se tornaran en sacrificios y apelaba además a los castigos más crueles en situaciones de adulterio o delincuencia. Es posible, entonces, que dentro de la comunidad, el ajusticiamiento popular sea una larga tradición. En la misma tradición cristiana, hay un hilo de continuidad entre la ofrenda y los sacrificios; pues estos están presentes ya sea en la liturgia, en la negación del cuerpo por parte de los santos, en la negación de la sexualidad, en el sacerdocio o, en la eliminación o reducción del cuerpo del otro, en casos en que los seres humanos cayeran en los confines de la metáfora del diablo. No hemos inventado los linchamientos. Pero lo que no me queda claro es, ¿a qué tipo de orden sirven esas ritualizaciones periódicas de la violencia en el país? ¿Es que hay una serie de órdenes paralelos que requieren de sus víctimas sacrificales para perpetuarse: el del partido, el del barrio, el de la ronda, el del aparato militar, el de la región, etc.? Y si es así, ¿cuál es el elemento cohesivo de todos estos niveles?, ¿se trata del estado?. Me atrevo a pensar que cuando la “normalidad” que debe ser reforzada contiene demasiados elementos de desorden y polución, éstos le quitan la capacidad regeneradora a la violencia -y al caos- y la convierten en retórica. La ritualizan inútilmente. Y no importa la deshumanización de cientos o miles de personas. Tal vez ésta sea una de las más grandes tragedias del país: no saber a dónde nos llevan los sacrificios de estos años, e insistir en ellos. Pero volviendo a un plano menos vago; existe un claro desfase entre el castigo de la llamada justicia popular y el aparato judicial del estado. Son dos órdenes de legalidad y justicia yuxtapuestos y el primero se sujeta al segundo sólo por una cuestión de magnitud de poder, y no por una clara internacionalización de los valores legales del estado o de la constitución, valores que dicho sea de paso, son negados a cada rato: “para los pobres no hay justicia” dice la madre de la niña. Entonces, la pregunta central recae sobre los límites de esta justicia popular y sobre la forma en que el aparato estatal la subsume 2. Es decir, si Juan Zavala es culpable, ¿era justo que lo quemaran vivo?. Y, ¿qué diferencia hay entre un barrio que aplica la pena capital y el estado o el partido que hacen lo mismo?. La opinión superficial del abogado de Juan Zavala en el programa de Cristina sostiene que la razón que mueve a los pobladores al ajusticiamiento es su “ignorancia” y su frustración con el aparato estatal. Sostiene además, que estas cosas deben ser juzgadas por los canales pertinentes. ¿Quiere decir que la tradición legal peruana, heredera colonial del iluminismo europeo, es incuestionablemente superior al derecho consuetudinario popular?. Una violencia de negaciones media el desfase entre lo popular y lo estatal, entre sus racionalidades. Personalmente no estoy de acuerdo con ningún tipo de pena de muerte, y me preocupa este tipo de aseveración, habida cuenta que como van las cosas, no veo cómo la sociedad puede sentirse horrorizada por los ajusticiamientos y las masacres, y apoyar al mismo tiempo la pena de muerte. Tal vez en el fondo todos somos más violentos de lo que queremos aceptar, y más pacíficos que lo que la violencia permite. Pero toda esta complejidad apenas aludida en estas páginas, ha sido reducida al nivel del espectáculo en el programa televisivo. ¿Que sentido tiene para los familiares de las víctimas -la familia de la niña y la de Juan Zavala- venir hasta Miami para ser entrevistadas superficialmente por Cristina?. No creo que su situación haya mejorado al regresar, y en todo caso el suyo es un precio muy alto para estar presente en un programa famoso. Aquí se hace evidente el canibalismo de cierto tipo de periodismo, aquel que se nutre de las desgracias de la condición humana para venderlos unidimensionalmente a un público que se quiere unidimensional. Vemos entonces, a través de una serie de repeticiones, que el cuerpo es el objeto del deseo en la estética de la violencia. La degradación va en aumento a medida que se viola la niña, se intenta linchar a un hombre, y se empaca el linchamiento como una mercancía en el mercado del pasatiempo. Esta unidimensionalidad mercantil es terrible. Ahí los espectadores pueden ver el horror sin que los afecte directamente, con una distancia que no deja de ser cruel ya no por su presencia corporal sino precisamente por su ausencia, por su abstracción. La presencia corporal del integrante de la turba resulta ser más honesta que la del voyerista televisivo. Para este los humanos son datos, sus dramas son simples episodios de un programa que muy pronto pasará a tocar, como este viernes en la tarde, el tema del strip tease masculino, o la brujería, o cualquiera de los comportamientos marginales que bordean la “normalidad” transnacional de una cadena de televisión. El espectador ve el espectáculo banalizado de lo marginal, y en casos como éste, participa de una crueldad intrínseca, al igual que esta escritura cuya práctica reduce el drama humano a una simple linealidad, a una sintáxis limpia basada en la gramática de la civilidad, sin saber qué será de Juan Zavala, de la niña, de sus familiares, de los pobladores de aquel barrio divisado a lo lejos.

Harlem, 3 de septiembre de 1993

1 Pese a su origen francés, algunas de las ideas de George Bataille son útiles para entender la ritualización y estetización de la violencia y el sacrificio en el Perú. Reitero el cuidado que debe tenerse con las complacencias mentales de los franceses. A partir de la mutilación cartesiana, una serie de aparentes “rupturas” con los órdenes oficiales aseguran a los franceses un lugar privilegiado en la dinámica colonial de las ideas y las estéticas. Para los intelectuales colonizados este fascinamiento se convierte en una adicción que, precisamente por ubicar el centro de uno mismo, fuera de uno, en la metrópoli colonial, no permite sopesar cabalmente sus aportes. Demás está decir que este sopesamiento se plasma cuando uno supera la sujeción cognitiva a las supuestas vanguardias metropolitanas.

2 Recae también en la forma de superar la estética y la dialéctica del sacrificio en momentos en que su práctica lo convierte en una metáfora central y alienante.

La Emergencia de la barbarie/ escritos mitimaes capitulo 8

LA EMERGENCIA DE LA BARBARIE


"La luz del público lo
oscurece todo" (Hannah Arent)


El aire festivo que un sector de los peruanos despliega luego de la resolución violenta de crisis de los rehenes, demuestra que nuestra sed de sangre se ha hecho visible a niveles inusitados. Tras cada fiesta viene una resaca. En este instante algunos matizarán su borrachera de muerte con lágrimas que vienen del lado oscuro y sensiblero del machismo, la pendejada, la arrogancia y la astucia criolla, mientras que otros echarán al fuego las delgadas ramas de las acusaciones y los reproches. Porque en este ritual colectivo, postmoderno, internacional, y mediado por la televisión y el internet, a todos nos ha tocado un lugar en la danza macabra. Y una vez pasada la fiesta y la resaca entenderemos acaso que hemos sido confrontados crudamente con nuestro lado oscuro y tanático, aquel que dice rechazar la violencia y la muerte, pero que a la vez se siente profundamente atraído por ella, o por su mórbida imagen, que es transmitida masivamente al momento que se ejecuta no sólo a los contrarios, sino a los deseos de una solución pacífica de gran parte de la población. Dicen por ahí que la utopía de la modernidad y la democracia significan paz y estabilidad, control y ausencia de barbarie, pero lo que se ve con este terrible evento es que hemos vuelto al momento en que los linchamientos y ejecuciones oficiales se hacían en las plazas públicas y eran un espectáculo irresistible. Es decir: hemos vuelto al sacrificio, o no lo hemos dejado nunca. La relativa "tranquilidad" de tiempos recientes en una población desgastada por los estragos del terror explica parcialmente las cosas. Pero ciertos miedos distorsionan la percepción y se acercan a su contrario. Hace un par de años, cuando los arqueólogos llamaron la atención sobre el sacrificio de la doncella de Ampato, tal vez muchos se horrorizaron por la forma en que el otro podía hacer estos actos. Ahora vemos claramente que ese otro somos nosotros. Somos los cholos e indios urbanos matando a los cholos e indios del campo, desmembrándonos, repitiendo la antigua mutilación del cuerpo que ya ha pesado demasiado en la historia. Porque nuestra sed de sangre nos confronta con una deshumanización propia que puede ser manipulada fácilmente. En este momento sacrifical, el otro ha sido también la misma población que se dice cristiana, democrática y pacífica, sacrificando su propia humanidad. Suspendiendo sus valores para asegurar ilusamente una paz y una estabilidad por demás precarias. Tal vez muy pronto el gobierno, que se beneficia de todo esto, le pida al pueblo que lo celebra una serie de sacrificios económicos a mas de los ya hechos, entonces valdrá la pena preguntarse si el fragor festivo de estos días nos permitirá también celebrar nuestro propio sacrificio neoliberal de entonces.

Harlem, Abril de 1997

Despedida Farewell / Escritos Mitimaes capitulo 9

despedida


.
veo la salamandra inmóvil
respirando sobre el germen de rastros
de un alce extraviado que camina hacia el sur
.
y
aun recuerdo
que el diario de Ithaca habló
de la bala furtiva
y de las majestuosas astas de la libertad
hundiéndose en el barro
del terror humano
.
pero
el aleteo de los insectos sobre las aguas de la tarde
no interrumpió
ningún susurro sobre cascos
y huesos desparramados entre árboles
.










.
sentados al borde de la laguna de los castores
sólo vimos el antiguo buceo de las salamandras
.
entre los palos sumergidos
y
te quedaste con una tristeza
y una huerta de repollos y girasoles
.








farewell


.
i see the motionless salamander
breathing atop the fertile traces
of a lost moose walking southward
.
and
i still remember
when the ithaca journal spoke of
the secret gunshot
and the majestic antlers of freedom
being sucked into the mud
of human terror
.


but
the fluttering of insects over the afternoon waters
did not interrupt
a single whisper about hoofs
and bones scattered among the trees
.
sitting at the edge of the beaver pond
we saw only the ancient glide of the salamanders
among the submerged branches
.
and
you remained with a sadness
and a garden of cabbages and sunflowers


Ithaca, a fines de los ochenta,
traducido por Ellen Alexander

Sobre la enfermedad y la curacion /escritos mitimaes capitulo 10

SOBRE LA ENFERMEDAD Y LA CURACION EN EL PERU




“The physician heals, nature makes well”
-Proverbio de chifa.


La llegada epidémica del cólera en momentos de profunda crisis estructural en el Perú, puede caer fácilmente en los cánones de un lenguaje apocalíptico, esa parte del discurso cristiano, cuyo énfasis en lo mórbido es parte de su recurso de captación espiritual: si el fin del mundo está cerca, el único camino posible es la salvación divina. Sin embargo, no queda claro hasta qué punto este mismo lenguaje puede haber contribuido, a través de su rol en la destrucción del cuerpo físico y espiritual de los andes, a la formación de una tediosa retórica donde la enfermedad, los remedios y la curación se necesitan mutuamente. Si en el plano concreto la epidemia del cólera llama la atención sobre la pobreza y decadencia de nuestra infraestructura sanitaria; sobre una incómoda circulación de la polución -la mierda o la basura- en todos los circuitos sociales; sobre el trasfondo histórico que hace posible la crisis que la anida y; sobre la rápida creación de “gente sucia” , los pobres, como chivos expiatorios a los que se les puede culpar su propagación; ello no quiere decir que debamos descuidar algunos aspectos psicosociales cercanos a ella. Empecemos con una simple constatación axial: algo del peruano consiste en ser una farmacia y un herbolario andante que, ante la presencia de cualquier enfermedad, puede recomendar los más diversos remedios, que se pueden comprar fácilmente en la farmacia o en los mercados. Esto delata una profunda fascinación por la enfermedad. No sabemos de dónde viene ello. Pero sí sabemos que esta fascinación puede ser expresión de un cuadro depresivo generalizado, que coloca al cuerpo psicosomático en una posición ambigua: espera la enfermedad con la misma intensidad con que la rechaza. Así, el cólera, pese a lo terrible de su existencia, o precisamente por eso, podría ser la plasmación real de una ansiedad autodestructiva muy profunda, que ya se puede ver en otras esferas de nuestra actividad social, política y cultural. La intensidad con que nosotros buscamos los remedios, no solo beneficia a las brutales transnacionales de los medicamentos, sino también los cubre con un aire de mistificación. En lo referente a las hierbas, estas se mistifican solo fuera de contexto: son parte de una tradición de curación milenaria, desde los herboleros Callahuayas hasta los trepanadores Paracas. En el caso de las medicinas occidentales o científicas, especialmente los antibióticos, se ha desarrollado una profunda mistificación: el antibiótico lo cura todo. Vender, aplicar y recibir inyecciones es un modo de vida. La inyección es un líquido vital que supuestamente trasciende las enfermedades rechazadas y buscadas. ¿Pero hasta qué punto la mistificación de las inyecciones no tiene un efecto contrario y autodestructivo? Un uso abierto y no cientificista de la ciencia médica revela que la sobresaturación de los antibióticos en el cuerpo humano destruye la flora intestinal, las entrañas mismas, y afecta, en última instancia, las defensas del organismo. El círculo vicioso: la pobreza, la falta de una buena infraestructura sanitaria, un cuadro depresivo en general, la fascinación por la enfermedad y el mal uso/abuso fetichista de los antibióticos y el poder mágico de la medicina occidental, crean un habitat altamente propicio no sólo para las epidemias sino también para todo tipo de enfermedades. Pero el círculo no está cerrado. Si todo peruano es una farmacia andante, ello quiere decir que junto al ser obsesionado por las enfermedades, vive un ser que tiende a curar. Todos estamos dispuestos a recuperar la sanidad perdida . Por eso la gravedad de la epidemia no se ha traducido en una tasa generalizada de muerte y por eso, los circuitos de ayuda y de reciprocidad se movilizan en ayuda del prójimo, como no pasa en países en donde la indiferencia humana otrifica a los afectados por epidemias como el SIDA. Esta movilización solidaria es parte de nuestra curación, como lo es la comprensión no mistificada, real, cósmica y entrañable de la medicina tradicional y la medicina occidental.


Brooklyn, 21 de marzo de 1991

martes, 20 de octubre de 2009

Rimarisun, segundo concurso de poesia breve en Quechua

Apoyar el segundo concurso de poesia Quechua que va a tener lugar en Huancavelica, que ultimamente tiene una actividad cultural intensa.

R I M A R I S U N


Segundo Concurso de Poesía breve, escrita en Quechua “Iskay Ñiqin Harawipi Atipanakuy”
Bases
1.-Organizador: Programa Radial “RIMARISUN”

2.-Objetivo: Revalorar el quechua y hallar nuevos poetas escritores en este idioma.

3.- TEMA DEL CONCURSO

El tema del concurso:”Llaqtanchik” (nuestro pueblo)
Los poemas deberán expresar la realidad económica social y de desarrollo de la región Huancavelica.
4.-PARTICIPANTES

Podrán participar en este concurso, el público en general, estudiantes, personas interesadas en la creación de poesía breve en quechua hombres y mujeres, a partir de los 18 años de edad. A nivel regional.
5.-DE LOS TRABAJOS

Cada participante podrá concursar con un poemario que debe tener un titulo.
Las Formas Literarias y Escritura: Se pueden considerar las Tradicionales, Objetivas, animistas, Figura Literaria.
A. El cuadernillo debe tener solo 10 poemas enumerados, en hojas A-4 con letra Arial, tamaño 14 a computadora o maquina de escribir.
B. Cada poema debe tener un máximo de 10 versos, redactados en la variedad Quechua Chanka.
C. En cuadernillo a parte se debe adjuntar las correspondientes traducciones al español.
D. Estarán firmados con pseudónimos y ser entregados en 4 sobres Manila, por cuadriplicado (4 ejemplares)
E. En sobre pequeño aparte se adjuntara el nombre, dirección domiciliaria, correo electrónico y teléfono del concursante.
6.-EJECUCIÓN DEL CONCURSO

Convocatoria: La convocatoria a este concurso está abierta desde el 22 de septiembre al 15 de Noviembre del 2009.
Evaluación del jurado: Del 17 de noviembre, hasta el 27 de Noviembre
Publicación de resultados: Los resultados se publicarán en los diferentes medios de comunicación de la región.
Premiación: La premiación se realizará el 3 de diciembre del presente año.
7.-JURADO CALIFICADOR

• Escritor: José Oregón Morales.
• Escritor: Teodosio Olarte Espinoza.
• Escritor: Sócrates Zuzunaga Huayra.
8.-CRITERIOS DE CALIFICACIÓN.

• Los poemas deberán expresar la realidad económica social y de desarrollo actual de la región Huancavelica.
• Se consideraran, temas que reflejen la revaloración de nuestra cultura e identidad y nuestra idiosincrasia.
• Los poemas deben ser breves (maximo 10 versos).
9.-PREMIOS

1er puesto : 1000.00 SOLES Y DIPLOMA
2do puesto : 600.00 SOLES Y DIPLOMA
3er puesto : 400.00 SOLES Y DIPLOMA
Los premios serán entregados a los ganadores el día de la premiación en Ceremonia pública. Auditorio de la I.E.37001 (PEPIN). Jr. Carabaya.

10.-INFORMACIÓN ADICIONAL

Si necesita mayor información, escriba al siguiente correo:
rimarisun-hvca@hotmail.com , correo del Programa Radial y al correo nholag@hotmail.com , correo de la Coordinadora.




11.-DISPOSICIONES FINALES

• El jurado calificador desde su instalación hasta su fallo es autónomo.
• El resultado del jurado calificador será inapelable.
.
LA PARTICIPACIÓN EN ESTE CONCURSO SUPONE LA TOTAL ACEPTACIÓN DE LAS BASES DEL MISMO.

12.-PLAZO DE RECEPCIÓN DE TRABAJOS:

Hasta el día 15 Noviembre del 2009. Hasta las 12 horas del día.

13.-LUGAR DE RECEPCION DE TRABAJOS:

CLINICA ODONTOLOGICA “SEÑOR DE ACORIA”. AV. MANCHEGO MUÑOZ 872. HUANCAVELICA-PERU.



Nola Romero Jurado. José Luis Quinto Taipe.
Coordinadora Secretario


Y para animar la reunion aqui una cancion con grades afinidades con Condemayta de Acomayo. Canta Maria Chancas Huaman

jueves, 15 de octubre de 2009

Una Mineria sin estado


Imagen tomada de Caviar de Cianuro, donde se puede encontar mas sobre la mineria informal.

Articulo esclarecedor y sobrio tomado de Servicios Educativos Rurales, SER, que es una fuente invalorable de analisis local para las reguiones de Puno, Cajamarca y Ayacucho.

Violencia y victimas entre pueblos vecinos igualmente desatendidos por el estado. So much for informality. Donde la informalidad es mortal y, asi este cerca a la carnavalizacion, su estetica, de haberla, es esteril y depredadora. Muestra la otra cara de la mistificacion de lo informal en la microeconomia y presenta a los estudios culturales dependientes de Bajtin una serie de paradojas que exigirian un reacomodo teorico. Manataq chaykunamantaqa ni pisillatpas rimachkankuchu.


Una minería sin Estado
miércoles, 14 de octubre de 2009

Aldo Santos

Chacayaje, Ayapata e Ituata han pasado a formar parte de la crónica policial, luego de que tres personas murieran como consecuencia de un enfrentamiento entre dos poblaciones vecinas. Ayapata e Ituata, dos localidades de una misma provincia enfrentadas por la posesión de yacimientos mineros en Puno; más allá de la ineptitud de la Presidencia del Consejo de Ministros y los Gobiernos Regionales, por no solucionar los problemas de demarcación territorial que existen en el Perú y las regiones, el enfrentamiento revela los oscuros métodos utilizados por la minería informal en el país.

Los mecanismos que la informalidad utiliza para solucionar sus controversias tienen que ver, en este caso con el enfrentamiento armado, la violencia física o elementos de intercambio y negociación que están por debajo de la Ley. Demás esta hablar de los “alces”, transacciones que suponen que el propietario de la superficie del terreno, reciba a cambio una porción del oro que el minero extrae del subsuelo. O el “cachorreo”, sistema de trabajo que posibilita que el dueño de la concesión minera le permita explotar el mineral a sus trabajadores durante cuatro días, como pago por el trabajo que estos realizan durante un mes.

No hay impuestos, no hay Ley, no existen derechos laborales y ante la ausencia estatal proliferan otro tipo de vicios, prostitución clandestina, trata de personas, violencia sexual, violencia familiar o trabajo infantil. Un círculo vicioso que alimenta la impunidad y que tiene como cómplices a autoridades y funcionarios estatales que han encontrado en la informalidad un modo de vida para obtener otro tipo de beneficios (sobre todo en época electoral).

En Madre de Dios ocurre lo propio, los enfrentamientos por la superposición de predios se han agudizado; el mecanismo perverso de adjudicación de derechos mineros no distingue concesiones de aprovechamiento forestal o concesiones de aprovechamiento turístico, mucho menos predios de uso agrícola. Sólo en la Zona de Amortiguamiento de la Reserva Nacional del Tambopata existen actualmente 85 derechos mineros en trámite, 31 derechos mineros titulados y 64 de ellos se superponen con la Reserva. Además de existir superposición entre derechos mineros o entre predios agrícolas y derechos mineros. (1)

Agricultores, concesionarios forestales y turísticos tienen que enfrentar, a través de diversos mecanismos, la arremetida de la minería informal que lo depreda todo a su paso y que difícilmente encuentra obstáculos. Algunos propietarios se han visto en la necesidad de ser ellos mismos quienes hagan denuncios mineros sobre sus predios para evitar que la plaga de la informalidad los toque, algo parecido a pagar un alquiler anual o por protección al Estado por ocupar su propio terreno.

Las cifras más conservadoras revelan que cerca de 150 000 hectáreas de bosque han sido destruidos por la minería informal en Madre de Dios; mientras en Puno los daños causados por la minería informal a la cuenca del río Ramis son incalculables. Todo ello se agudiza en un contexto en el que el precio del oro ha superado los 1 000 dólares por onza y la pobreza, la inexistencia o mala aplicación de políticas orientadas a otras actividades productivas como la agropecuaria, la agroforestería o la conservación son imperceptibles o simplemente no existen.

La disputa entre Ayapata e Ituata, que terminó con la muerte de tres personas y otras tantas heridas de bala, puede ser el desenlace de este y otros conflictos que tienen como punto de divergencia el aprovechamiento de determinados recursos naturales en el país, si es que no se establecen reglas claras de negociación y si es que el derecho de propiedad y demás normas se siguen violando arbitrariamente con la complicidad de autoridades y funcionarios estatales tanto por su incapacidad, como por las limitaciones que estos tienen.

Para el caso concreto de la minería informal, ¿por qué no se regula el ingreso del mercurio a estas zonas mineras? Que por cierto es altamente nocivo y el Perú es uno de los pocos países que sigue permitiendo su uso, ¿quiénes están detrás del negocio del mercurio en el país?, ¿quiénes son los dueños y los vendedores de la maquinaria pesada que circula en los centros mineros?, ¿quiénes son los compradores (“blanqueadores”) del oro informal? Y por último, ¿quiénes financian la actividad?

Es sumamente sencillo atacar al minero informal, a aquel que trabaja bajo condiciones inhumanas, pero difícil decir algo sobre los verdaderos ganadores del negocio de este tipo de minería; entre ellos se pueden contar congresistas deudores, importadores de maquinaria pesada, funcionarios estatales, alcaldes provinciales, distritales y hasta dirigentes sociales e indígenas. El esquema se repite aquí y allá y la solución estatal parece ser la misma. Estigmatizar al minero y limpiar de culpas a los verdaderos promotores del negocio.

Finalmente, no se trata de negarse a la minería como posibilidad de que esta pueda aportar al desarrollo regional y nacional, se trata, por el contrario de ordenar la actividad y de que esta se realice cumpliendo estándares mínimos de responsabilidad ambiental, social y por último respetando los derechos humanos. Determinemos zonas de actividad minera y excluyamos a aquellas que tienen otro potencial, mejoremos los mecanismos de fiscalización, asistencia técnica y formalización de los concesionarios mineros y acabemos con la corrupción que continúa viviendo de esta actividad.

(1) Manuscrito: “Diagnostico situacional de la minería en la Zona de Amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata-RNTAMB”. Documento elaborado por el Comité de Gestión de la Reserva Nacional del Tambopata

Triskster theatre

Acerca de las posibilidades de un niniteatro digital en un canal en you tube, algo que de cierta forma ya se esta haciendo con los diferentes canales que cuelgan musica y eventos, pero en este caso el esfuerzo esta centrado en el teatro y trae una propuesta estetica (la cercania de la camara al rostro, por ejemplo) y multicultural. Notese que Papo Colo dice que "cada cuarto es el centro del mundo" en torno al teatro digital, que puede ser expliorado tanto artistica como educativamente. No olvidar que la serie de Kuniraya y Kawillaka es una de las mas vistas en you tube.

Exit Art and Trickster Theater




FOR IMMEDIATE RELEASE
October 15, 2009
FOR MORE INFORMATION: Jeanette Ingberman
212-966-7745 x 11 / jeanette@exitart.org

Digitheater on YouTube!

A NEW CHANNEL ON YOUTUBE FOR THEATER

Papo Colo/Trickster Theater create the Trickster Theater channel on YouTube to present theater produced exclusively for the web

Written and Directed by Papo Colo

Log on to
http://www.youtube.com/trickstertheater

NEW YORK – Trickster Theater, a New York-based theater company, announces the launch of Digitheater, a project dedicated to presenting and producing theatrical works exclusively for the web. Digitheater is theater not for a live audience, but for an international Internet community, using YouTube as a medium to create original theater. Trickster Theater on YouTube has already produced approximately ninety short dramatic segments, or cantos, each running approximately one to five minutes. New cantos can be accessed through the Trickster Theater channel on YouTube at http://www.youtube.com/trickstertheater

In this online format, the camera focuses tightly on the actors’ face — their essential expressive tool — to give the actor immediacy as they interpret, often bilingually, the director’s narratives. Rather than using the web as a site solely for documentation, these online theater performances investigate the nature of the computer frame as a theatrical proscenium. This new approach rewrites formal conventions and, because of the accessibility of the Internet, creates a new cross-cultural platform for actors.

Digitheater uses a diverse cast of actors from around the world, each one bringing a unique cultural perspective and collectively representing the many voices of the modern city. The multi-lingual texts of the Trickster Theater incorporate Urdu, French, Spanish, Hebrew, Swedish, Greek and Japanese, among other languages. The actors explore the words as sounds and reference an internal Trickster notation system, which cues gesture and intonation. The inflection of the actor’s speech, the musicality of foreign accents, and the immersion into the sounds of other languages explore the rich possibilities of what can be heard when many different cultural bodies are brought together.

Since its inception, one of the most important aspects of the Trickster Theater is its role as a multilingual and multinational theater, creating a theater as global as its audience. The Trickster Theater has a history of bilingual productions, tackling the issue of translation in dramatic arts and reflecting the multi-lingual community of the Americas. Trickster Theater’s website contains a repository of select past performance works. Since 2002, Trickster Theater has been innovating online productions such as M Play, a bilingual web series telling the story of three women reflecting on life in the modern metropolis.

Digitheater videos utilize intimate compositions and a striking minimal aesthetic in order to evoke a wide variety of moods in the viewer. All texts will ultimately become part of live performance works, recombined each night in a different order, creating different meanings and contexts for ever-changing plays.

Digitheater currently encompasses three different projects – Venus Erotica, The Adventures of ZigZag and Change of Skin – and is expected to continue growing. The Venus Erotica series juxtaposes the erotic relationship between words and gestures. The Adventures of ZigZag introduces the viewer to the characters and actors of Zigzag and exists as an independent companion piece to the theatrical production. Videos establish the universe of ZigZag, creating a distinct mythology around the show prior to its live production. Change of Skin and I Want To Be A Painting will be the first of Trickster Theater’s live performances beginning in Winter 2010 and will explore the differences of race, gender, and language. These videos feature a diverse range of actors and languages spanning different cultures and continents.

Digitheater is an ongoing project. New series will be added over time, creating a diverse theater experience viewable from home on the internet. This virtual theater exists solely online, as theater produced for the individual, creating a web presence.

As Papo Colo says, “Every room is the center of the world.”

Trickster Theater founded and directed by Papo Colo.


CURRENT DIGITHEATER PERFORMERS
Carmel Amit, Rena Anakwe, Zoe Anastassiou, Mia Anderson, Amanda Broomel, Oni Brown, Jenn Dees, Pascal Escriout, Aizzah Fatima, Ellie Foumbi, Manuel Fihman, Rebecca Hirota, Barbara Klaaysen, Arooj Majid, Ashley Martinsen, Ampora McLean, Miriam Mintz, Soleil Nikki, Saoko Okano, Belen Oyola-Rebez,
Martina Potratz, Jorge Rubio, Eugene "Mikey" Santiago, David Speer, Laryn Stout, Malin Tybahl

HISTORY
Trickster Theater was founded in 1998 by Papo Colo. An artist who has always worked in multiple mediums, Colo has been involved in theater since 1991 when he founded the First World Theater which presented Zygmunt and Stolen Kisses at The Cultural Space in 1992. In 1995 Colo produced Imaginary Beings, combining a theatrical and visual art exhibition about invented characters from Jorge Luis Borges’ text of the same name. In 1996 he produced Resonances, a play of simultaneous texts and overlapping narratives that took place on two stages concurrently and could be viewed from different perspectives. Since moving to its current location in Hell’s Kitchen, the Trickster Theater has produced a diverse range of shows such as Praying Project, Water Project, Wild Nights, Tropical Area, Cannon Dialogues, Confessions of the Face, Somehow, and Still Life available as DVDs on the Exit Art and Trickster Theater websites.

Since 1984, Colo has been the Co-founder and Artistic Director of Exit Art, a multi-disciplinary cultural space located in Hell’s Kitchen. At Exit Art he integrated performance and theater with the visual arts in projects such as Terra Bomba (1997) and Let the Artist Live (1995). The theater, performance and visual arts awards he has received are: Franklin Furnace Fund Award for Performance Art (1987); Guggenheim Award in Painting (1991), Bessie Award (1995) for his innovative conception of the Exit Art project Let the Artist Live; an Individual Artist Grant in Theater from the New York State Council on the Arts (2001); awards from the National Endowment for the Arts in the Visual Arts (1981, 1983); and a New York Foundation for the Arts award in Painting (1991), among others.

domingo, 4 de octubre de 2009

Mercedes Sosa y Taki Onqoy



Ante todo un sentido pesame a todos los que fuimos representados y movidos por la voz profunda de Mercedes Sosa. Que los territorios de luz de Hanaq Pacha la reciban. Siguiendo al Instituto Linguistico de Invierno y a Gran Combo Club pongo la cancion Taki Onqoy, con la salvedad que ya es momento de corregir el error de traducir Taki Onqoy como enfermendad del canto. Como veremos en el texto progresivo sobre Sylvia Falcon, en realidad el Taki Onqoy toco mas bien acordes y mantras curativos de esa terrible enfermedad que es la colonia. Taki onqoy es probablemente un nombre puesto para confundir a los hanllakos por los tayta curas. Alude a algo que mas bien debe llamarse Qampiq Taki. Por eso, la descripcion del Taki Onqoy hecha por Molina no se puede tomar en serio, y la historigrafia y psicohistoria subsiguientes, elaboradas sin cuestionar las razones paranoicas del conquistador y sus disparates cognitivos, debe repensarse de canto. Pero si para curarse de tanta sedimnentacion colonial se tuvo que ir a los extremos, taki onqoy tambien esta bien como iman y fuente de la imaginacion profunda, que por ser curativo ha permeado la imaginacion musical, pictorica, poetica y artistica por siglos. Es el arte quien suele comprender las razones profundas de la resistencia cultural, y en interesante que la sensibilidad argentina de Hictor Heredia y Mercedes Sosa, alma abierta al mundo, corazon indigena, haya sido precoz en rescatar el valor profundo del taki onqoy/qampeq taki. La gran Mercedes, que nos dio Gracias a la vida, Valderrama, Solo le pido a Dios, y tantas canciones hermosas cuando la utopia no era la vacia caja de resonancia de la derecha es una muestra de ello. Nos canta, desde siempre, una de las mejores canciones sobre el taki onqoy/qampeq taki. Gracias negra.

sábado, 3 de octubre de 2009

Sylvia Falcon, intilluqsimun herranza

Texto progresivo por Fredy Roncalla

A que lugar lleva una voz femenina y un tambor cantando con registros que apelan hasta los mas profundos sedimentos arquetipicos? Una al lado de la otra, Sylvia Falcon y la gran Merdeces Sosa tocan un ritmo que parece retratar el corazon. Mecedes Sosa, que tambien solia tocar el bombo argentino, una vaina de semillas secas y Sylvia una tinya. La voz femenina, el palillo y la tinya son de larga duracion, van desde Waman Poma hasta las herranzas, y llegan hasta el oido de fina sensibilidad social de Pete Seeger, cuya hija se llama Tinya y suele andar con largas trenzas. Pero de ese subgenero del Huayno que se llama toril, waka taki, santiago y herranza, que de la marca ritual del ganado ha llegado a tener un sinnumero de arreglos y colores, ha sido la voz de Sylvia Falcon cantando Intilluqsimun con palito y tinya, con la cual he reparado que el ritmo primario, y recurrente, uno/dos del tamborcillo del waka taki a) subyace a toda la categoria huayno y sus formas afines como la chacarera y b) es un ritmo que tambien se encuentra, con acentos parecidos, pero acompanando patrones melodicos distintos en la musica sagrada de los nativo americanos, c) y al recibir trataminerto estetico evoca su origen ritual, por lo que e) la afinidad entre el arte y el ritual trasciende la linealidad temporal. Al escuchar esta cancion -cuya linea complementaria , Killa Lluqsimun, da nombre a una hermozo CD publicado en 2007, con la Voz de Sylvia y el acompanamiento del maestro Daniel Kirwayo- casi desde la primera vez suelo recordar a Jeannete Amrstrong, una poeta nativo americana del Canada, cantando con tambor y tinya una cancion que habia necesitado el permiso de los mayores para ser ecuchada fuera del entorno de la tribu. Era sagrada y de su cuidado adecuado dependia la continuidad de la nacion Okanaga y el orden del cosmos. Y el canto de Jeannette Armstrong era con tambor y palo, a capella, y mientras la voz se elevaba y el tambor repetia su ritmo dual, el tiempo se dilataba y la uadiencia sentia dentro y veia con el ojo de la imaginacion toda la historia del pueblo Okanaga. Fue al final de Returnig the Gift, una conferencia de escritores nativo americanos en 1992, el de los quimientos anhos, en que cada dia empezaba con la bendicion cantada de un medicine man o woman que extendia un mantra protector a base del mismo ritmo dual. Y tambien casi siempre me acuerdo de una cancion de La Pantenita. Es en un casette de santiagos que no he podido encontrar. Generalmente los carnavales, los toriles, y la ocasional marinera alternan como remate de colecciones de huaynos, pero la Pantenita se decia entreramente al santiago. En ese casette es la cancion final, cantada en quechua huanca y dedicada a Tayta Shanti la que siempre me ha llamado la atencion. El ritmo dual esta acompanado por unos contrapuntos disonantes que llevan a la voz a indicar caminos que tras pasar por el homenaje guardian del ganado llevan a la imaginacion a los momentos en que nuestro recontratatarabuelos asiaticos preparaban sus viajes desde las llanuras chinas o los andes de Himalaya. En toda musica profunda el tiempo es otra cosa.

Pero estas asociaciones acusticas no deben llevarnos lejos de la apreciacion de trabajo y la hermoza vos de Sylvia Falcon, del cual, en el you tube se pueden ver varias muestras y una entrevista hechas todas por la camara sobria de Wilton Martinez 1



Y tambien dejemos a la propia Sylvia Falcon, que ademas es antropologa y musicologa, explicar, en un claro esfuerzo de hawan rimay sobre el tratamiento estetico de algo que tambien podria haberse hecho de manera facil: