martes, 20 de diciembre de 2011

Recuerdos de Yucay, Fredy Roncalla

Este ensayo, es una version corta de un trabajo que empece en 1980, acaba de ser publicado en Pututu #50, que dirije Carlos Olazabal, quien ha tenido la amabilidad de cederme los derechos de autor para publicarlo en Hawansuyo. Es tal vez una banalidad escribir un ensayo de este tipo en momentos que la distorsion simbolica de la gran mineria le esta poniendo una carga negativa y poluida a la sedimentacion simbolica de lugares como Yanaqaqocha, Conga, Camisea, chay hinakuna convirtiendo al pensamiento oficial y conservador en un gran black hole de la imaginacion y del discurso politico. Pero, por eso mismo, y en afan de nadar contra la corriente debemos apostar por miradas nuevas que nos permitan estar mas cerca a nosotros mismos. Razon por la cual, despues de los palos, pido al lector una mirada atenta y una conversacion acerca de estos temas. Este ensayo se publica tambien porque despues de todo mi hermana Maria Luisa Lira lo ha leido y no me ha dejado de hablar. Esta dedicado a ella y a David Cusihuallpa. Tambien aprovecho al oprtunidad para reconoce y honrar a Rolena Adorno - que estudio pacientemente la poetica del espacio en Waman Poma- ; a Roger Rumrrill - que tiene clara la relacion profunda del arte en el pensamiento ancestral-; y al maestro Juan Ramirez Ruiz, que puso la dualidad andina en el plano cosmopoetico, y politico. Agradezco tambien la atenta lectura de Julio Noriega, Carlos Olazabal, Cecilia Vicuna y Odi Gonzales. Como haykapipas, favor presionar el full screen para leer mejor el articulo


Recuerdos de Yucay / Fredy Roncalla

The photographs of Mario Algaze / Carolina Amorouso

The Photographs of Mario Algaze

By Carolina Amoruso


(Las fotos a las que hace referencia Carolina Amorouso se pueden encontrar el en web de Mario Algaze)

I’d just attended a photo workshop on lighting, a skill that remains
unaddressed in my work beyond trying to transcribe the luminosity
captured by my lens into a faithful and memorable image on my hard
drive or shiny stiff paper. I left more daunted than enlightened, so to
speak, as much of the talk covered expensive and heavy equipment
that promised to make my outings more like the walk up Mount
Calvary than a time to merge the perceived world with the one of art
and perhaps history. I’d been further dismayed by the presenter,
noble as he was, as he offered a bag full of tricks that would make
of a mundane image one that sparkled and engaged; I’ve always
held fast that photography is a way to possess life just as it is to
the capturer, no slight of hand, no mysterious wizard pulling strings
behind a black curtain.

Next on the day’s agenda was an overdue visit to the Throckmorton
Gallery in Manhattan to view the photographs of a contemporary
photographer unknown to me, a Cuban American, Mario Algaze.
I’d been wowed by the gallery’s invitation postcard of a knife-sharp
yet breathing black-and-white scape (“Carretas,” 1979) of a breeze-
billowed Guatemalan woman bearing her baby in her arms as she
hurries past a line-up of sleeping vendors’ carts. Its majesty was as
withering as it was fortifying; I could not miss the show.
Algaze traverses Latin America as a photojournalist. These
images cover the same ground (there are a number of photographs
shot in Spain as well), but we are not viewing a travelogue nor a
photojournalistic essay. What we do see are understated scenes of
Latin life from the ‘70s to the present heightened and dramatized by
light and shadow and an iconography of that life defined by the café:
aging men still on the move, unburdened by leisure suits and obesity;
workers presented not in a Socialist realist context, but as individuals
having figured out how to feed their bellies not at the expense of their
dignity; elegant city spaces, Hispano-dominated and Indio-informed.

There is no line, no figure in “Carretas” that could have found better
placement, from the torn wall posters revealing the words “PICOT
PICOT” pushing out at the very left and right margins of the frame;
to the mother in profile, her round-cheeked little girl facing front; the
three carretas, a composition of wide-eyed wheel spokes and cart
handles that draw perfect parallel diagonals across the frame; and
the myriad horizons, be they the closed shutters of a garage, the
crumbled corrugations of a tin roof, or the boards that seal broken
down buildings from further ravages of time and poverty.
Café life south of the border is the languid loom on which the social
fiber is woven, whether that “café” be a knot of men congregating on
a corner or a table for one. Curiously the icon of the café, striking
contrasting poses for Algaze in La Paz and in Lima, has provided the
most memorable photos for me, after “Carretas”.

Algaze’s “Cantina,” (Lima, 1983) is also a study in line, though only
partly so. A man stands at a bar, his back to us; he is defined by
the strong vertical of his creased pants leg and the sharp crook of
his elbow supporting his hand resting on his hip. He’s facing a most
orderly back wall lined with bottles as erect, polished and proper as
soldiers at roll call. Above the verticals is a mirror, very square, tilted
downward to capture the activity elsewhere in the bar. There are a
few foreshortened figures of little allure, but, alas, we find our mirror
has caught another mirror on a far wall revealing yet another set of
desultory upholders of the latino ethos.

“Club La Paz” on the other hand is, in its formalistic perfection, a
study in solitude. A perfectly round café table sits, abandoned,
leaving unattended a coffee cup and saucer and an empty round
ashtray; one of three square, straight-backed chairs has been pushed
away from the table. The story takes place in a nook of the club with
defining horizontal and vertical lines completing the composition. The
right side of the frame encloses the table with frosted windows of
gently guttered horizontals, while the left takes us back through an
increasingly narrower corridor of vertical doorframes. But, wait…,
behind one portal we may catch the silhouette, barely distinguishable,
of a man standing, and behind another, just the suggestion of a
woman seated, her eyes cast downward.
I’ve been visiting the show in my mind again and again (it’s become
a point of reference for me of late on a number of occasions) and
finding new surprises to study on the web site. What won’t quit is the
light. What Algaze has found is luminosity in the midst of the grey
that we need to assume enwraps all cities. He doesn’t vanquish the
grey, but he shows, in América Latina at least, that light can be drawn
from even the deepest wells.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Avenida Sol/ Greenwich Village, de Odi Gonzales: arraigo y desarraigo Por Isaac Goldemberg

En diciembre 2 el poeta y wayki Odi Gonzales presento su ultimo libro Avenida Sol / Greenwich Village en NYU. La presentacion estuvo a cargo de Isaac Goldemberg y noqa. Isaac y Odi comparten con nosotros el texto del wayki Isaac Goldemberg. Agredecemos a los poetas y al novelista su frecuentes y fertiles visitas a este Suyo, que es el suyo y el de todos los espiritus creativos y libertarios.


Avenida Sol/ Greenwich Village, de Odi Gonzales: arraigo y desarraigo

Por Isaac Goldemberg


En Avenida Sol/ Greenwich Village, Odi Gonzales explica que en quechua “el verbo

puriy/caminar es el mismo para viajar”, y he aquí que el personaje —el hablante

lírico— de este libro de poemas, se nos presenta desde el inicio como un viajero

en búsqueda de su pasado y dice también el poeta que este viaje, causado por

la temprana salida de su terruño, es una “errancia que no termina y que conlleva

peregrinación, destierro, fragmentación y nostalgia”. Viaje desde el ámbito de lo

misterioso conocido —Avenida Sol, lugar de la infancia, del mundo real y de la

memoria—, Avenida Sol, luz y pasaje hacia otro ámbito, el actual —Greenwich Village:

nueva villa, tiempo y espacio nuevos, los del adulto desterrado. Peregrinación y

destino: “Es, pues, mi albur errante que configuró este cruce de caminos. Avenida Sol/

Greenwich Village, dos ámbitos entrañables: de mi ciudad natal y de donde habito

hoy”, dice el poeta.

“Camina el autor”, primer poema del libro, prefigura la idea del viaje y lo convierte

en la crónica de un personaje andariego —Guamán Poma alias Odi Gonzales—,

personaje a veces niño a veces hombre —niño y hombre andinos— que camina

como por una ruta hecha de tiempos, de tiempo histórico y de tiempo mítico, una

ruta que es también laberinto que es también río que es también árbol geneálogico

—la auscultacion de la familia originaria— que es también historia colectiva, cruce

de historias—, de pequeñas historias dentro de la Gran Historia —“en un imperio

extinguido…/templos y palacios/en nubes de polvo…”. Libro-río que arrastra pequeñas

historias pobladas de ancestros —“las herramientas-hechizo de mi padre carpintero…/

sombreros de mestiza, galas de mi madre. Todo enterrado…”, pequeñas historias

pobladas de hombres y mujeres de su terruño —“ La cantora de la capilla…la

tejedora en su telar…los fieles arrieros…madres que cargan a sus críos…troperos,

llameros…Tejedores de redes y esterillas”.

Libro de errancia —“trabajado, sin embargo”, dice el poeta, “en NYC, en el glamour

de Greenwich Village, en Washington Square Park” —libro de y en movimiento

continuo, de gentes que se desplazan constantemente, libro de quietud y movimiento,

de arraigo y desarraigo en una misma textura, apetencia del arraigo en un espacio

conocido y, de otro lado, la necesidad de ser un pasajero en todo el vasto mundo

—“la Niña-ninfa…que se gestó en la pantorrilla de un caminante” o “Mis ancestros…

me alumbraron de pie”—el parto de pie, el personaje listo para emprender el camino,

que es la vida misma, viaje que en el Ande comienza con una suerte de movimiento

extraño, “mecánica del cuerpo rígido” —dice el poeta—y entonces fajan al recién

nacido de pies a cabeza mientras duerme, envuelto como un tamal —hermosa y

conmovedora imagen— preparándolo para el viaje de la sobrevivencia:

MECÁNICA DEL CUERPO RÍGIDO

En los suelos frígidos, en tierras

subáridas

de lecho rocoso o fango arcilloso

En los suelos calizos

hollados sólo

por el granizo-perdigón de los Andes

un bebé duerme plácidamente en la Cordillera

Blanca

en la Cordillera Negra

fajado de pies a cabeza, mancornado

como un novillo

(Y antes de la esquila anual

vastos rebaños de ovejas

rebasan como nube

las laderas)

Cinchado

Prolijamente envuelto como un tamal

el recién nacido

reposa firme, rígido,

arropado con pañales y caronas

de las mechas del ganado lanar

En una situación así, puede pensarse

que es cruel y malsano

tener maniatado a un bebé

liado como un fardo

Criados en el mismo rigor, los padres

fajan al lactante, al mayorcito

al menorcito

en sus horas de dormir

Y lo fajan, lo cinchan

del nacimiento al destete

para que sus piernas, sus caderas,

las vértebras de la columna se asienten,

crezcan

en la posición correcta

Para que el cuello arraigue erguido

y no claudique la cabeza

Para que las rodillas resistan

más tarde

el peso de una carga de papas, de maíz

Para que los brazos sujeten, guíen

una yunta de bueyes aradores

Y en ese viaje que es este libro, en el interior del poeta o por su costado,

camina Vallejo —Trilce, poemas del hogar y de la familia— su voz como un eco

preguntando “Las personas mayores/¿a qué hora volverán…? Madre dijo que no

demoraría…Llamo, busco al tanteo en la oscuridad. No me vayan a haber dejado

solo”, en diálogo con el personaje de Avenida Sol y este desde allí como en un

eco respondiéndole “familia numerosa/todo enterrado: las veces que arranqué las

canas/de las sienes de mi padre joven/ el puro silbar de los pulmones de Bernaquito/

asmático/el hermanito finado/de quien tuve que ponerme sus ropas”. Y por esa senda

que es este libro, en el interior del hablante lírico o a su lado, camina también el Inca

Garcilaso: tránsito de la oralidad a la escritura, tránsito del quechua al castellano;

poemas de ritmo y sonido encantatorio, encantatorio por canto y por encanto. Dice

el poeta: “arengan los llameros en su dialecto de los páramos y altiplanos andinos/

Y con su palabra cifran altar mayor/lengua madre/a su estirpe difunta…y otra vez

en las fuentes orales /otra vez…” y “Absortos en sus libaciones/platican/disciernen,

/desvarían, igual /en el delirio colectivo /de la pura habladuría /¿retórica poesía?



y de nuevo Garcilaso: mitología y cosmogonía andinas, sincretismo cultural y

religioso en la vida cotidiana: “parcelas de mi padre horticultor en las rinconadas del

Valle Sagrado de los Inkas”. Poesía, pues, que explora los significados alegóricos del

espacio familiar, social e histórico.

Y para terminar, el epílogo: Avenida Sol/Greenwich Village, libro onírico —voces que

semejan los susurros de los muertos de la Comala de Juan Rulfo— libro laberinto,

libro cruce de caminos, libro río que parte del universo familiar y colectivo del poeta —

momias, esqueletos, ruinas, huesos, ancestros enterrados— y que desemboca en la

madre, en la madre que reposa bajo tierra unida al mundo natural, viaje del poeta al

punto de partida.

EN EL CLARO DE UN BOSQUE DE EUCALIPTOS

REPOSAN LOS RESTOS DE MI MADRE

(Aves canoras)

Ningún pájaro anida en los eucaliptos:

su recargada fragancia asfixia

a los pichones,

decía

reinita ventridorada

monjita correndera de los matorrales

torcacita silbona madre mía

A su lado cada noche

yo dormía al calor

de un incendio forestal

Diminuta capilla blanca, el huevo, en su abadía

siempre cerrada

Huérfano de madre, huérfano de pueblo

En peregrinación iré

especie migratoria

a la yunga fluvial

los cañizares

a su túmulo de tierra

Microclimas de la región

Alzaré el vuelo

como el zorzalito trinador

de las cuencas de neblina cerrada

(en peligro de extinción)

En el claro de un bosque de eucaliptos

reposan

los restos de mi madre

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Danza de Tijeras: Los Chancas del Peru - Celebrating the Centenary of Jose Maria Arguedas

La profesora Silvia Nagi-Sekmi, de Villanova University, que el pasado 28 de Noviembre organizo el Congreso Jose Maria Arguedas en dicha casa de estudios, comparte el video de los danzantes de tijeras Los Chancas. Uno de varios grupos de danzantes trasandinos que se encuentran en el hemisferio norte. En esta oportunidad, aparte de ser exelentes danzantes, los Chankas, han incluido la escenificacion del la agonia de Rasu Niti en su presentacion. Y al final del video ofrecen, ademas, un metadiscurso acerca de su propia practica artistica y religiosa, del modo mas post argueduano de plasmar el legado del maestro. Cabe senalar que el en Peru los danzantes acaban de celebrar su segundo congreso, dandonos a entender que su antigua alteridad radical pasa a ser una mismidad autoreflexiva y en (re)construccion . Cosa que "curiosamente" no se da ni con los guitarristas, ni los quenista, o charangueros, entre los cuales estamos seguros hay gente muy pensante. Dado que esta larga presentacion empieza con varios discuros la profesora Nagi-Sekmi recomienda ver el video a partir del minito pusaq (8)

martes, 13 de diciembre de 2011

La lirica o coloratura Andina / Sylvia Falcon



Nuestra querida amiga, gran cantante y pensadora Sylvia Falcon, que prepara un homenaje a las cantantess liricas andinas en Inkario, obra que sigue a Todas las Sangres, presentada en Nueva York con Carlitos Bernales, comparte esta reflexion sobre la lirica andina. Una historia musical que complementa el trabajo que en otras verientes estan haciendo Numa Armacanqui y Mario Cerron Fetta. Favor presionar Full screen en scribd para leer mejor.

La lirica o coloratura Andina por Sylvia Falcon

viernes, 9 de diciembre de 2011

Tres voces del Pachachaca, marco musical

Como la palabra nunca esta desligada de la musica, cerramos las Tres Voces del Pachachaca con un ramillete de canciones dedicadas a Nilo Tomaylla, Alejandro Medina Apurunku, Feliciano Padilla, y a todos los andinos y no andinos de buena voluntad y mejor corazon que defienden la naturaleza y el agua, fuente de voz, musica y vida











martes, 6 de diciembre de 2011

Nelson Manrique sobre Conga

Lamentando el estado de emergencia y la terrible irresponsabilidad de Yanacocha, los errores garrafales del gobierno y la desisformacion la prensa peruana, incluso un diarios del jiron Camana, que aun entrega este buen articulo de Nelson Manrique: Un problema de comunicacion

lunes, 5 de diciembre de 2011

ENTREVISTA CON EL ESCRITOR FELICIANO PADILLA (*) Por Luis Pacho / Víctor Villegas (Tres voces del Pachachaca 3)

El escritor puneno Feliciano Padilla, autor de varias novelas y el volumen de poesia Pakasqa Takiyniykuna, nos ha permitido republicar una reveladora entrevista que le hicieron Luis Pacho y Victor Villegas. El amplio espectro de esta entrevista, mas las dos anteriores son una pequena muestra de la fertil actividad creativa y critica de los intelectuales andinos en general y el Pachacha en particular. Los ancestros y parte de la infancia de Feliciano apuntan a este rio Sagrado. Cabe senalar que al optar por Puno como su entorno natural Feliciano Padilla ha recorrido el camino inverso que los antiguos pobladores aymaras en Aymaraes y otras provincias de Apurimac. Pero su escritura y su reflexion van mucho mas alla. Esta entrevista ha sido tomada de Pescador de Luceros, blog del wayki Feliciano Padilla. Waliki / yusulpayki.

ENTREVISTA CON EL ESCRITOR FELICIANO PADILLA (*)
Por Luis Pacho / Víctor Villegas
Extraída de la revista de literatura y otras heterodoxias LETRAS DEL LAGO No 16, año X


I.- LOS INICIOS, EL MAGISTERIO Y OTRAS FACETAS.-


- ¿En qué medida despertaron su interés por la literatura el entorno familiar y social donde nació y se educó?
Yo tenía en Abancay una abuela llamada Alfonsa Miranda que hablaba español y quechua, pero ella tenía la convicción de que el cuento solo podía narrarse en quechua. Era una gran narradora. Yo tendría unos seis a siete años cuando fui consciente de que era una gran narradora. Nos contaba relatos andinos a mí y a mis hermanos por las noches cerca del fogón. Luego, su fama pasó a todos los integrantes de la casa; entonces venían mis tías, mis padres, mis primas y todo el entorno. Después su prestigio de narradora traspasó el hogar y fue a casa de los vecinos. Ellos también venían algunas noches a escucharla.
A mi se me figuraba una maga de la palabra, una diosa de las imágenes, de cuya boca salían wallatas, zorros, cóndores, cuyes, mariposas y gentes de carne y hueso, o mariposas que se trasformaban en doncellas y los cóndores en apuestos jóvenes. Los cuentos de condenados eran también de su predilección, los mismos que me dejaban impresionado, conmovido. Quizá por eso yo quedé con esa afición que después lo convertí en vocación. En la secundaria, un profe, el “Papi” Viladeguth, nos hacía hacer composiciones literarias. A veces yo no cumplía y cuando me sacaba a leer el texto, yo leía un cuaderno con hojas en blanco, pero lo creaba o lo recreaba en ese momento. Entonces me di cuenta que podía escribir relatos. A los 13 años me atraían varias muchachas y escribía poemitas, imitando la literatura española, para mis musas, a quienes les dejaba los textos en sus manos o debajo de sus puertas, según los casos. Cuando estuve en la Universidad del Cusco decidí ser narrador. Estuve entre la poesía y la narración, pero el “Cholo Nieto” poeta nacional cusqueño, y maestro mío de literatura, me orientó por la narrativa.

- Ud., se ha definido como un narrador puneño-abanquino, entre el Titikaka y el Pachachaca, suele decir, ¿cómo asume esa condición?
Hubiera querido nacer en el Titikaka o a orillas del Pachachaca, pero no fue así. Nadie elige el lugar de su nacimiento. Yo nací en Lima porque mis padres en aquel año se encontraban por allá, pero, al año de nacido me trajeron a Abancay y me formé como un niño andino, con su cultura y como hablante del quechua. Recorrí varios pueblos apurimeños junto a mi padre que era policía, a quien, por alguna razón, lo paraban trasladando de un lado a otro. Entonces, cualquier día llegaba a casa y nos decía a mamá Exaltación y a todos sus hijos que éramos tres: ¡Mañana nos vamos a Chalhuanca!, o mañana nos vamos a Chuquibambilla, o mañana nos vamos a Andahuaylas. Yo chiquillo subía a los enormes camiones que nos trasladaban cachivaches y todo. Me dormía en el camino y despertaba en pueblos foráneos que después se convertirían en mis pueblos. Sufría mucho porque éramos una familia trashumante, peregrina.
Posteriormente, estuve en el Cusco 6 años durante mis estudios universitarios y a los 22 años llegué a Puno para trabajar como profesor de literatura en un colegio de Nuñoa. A los 24 años me casé con Amalia Cáceres, una valiente nuñoeña que decidió compartir su vida junto a un foráneo sin futuro conocido. Desde aquella época hasta ahora que cumplo 67 años (desde el 44) aquí en Puno he podido completar mi formación andina, profesional y literaria Este es mi espacio; aquí consolidé mi concepción del mundo y de la vida, aquí están mi esposa, los poetas, escritores y mis colegas. Aquí mi mujer y mis hijos que son puneños, aquí descansan los restos de mi hijo Pável Mijaíl en el Cementerio Laykakota; aquí está mi trabajo, mi vida
Por eso, es para Puno que logré algún mérito si es que lo logré. Siempre estoy atento a todo lo que pasa en Puno e intervengo como puneño en la discusión y solución de sus problemas. Creo que un ser humano no es el del lugar donde nace, sino, del lugar donde se hace, donde echa raíces, asimila sus construcciones mentales de carácter cultural e ideológico. Jorge Flórez-Áybar al comentar mi libro “Calicanto” me dijo que mi corazón estaba partido entre el Pachachaca y el Titikaka. Creo que es cierto, porque los 15 años que viví en Apurímac me dejaron una huella profunda, pero allá nadie me conoce, ni aparezco en sus antologías ni en sus estudios. A mi pedido, aparezco como narrador puneño en todas las antologías nacionales en las que han tenido a bien de considerarme.

- En los años 80’, se dice que Ud., Jorge Flórez y Luis Gallegos, formaron el grupo Titikaka, ¿Realmente fue un grupo, una collera, una agrupación de amigos? ¿De ser así, cuáles fueron sus propuestas?
Fue un grupo interesante que, como ningún otro grupo, nació con manifiestos donde dábamos a conocer nuestra posición sobre la literatura puneña y la literatura nacional. Hicimos la revista Titikaka, no recuerdo cuántos números y; posteriormente sacamos un periódico más orgánico llamado Apumarka donde dimos a conocer lo que queríamos hacer, nuestros ideales estéticos. Yo Guardo un ejemplar de ese periódico Apumarka de aquellos años donde están insertos nuestro programa y nuestros ideales, bajo los cuales organizamos, ya como ANEA, varios congresos, seminarios, conversatorios, cuyos integrantes firmaron nuestros puntos de vista. Un investigador encontraría interesantes discursos de posicionamiento literario, que posteriormente hemos desarrollado cada uno desde nuestra perspectiva. Desgraciadamente Luis Gallegos que era muy mayor y respetado, tenía, para entonces, algunos relatos orales transcritos al francés por los miembros del Instituto Indigenista Peruano. Él creía que nosotros queríamos crecer con su prestigio. Nos lo dijo alguna vez. Y se dispersó el grupo, pero ha quedado el espíritu en muchos de nosotros, particularmente en Vargas Achata, Pacha Jatha Willka, Jorge Flórez-Áybar y mi persona.

- Como docente, Ud., se nombra en Ñuñoa, labora en el Instituto Superior Pedagógico de Puno y en la actualidad en la UNA de Puno, ¿qué nos puede contar de esa experiencia magisterial? ¿Vale la pena ser docente?
Sí, vale la pena ser docente. Si volviera a nacer volvería a ser profesor. Trabajé en Educación Primaria, Secundaria, Superior no universitaria y ahora en la Universidad Nacional del Altiplano donde soy docente de mi Facultad y de la Escuela de Post Grado de la UNA. La Universidad me formó profesionalmente por la exigencia de las actividades académicas que me llevan a estar siempre con los libros y con los conocimientos organizados en Internet. Sin embargo, debo reconocer que la calidad de mis amigos poetas y escritores me ayudaron a formarme y superarme como escritor.
- Sabemos también que ha estado muy ligado a la labor sindical, ¿cuéntenos brevemente esa faceta?
Yo era profesor de Nuñoa y fui elegido delegado del SUTE ante la provincia de Melgar (Ayaviri). Por alguna razón, de allí me pasaron como delegado al Sute regional. Con el tiempo pasé a ser secretario general del Sute regional por dos períodos consecutivos. También fui dirigente del CEN del Sutep en mi calidad de sub secretario de organización. Fuimos dirigentes del CEN del Sutep, dos puneños: Percy Zaga y yo. De ahí me viene mi preparación ideológica porque era un lector desaforado de literatura marxista. Después fui secretario general del SIDESP (profesores de Institutos Superiores Tecnológicos y Pedagógicos) Finalmente, terminé siendo secretario general del SIDUNA (docentes de la UNA) donde luché 20 años por la homologación del docente universitario.
- Se dice que con la post-modernidad han muerto las ideologías y que incluso la historia ha llegado a su fin, ¿Ud., qué piensa? ¿Considera que el socialismo es todavía la alternativa?
La globalización ha creado y reproducido un discurso dando a conocer que el socialismo había dejado de ser vigente después de la caída del Muro de Berlín, de la desaparición de la URSS y después de la revolución post industrial. Se dijo entonces que el único camino era el neoliberalismo económico que esconde una filosofía utilitaria, individualista y pragmática que otorga al mercado todas las prerrogativas para achicar la función del Estado, controlar los precios, los intereses bancarios, todo el flujo financiero de los países hegemónicos a los países del tercer mundo. El mercado no solo hace esto que digo, sino que decide quién trabaja y quién no trabaja, decide la pretendida homogenización de la cultura en su afán de formar al ciudadano universal habitante de la “aldea global”. Ha llegado a imponer expresiones artísticas mediocres que se venden y compran en el mercado. Por eso, la literatura viene banalizándose y convirtiéndose en “chatarra” capaz de ser descartado, porque la post modernidad es el mundo de la chatarra y el descarte. Llega a imponernos gustos a través de una barata sicología conductista. Con decirte que hasta esos feísimos tecnohuayños que cantan Sonia Morales y no sé qué demonios de gente, promocionados por las grandes empresas televisivas y cerveceras del Perú se han impuesto entre los desclasados y alienados que van a emborracharse y a escuchar esa música en enormes escenarios, donde los únicos beneficiarios son los grandes empresarios..
Menos mal hoy podemos demostrar que el “fundamentalismo” tan nocivo para las relaciones interpersonales no solamente se da en la religión y en la política, sino también en la economía. Las transnacionales y los poderes económicos que lo sostienen son “fundamentalistas” y están equivocados porque no son la única alternativa. De lo contrario no estarían sumidos en una crisis económica tan grave que cargan sobre sus hombres desde fines del 2008. Actualmente se encuentran con grandes problemas. Grecia se encuentra sin presupuesto para pagar a sus empleados, Estados Unidos ha pedido permiso al congreso aval para endeudarse por más de 600 billones de dólares y menguar los efectos de su crisis. Hoy mismo, hay en los Estados Unidos, 21 millones de desocupados. La desocupación es una constante en toda Europa. Pensar que las ideologías han muerto sería como pensar que el hombre ha perdido su capacidad de razonar. El socialismo es una alternativa, no sé si con otro discurso, no puedo decir si con otras estrategias, pero sin renunciar a sus ideales de mejorar las condiciones de vida y de trabajo de la humanidad. Y la tendencia es esa. Veamos lo que pasa en América Latina. Los presidentes de los países son “socialistas”, salvo Colombia y Chile. En conclusión, la tendencia hacia el socialismo es fehaciente; las ideologías no han muerto, porque el neoliberalismo, también, es una ideología.

- Ud., integró algunas estudiantinas en Puno, a la vez que fue compositor de letras de huaynos puneños, ¿cómo llegó a esta faceta de su vida?
Bueno, a mí me gustaba la música. En el Glorioso San Carlos donde trabajé algún tiempo se formó una estudiantina y grabamos dos discos de corta duración. Yo escribí las letras de un wayño y pronto me popularicé como letrista. Entonces por mi voz, por mi pericia en la guitarra y por mi afición a la composición pasé a formar parte de la Unión Puno donde grabé dos discos de larga duración. Hice las letras de muchas canciones y, en algunas veces, también la melodía. La melodía, en general, la hacíamos entre todos como en un taller de música.

II.- REPASANDO SU OBRA LITERARIA.-

- Ud., es una de nuestras mayores voces de la narrativa puneña, por su calidad escritural, los libros publicados, los concursos ganados; y, consecuentemente, figura en las antologías más exigentes de la literatura peruana, ¿cómo asume ese papel?
Como un logro colectivo porque yo aprendí a hacer literatura leyendo y conversando con mis amigos poetas y escritores puneños. Claro que hay algo de mi “cosecha” personal; pero, creo que yo no gané; ganó Puno. Yo quisiera que se pensara de esa manera. Mis lecturas posteriores me consolidaron y me nutrieron, pero la base está formada por mi vinculación con Efraín Miranda, Gironzini, el Chuspa Tapia, Mercedes Morales, José Parada Manrique,.Omar Aramayo, Serapio Salinas, Gloria Mendoza, el Cholo Ayala, Jorge Flórez-Áybay, Valdimir Herrera, Alfredo Herrera, Boris Espezúa, Lolo Palza, Luis Pacho. Y sigo aprendiendo todavía con José Luis Velásquez, Edwin Bedoya, Filonilo Catalina, Christian Reynoso. Por todo ello, te repito, lo tomo como un logro colectivo.
- ¿Se diría que su libro La estepa calcinada, pertenece a la edad de piedra de su narrativa?
Creo que sí. Aunque es un libro que quiero mucho porque es mi primer hijo. Y tiene cosas interesantes que ahora que ha pasado tantos años, los vuelvo a leer y me digo: ¡Ah! Ya escribía así. Por lo menos me sorprende el lenguaje que manejaba en aquellos tiempos.
- ¿Cómo trabaja Ud., un cuento? ¿Inicia uno hasta terminarlo o escribe varios cuentos a la vez?
Escribo varios cuentos a la vez. Un cuento nace en la calle, en el trabajo o cuando estoy bebiendo algún trago con ustedes. Nace de algunas cosas que les escucho y, cuando es importante, lo anoto como idea en algún papelito. Luego, en mi casa hago un apunte en mi computadora y está ahí para que alguna vez lo convierta en un relato. Con el tiempo regreso a ese apunte o a otros apuntes que voy convirtiendo en borradores. Ese borrador descansa otro buen tiempo hasta que le doy una primera versión. Y así va pasando hasta llegar a su versión definitiva. Soy muy cuidadoso. Soy cuidadoso incluso con las notas que escribo sin ninguna pretensión. Me fascina trabajar bien la coherencia y la cohesión de los textos.
-¿Cómo ha recibido la crítica su producción narrativa desde Amarillito amarillando, que es una especie de compilación de toda su producción cuentística inicial, hasta Pescador de luceros?
Creo que satisfactoriamente. Estoy conforme con lo que dicen. Y, es un acicate para seguir trabajando.

- Ha incursionado en poesía publicando Pakasqa Takiyniykuna ¿Volvería a escribir otro libro de poesía?
Estoy haciendo un libro de poesía en quechua. Seguí una maestría en Lingüística Andina y aprendí a escribir el quechua, y hablar con relativa corrección. Cuando estoy entre quechua-hablantes me desenvuelvo de modo aceptable. Hace poco me invitaron de la Escuela de Post Grado de la UNA para dictar a los maestristas o maestrandos el curso de Morfosintaxis del quechua. Me llaman a esa Escuela más que a los post grados de mi Facultad. Y esto que soy también M.Sc en Educación Superior e hice un post grado en investigación..
- Todos los cuentos, ciertamente, son como nuestros hijos, sin embargo, ¿alguno le ha dado más satisfacción?
Desde un punto de vista formal, creo que “La gloriosa estirpe de los ojos colorados” y “Réquien por Amadeus” han llenado los ojos de los críticos; aunque Ricardo González Vigil me ha antalogado con “El Tuku Villegas”. Por ahí vamos, pero yo me quedo con “Manuela Inmortal”
- Uno de los cuentos que más hemos celebrado es Manuela la inmortal, ¿para escribirla, se ha valido de algún hecho real?
Todas las creaciones literarias siempre vienen de la realidad, pero después se convierten en ficción por medio de la condensación y el desplazamiento, y cuya esencia es la fabulación. “Manuela Inmortal” está basada en la vida de una matrona nuñoeña, hacendada con mucho poder y mucha simpatía. Claro que a ella no le pasó realmente lo que sucedió con Manuela en el cuento. Gran parte de su historia se la inventé, así como la trama donde se entierra el ataúd de doña Manuela en otro féretro que ella había mandado adquirir del Cusco. La situación del nieto está ahí para avivar la intriga y hacer que termine su enfermiza ambición en la derrota de este personaje que acaba sin habla y en estado de shokc por la fuerte impresión

- Después de su novela Aquí están los Montesinos, ¿pretende escribir una novela con temática puneña? ¿Tiene en proyecto escribir otro libro de cuento, tal vez, un estudio sobre literatura puneña?
Hace dos años que estoy escribiendo una novela puneña basada en la ascensión de una clase emergente en Puno, generada principalmente por la migración de campesinos hacia la ciudad, donde nosotros nos hemos educado, nos hemos insertado a la economía formal o informal y vivimos aquí. Esos migrantes o sus hijos han llegado a empoderarse en una urbe vanidosa, aristocrática, apropiándose de su economía, asumiendo sus alcaldías, los puestos claves de la administración pública, la universidad, los centros de cultura. Entre tanto la gente de esas antiguas familias, salvo excepciones, viven del pasado, sueñan con ese Puno que se fue, con ese Puno donde las familias aristocráticas, hacendadas todas ellas, iban al teatro, asistían a bailes fastuosos, escuchaban conciertos de orquestas que llegaban de La Argentina y Bolivia. Ahora, sus calles se han afeado por “nuestra culpa”, sus normas han cambiado, las relaciones sociales tienen otros componentes. Algo peor, su lago azul se ha contaminado. Para ellos el mundo puneño anda patas arriba. Y en mucho de ello tienen razón, solo que hay que afrontarlo en las nuevas circunstancias que vivimos Esa es la novela que estoy escribiendo, que ya la terminé, pero, que me está costando mucho tiempo acabarla adecuándola a las técnicas más pertinentes. A veces pienso que la estoy malogrando. Por su parte, los cuentos siguen su curso creativo como ya te conté anteriormente..

III.- LA LITERATURA ANDINA Y CRIOLLA.-

- Ud., se inscribe en una corriente que hoy ha venido a llamarse literatura andina, ¿Ud., cree realmente que estamos en ese periodo? ¿En todo caso, suscribe la periodización propuesta por Jorge Flórez Áybar?
No. No soy partidario de las periodizaciones porque son muy esquemáticas. Pero sí creo que vivimos la época de la narrativa andina que está lejos de ser una literatura indigenista o neoindigenista. Lo indio recreado está en el alma, pero en ese ámbito se ha insertado por las leyes sociales de los procesos culturales otros elementos como el que proviene del componente cristiano-feudal (nuestras fiestas patronales con todos sus elementos y las relaciones semiserviles que todavía existen) y, finalmente, todo aquello que ha llegado a ser nuestro con la penetración del capital, así como con nuestra formación académica desde el jardín de la infancia hasta la universidad. Nuestro mestizaje es complejo, pero la matriz es andina. En literatura nos ha llegado la modernidad y la postmodernidad, pero ello no nos conmina a abandonar nuestra condición humana de andinos.
Sin embargo, cuando un escritor solo privilegia lo formal, se reproduce los paradigmas del “otro” y se hace una literatura banal que roza la superficie sin tocar la profundidad. La profundidad y la representación de la condición humana es la naturaleza de la buena literatura.

- Se habla de la dicotomía occidental- andino, criolla-andina, cuyo clímax alcanzó su mayor pico luego del Congreso de narrativa peruana llevada en Madrid, España el año 2005, ¿según Ud., existe esta dicotomía? ¿Cuáles serían las características de cada uno de estos flancos?
No existe. Es una tontería. Cada quien escribe de acuerdo a su idiosincrasia. Reproduce en sus textos las construcciones mentales y cognitivas de su entorno, de su cultura. Los escritores de la región de Lima no podrían hacer con solvencia una literatura como se hace en otras regiones andinas. Lima también es otra región. Lima me agrada mucho. Me siento contento cuando estoy en Lima; gozo de sus peñas donde escucho música criolla que los limeños ya no escuchan, me alimento de sus comidas criollas y leo su literatura que es buena, como leo también con mucha fruición espiritual literatura norteamericana, alemana, francesa, irlandesa, rusa, italiana, etcétera. Nada es mejor. Todo responde a sus propios parámetros. Menos mal, que los narradores y poetas provincianos son hoy por hoy mejores narradores y poetas que los limeños, salvo Fernando Ampuero, Toño Cisneros, Alonso Cueto y algunos más, cuyos nombres no vienen a m i memoria en este momento..

- El proceso de mestizaje, ¿no ha borrado estas fronteras?
El proceso de mestizaje se ha producido más en las zonas andinas, amazónicas y afroperuanas que en Lima aristocrática. Este proceso no ha “borrado” en nosotros estas fronteras. Se ha integrado a nuestra forma de pensar, de vivir, de ser y convivir. La occidentalización está en nosotros, pero la matriz es esencialmente andina porque nos remite a nuestras raíces.
- Sin embargo, algunos críticos y estudiosos jóvenes de la literatura en Puno, han señalado que muchos de estos narradores llamados andinos, aún estarían por la onda neoindigenista, ¿Ud., qué opina?
Hay una maestría provinciana de literatura que está formando mal a sus egresados. Reproducen un discurso postmoderno que no da importancia al ambiente ni a los personajes prototipos, de modo que, la narración puede ocurrir en cualquier lugar del mundo, los personajes son impersonales y pueden ser esos “ciudadanos de la aldea global” que está formando la globalización. Sin embargo, tenemos ahora a Teum Van Dij, Daniel Cassany y otros fundadores del análisis del discurso que dejan sin piso a esos teóricos, ya que los textos sean del acto del habla y de los textos literarios que también son actos comunicativos, reflejan las representaciones o construcciones mentales y cognitivas de su cultura, de su contexto social. Los discursos tienen que ver con la relación interpersonal entre jefe/subordinado, hombre/ mujer, adulto/ niño, gobernante/gobernado. Vale decir, los textos expresan dichas construcciones y relaciones de poder. ¿Un norteamericano podrá reproducir en sus discursos nuestras representaciones socioculturales? ¿Y por qué nuestros escritores se esfuerzan por reproducir aquellas construcciones con las cuales no tienen ninguna vinculación cultural, salvo por los libros que leen? Hace tiempo Cabrera Infantes dijo que la literatura que tiene por personajes a indios o aborda los problemas del indio, no es literatura moderna. Julio Cortázar al discutir con Arguedas también utilizó los mismos argumentos, aunque después se corrigió.
Sin embargo, es cierto que los indios no son personajes obligatorios de nuestros cuentos o novelas. Ya el indigenismo como escuela pasó, incluso todavía desde la época de José María Arguedas. Igual pasó con el neoindigenismo. Pero de ahí, venir a hablar pestes acerca de esta clase de novelas o cuentos es otra cosa. La pregunta es ¿Cómo hará su literatura un nuñoeño que ha salido poco a las ciudades cosmopolitas? Quizá todavía hable del indio o aborde su problema, porque es su mundo. ¿Y quiénes somos nosotros para rechazarlos a nombre del canon? ¿Qué derechos tenemos de hacer eso con ellos? Esa es una pregunta que no puedo contestarme. Y hasta me parece que estamos actuando como algunos arequipeños que solamente consideran literatura lo que hace la urbe y, mas todavía, lo que se hace en la universidad, olvidando que la poesía lonqa, por ejemplo, es también literatura importante, sabrosa y rica por sus propios componentes extracitadinos. Esto queda para la investigación. Pero, esos nuevos críticos que han aparecido no se dan cuenta (y lo dice Van Dikj) que el discurso expresa relaciones de poder. Ellos reproducen un discurso consagrado por el poder académico que es parte de otro poder más grande. Deberían escuchar a los maestros de literatura de San Marcos, la PUCP que han avanzado mucho sobre estos temas, o a Wálter Paz Quispe que es un puneño analista del discurso de mucha credibilidad. Yo aprendí mucho de él, de sus libros y de su palabra.

- En esa línea, ¿Arguedas se constituye en el mayor de los escritores peruanos?
Arguedas es el mayor exponente de la literatura nacional. Es el escritor que mostró al mundo nuestra riqueza espiritual, nuestras energías, nuestro talento y nuestra alma. ÉL es andino como nosotros. Escribió como tal y consiguió que los costeños y el mundo occidental que nos ignoraban nos conocieran. No se podía exigir que Vargas Llosa, por ejemplo, escribiera de la sierra o de los indios y mestizos como escribió Arguedas, porque este mundo fue desconocido por Vargas Llosa. Nuestro premio Nobel escribió sobre el mundo que conocía y lo hizo bien hasta convertirse en uno de los mejores narradores en lengua española y o en cualquier otra lengua. Cada quien pertenece a un mundo diferente y escribió desde su perspectiva, impelido por su propia idiosincrasia. Pertenecen a un tiempo y un lugar distintos y no hay por qué hacer comparaciones sin sentido para saber quién es mejor. Equivocadamente, muchas veces, se dice que Arguedas escribió, trabajó y luchó por un retorno al pasado, a lo indio, a lo puro. No es cierto. Él nos mostró al mundo cómo somos; pero en todas sus novelas, poesías y ensayos nos habla de integración. En sus poemas más duros como “El llamado a los doctores”, le dice al costeño- occidental. Ven hermanito, yo te mostraré los colores más variados que emergen de las flores de las quinuas. No te corras. Escúchame. Y cuando en otro poema dice refiriéndose a Lima: “estamos rodeando esta ciudad cabeza de falsos wiracochas”. No lo dice para liquidarlo, sino, para humanizarlo, para que vivamos integrados y trabajando con justicia y oportunidades para todos. Bueno, las frases arguedianas que estoy repitiendo son aproximaciones, porque no los he podido memorizar.

- Gozamos y disfrutamos de la literatura de Vargas Llosa, pero no de su pensamiento neoliberal contrario con las expectativas populares, ¿suscribe esa afirmación?
Eso es cierto. Escribí numerosos artículos enfrentando sus ideas neoliberales y los seguiré combatiendo con honestidad; pero, debo confesar que su arte exquisito me ganó completamente. Escribí un artículo expresando mi orgullo de peruano el mismo día que Vargas Llosa ganó el Premio Nobel. El Perú es multiétnico y pluricultural. A pesar de ser Vargas Llosa costeño occidental, es también peruano como nosotros, o como los amazonenses, o como los afroperuanos. Y debemos alegrarnos por sus triunfos.
- ¿Cuál cree que es el papel de la literatura en estos tiempos de globalización? ¿Debe comprometerse el escritor con las luchas del pueblo?
El escritor no tiene que preocuparse por escribir una literatura comprometida. El único compromiso de la literatura es con el lenguaje. En el lenguaje emerge sin que lo planifiquemos las ideas de nuestros personajes, sus ideales de justicia y de cambio; pero la literatura no enseña, ni politiza, ni ideologiza. Para eso están los discursos ensayísticos de carácter ideológico, los artículos de opinión, la escuela. Oquendo fue comunista consumado pero no hay un solo verso que lo descubra. El Gabo es comunista y se sabe que muchos de sus premios han sido donados para la revolución, pero, ninguno de sus novelas recoge planteamientos políticos ni ideológicos. Entonces hay que tener mucho cuidado con la ideologización de los textos. Toda ideologización debilita la novela, el cuento.

- En última instancia, ¿para qué sirve la literatura?
Aristóteles, me parece, le asignó un nombre: Vano oficio. Nadie va a morir si no consume literatura. Hace algún tiempo querían contraponer la ciencia y la literatura. Con este argumento se quiso “quitar” los cursos de literatura de la formación escolar en todo el planeta. Nunca se pudo. Se sigue enseñando en todos los niveles de educación del mundo, desde el inicial hasta el universitario y post universitario. Lo que pasa es que construir y leer literatura se ha convertido en el único acto auténtico de libertad. La literatura forma la amplitud de nuestra cultura, desarrolla nuestra sensibilidad estética y social. Es lo que nos diferencia de los animales. Hoy, los países más desarrollados como USA, Francia, Alemania, exhiben los mejores narradores del mundo y tienen una cantidad fabulosa de 50 millones de lectores anuales. No han contrapuesto la literatura contra la tecnología. La ciencia robotiza, la tecnología deshumaniza. El arte y la literatura devuelven al hombre su condición humana. Sirve para eso y para conocer la verdad a través de la ficción.

IV.- LA LITERATURA PUNEÑA.-

- Se ha dicho, y con razón, que Puno tiene una gran tradición literaria. En su condición de estudioso de la literatura puneña, ¿Esa tradición se mantiene, o hay un declive? En todo caso, ¿cómo ve ese proceso evolutivo?
A pesar de algunos artículos que leí últimamente en contra de la continuidad de esa tradición poética puedo asegurar que hay mucha pasta entre los jóvenes puneños. Estamos hablando desde Glinio Cruz hasta Filonilo Catalina: el primero con 24 años y el último con unos 34, me parece. En el medio hay un conjunto de jóvenes que viene consolidando su escritura. Y seguro que seguirán avanzando porque en el mundo todo lo que se dice y hace es susceptible de perfección. El estilo queda y el cambio de los demás elementos termina solo con la muerte. Por lo tanto, la poesía joven camina dentro de lo esperado o exigido por la rigurosa tradición poética puneña; pero, es cierto, que hay falencias notables en el aspecto narrativo, salvo la presencia de Javier Núñez y de Christian Reynoso. Es que la narrativa suele ser el ejercicio de la madurez.

- La poesía puneña ha trascendido las fronteras nacionales, en cuento estamos camino a consolidarse, en novela, pese a Porqué lloras Candelaria de Zelideth Chávez y Febrero lujuria de Christian Reynoso, aún no se ha escrito la novela puneña, ¿qué decir al respecto?

Falta escribir la novela puneña. “Febrero Lujuria” es la novela que se acercó más al sentir puneño, por lo mismo que, aborda no la fe del pueblo ante la virgen de La Candelaria, sino el lado pecaminoso de la fiesta, el espacio oscuro que a veces lo maquillamos con frases elogiosas. ¿Por qué lloras Candelaría? pudo ser, pero la historia de Candelaria Herrera es contada como noticia y solo por segmentos a cargo de los actantes. No están definidas adecuadamente las situaciones del sujeto y el objeto, ni de un gran destinador que hubiera servido a guisa de una gran fuerza para mover la acción del actante principal. Sin embargo, a pesar de estas falencias, creo que hasta ahora, son las novelas representativas de Puno, junto con “Las memorias apócrifas del general José Manuel de Goyeneche” de Emilio Romero y “Más allá de las nubes” de Jorge Flórez-Áybar.
- Los escritores puneños, ¿cómo deben asumir los últimos movimientos sociales ocurridos en Puno?
En poesía y narrativa con mucha inteligencia, sin intervenir en la historia, ni explicar los hechos. Es preferible que el narrador o el hablante lírico se mantengan lejos de las acciones, es decir, sean invisibles.
- En las últimas generaciones de escritores, ¿ve la continuidad de la tradición literaria de Puno? ¿Están asumiendo el legado de nuestros íconos, caso Churata, Oquendo y Miranda?
Claro que sí. En Puno cada escritor o poeta tiene su propia “poética”. Podemos hablar de la poética de Filonilo Catalina o de la poética de Alfredo Herrera. Sin embargo, de modo hipotético, plateo que hay dos poéticas básicas o esenciales: La de Carlos Oquendo de Amat y la de Churata. Es posible clasificar a los poetas (aunque no me gusta hacer taxonomías) dentro de estas dos grandes “poéticas basicas”. Me baso sobre todo en la teoría del hipertexto y los hipotextos. Un poemario puede ser un hipotexto de un gran hipertexto. Bueno este tema queda para la investigación.
- Al calor del Encuentro Baquerizo del 2003, se formó el GRUSEA, pero hoy no tiene una vida orgánica y menos se renueva, ¿qué esperar de este grupo?
Es cierto. Jorge Flórez- Áybar es el presidente. Tenemos personería jurídica, actas, sellos, pero no funcionamos como organización. A veces realizo actividades culturales a nombre del GRUSEA, pero, solo es referencial y no expresa lo que es la organización. Habría que reunirnos, hacer nuevas inscripciones con todos los escritores y poetas y que gente joven asuma la dirigencia. Nosotros los “viejos” estaremos siempre “ahí”, pero para ayudarlos y animarlos. En síntesis hay que reorganizar el GRUSEA.
- Quienes hemos estado en la última FIL de Arequipa, hemos visto que nuestro gran poeta vivo Efraín Miranda Luján, literalmente se está muriendo, ¿qué hacer pragmáticamente al respecto? ¿Qué pedirles a nuestras autoridades regionales y locales?
Primero hay que organizarnos para exigir algo, porque solos no podremos hacer nada. Grupalmente hay que pensar en algo rápido. Omar Aramayo dio algunas iniciativas por el facebook. Estamos conversando sobre qué hacer. Ojalá lo conversemos más seriamente ahora que llegue a Puno el lunes 24 de octubre. Tenemos que actuar de prisa.
- Por último, en este Puno, tierra de artistas y poetas, como dice el cliché, la cultura en general y la literatura en particular, se salva por esfuerzos particulares, ¿por qué nuestros gobiernos locales y regionales no pueden vertebrar una propuesta de política cultural? ¿Cuáles serían los lineamientos esenciales para su elaboración?
El arte y la literatura en Puno siempre han sido actividades marginales; se han desarrollado sin ayuda de las autoridades, pero ha dado mejores logros y las mayores alegrías a nuestro pueblo, que sus propios políticos que son los que se adueñan del poder y sirven solamente a sus intereses de grupo. Ellos prefieren hacer grandes obras donde los presupuestos son también fuertes. Como dice la gente, de estos grandes dineros se puede sacar alguna “tajada”. En cambio de una edición de libro que está por unos cuatro mil dólares, no se saca nada. En el fondo quizá se trate de eso. Digo solamente quizá.
No te hablo sobre los lineamientos de política cultural porque prefiero mantenerlos para conversarlo con ustedes en privado. Una vez los expuse cuando concursé para ocupar la dirección del Instituto Nacional de Cultura de Puno que, dicho sea de paso, le gané al antropólogo que era director y convocante a la vez; es decir, juez y parte al mismo tiempo. Le gané en expediente, entrevista y en el examen escrito. Al final me anularon desde Lima pretextando que el concurso lo habían convocado solamente 21 de los 44 miembros que tenía el Consejo Regional de Cultura. Leguleyadas y, según decía la gente, estrategias para ocultar algunas licencias de construcción en casas consideradas patrimonio cultural de Puno y la nación.
- Gracias por su tiempo escritor Feliciano Padilla.
- A ti las gracias, Lucho, por haberme permitido expresar, aunque desordenadamente, mis ideas básicas acerca de la literatura y la cultura en general.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Poesia Andina y Arguedas / Alejandro Medina Bustinza - Apurunku (tres voces del Pachachaka 2)

Cuando hace varias watas escribi un articulo preguntandome si los apus hablaban, no sabia, apupirimeno kaspaypas, que los apus no solo hablan, sino se desplasan y escriben poesia y novela. Como es el caso del poeta y novelista aymarino Apurunku, Alejandro Medina Bustinza. Apurunku es poeta de Tiaparo, con anclajes en Chalhuanca, y profesor en el Callao, donde hace una labor fecunda de ensenanza de literatura a sus jovenes estudiantes. Ha tenido la amabilidad de permitirnos republicar su ponencia en el Congreso de Arguedas en Abancay que tuvo la masiva concurrencia de 650 personas y convoco a una basta gama de intelectuales, academicos y escritores. Favor presionar el full screen de scrib aswan allinta liyiykichiqpaq.

Poesía Andina y Arguedas / Alejandro Medina Bustinza (Apurunku)

jueves, 1 de diciembre de 2011

Avenida Sol / Greenwich Village: Odi Gonzales

Este viernes 2 el reconocido poeta y wayki Odi Gonzales presentara su mas reciente libro de poesia: Avenida Sol/ Greenwich Village que tendremos el honor de comentar.
la cita es en el

GREAT ROOM (1ST. FLOOR), 19 UNIVERSITY PLACE NYU



Tambien Odi ha tenido la generosidad de compartir con nosotos dos poemas


PEREGRINACIÓN




Una madre carga a sus críos

una madre



Y es la tupida rama de capulí

agobiada

por el peso de sus frutos

feraz

frutecida

infame prole



traga-en-balde

peso bruto





Ella viene de lejos

Ella viene y va

Y sus pasos demarcan las angosturas de un río





Dolorosa Madre Purificada

Primeriza de parto múltiple





Una dieta de menestras secas y bagrecitos de río

mastica ella

para llenar la boca de sus críos



camada de polluelos, caponcillos

cabellos de ángel







Y en su lecho, sitial

centro de peregrinación

la turban la infaman

rebrotes de maleza

abismos de niebla



Y en sus sueños

caravanas





gestantes bestias de carga

desvanecidas

en medio de un puente colgante







Un herrerillo trinador de los matorrales

prefija

su territorio

alega



lo mismo que el niño de pecho

en el seno materno









Una madre carga a sus críos asidos

5000 años A.C.





Restos óseos

Ajuar funerario



Granos y semillas secas

cestos de fibra vegetal

y soguillas de junco











CASTA




Mis ancestros, herederos del mal de bocio,

rescatistas de sal sin yodo

de las vetas y canteras rocosas





Trajinantes empalagados

con pasta pura de cacao





Semillistas

de granos mejorados



Y vegetarianas



(mínimo desgaste dental

indica dieta blanda)





Mis ancestros



que sabían regular

los flujos de sus mujeres

haciéndolas orinar sobre tierra

levemente removida

por una pelea de alacranes

colorados

(época de celo)





Mis ancestros



Tratantes de ganado-tropa

Oficiantes y herbolarios



Observantes del régimen de vientos



me alumbraron de pie

casa matriz

en los tendales de un valle templado







Nutridos con la leche doncel

del maíz tierno

Y nutrientes de la hoja de coca



Mis ancestros mis mayores



Tejedores de redes y esterillas

de pesca

Diestros en técnicas de riego

por tabladas





Convergen, se enciman aquí

alta mortandad





De: Avenida Sol / Greenwich Village

martes, 29 de noviembre de 2011

Arguedas y la cultura Andina / Nilo Tomaylla (Tres Voces del Pachachaca 1)

Con el permiso de mis waykis y llaqtamasis Alejandro Medina Bustinza Apurunku y Feliciano Padilla, a quienes les habia prometido publicar sus textos en orden de llegada, publico el texto de mi wayki Nilo Tomaylla que he esperado por varios meses hasta que llego a exelente puerto en la presente entrada. Con esto Hawansuyo inaugura un pequeno capitulo llamado Tres voces del Pachachaca. Nilo Tomaylla es autor de Canto del Ruisenor y la extraordinaria novela Cronicas el Silencio, que a mi juicio es la gran novela postarguediana. Ello sin desmejorar la exelente producion poetica, narrativa y metalinguistica saliendo de los andes en un esfuerzo de muchas individualidades trabajando bajo un trasfondo colectivo, dialogal, y sobre todo solidario. Como solidaria debe ser la posicion de este blog con los reclamos por el agua en Cajamarca y Apurimac, esperando que las partes involucradas lleguen a acuerdos justos y viables. Favor presionar full screen para leer mejor el texto.


Arguedas y La Cultura Andina / Nilo Tomaylla

lunes, 28 de noviembre de 2011

MINISTERIO DE EDUCACIÓN PRESENTA RECUPERACIÓN DEL ARCHIVO ANTROPOLÓGICO JOSÉ MARÍA ARGUEDAS

MINISTERIO DE EDUCACIÓN PRESENTA RECUPERACIÓN

DEL ARCHIVO ANTROPOLÓGICO JOSÉ MARÍA ARGUEDAS





·Material inédito será presentado por primera vez al público y a los investigadores.



Como parte de las actividades conmemorativas por el centenario del nacimiento del autor de Los ríos profundos, la Comisión Nacional José María Arguedas del Ministerio de Educación y la Casa de la Literatura Peruana presentarán los primeros resultados del trabajo de recuperación del Archivo Antropológico José María Arguedas.



La presentación se llevará a cabo el martes 29 de noviembre, a las 5:30 p.m., en el auditorio de la Casa de la Literatura Peruana (Jr. Ancash 207, Lima). En este acto participarán: la directora de la CASLIT, Karen Calderón; Mauricio Cerna, coordinador del Archivo Arguedas; y Claudia Curiel, supervisora y narradora del Archivo Arguedas.



En la ceremonia se presentarán los primeros libros digitales, que rescatan las literaturas orales que fueron recopiladas en todo el Perú entre los años 1946 y 1953. Estos libros representan el 40% de toda la colección etnográfica del Archivo. En ellos encontramos canciones (letras y partituras), historias de vida, poemas, mitos, dibujos, adivinanzas y demás manifestaciones de la literatura oral de todas las regiones del país. Este material se encuentra escrito a mano o en hojas mimeografiadas, y será presentado por primera vez en formato de libro digital, lo cual permitirá que los lectores e investigadores puedan acceder a él de manera masiva ya que se encontrará en una página web.



“En esta ocasión se presentarán los tres primeros libros digitales del Archivo Antropológico José María Arguedas. Para conseguir esto se ha trabajado en un proceso de escaneo, transcripción y digitalización. Además se ha agrupado el material dándole la estructura de un libro y colocándole índices temáticos que facilitarán la lectura del mismo”, explica el historiador Mauricio Cerna, coordinador del Archivo.



Cabe resaltar que el Archivo Antropológico José María Arguedas es la más grande colección de literatura oral del Perú. El material etnográfico que reúne fue recopilado por docentes del Ministerio de Educación a solicitud de José María Arguedas, cuando este trabajó en el mencionado ministerio, promoviendo así un rol activo para los docentes como recopiladores y difusores de nuestras tradiciones literarias orales.



Actualmente el archivo se encuentra en la biblioteca del Museo Nacional de la Cultura Peruana. Y gracias a la Comisión del Centenario de José María Arguedas, la Casa de la Literatura Peruana y el Museo de la Cultura Peruana, se podrá ver este archivo no solo en la web sino que también muy pronto en una publicación.





Para mayor información comunicarse con la Srta. Alessandra Tenorio, Jefa del Equipo de Promoción Literaria, a los teléfonos: 426 2573 anexo 103 / 990977993 o con Mauricio Cerna, coordinador del Archivo JMA, al teléfono: 991784390.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Arguedas en Nosotros: Rimanakuy hacia el futuro




Al cumplirse el 42 aniversario de su fallecimiento, Chirapaq Centro de Culturas Indígenas del Perú, el Programa de Maestría en Antropología Visual de la PUCP, y el Centro de Antropología Visual del Perú CAVP rinden homenaje al amauta José María Arguedas con el estreno del documental “Arguedas en Nosotros: Rimanakuy hacia el futuro” (27 min.). Previo al estreno se presentará el corto “Camina el Autor: Guamán Poma de Ayala” (10 min.).

Participan en los comentarios el poeta Armando Arteaga, la antropóloga Gisela Cánepa, el investigador Leo Casas, la cantante Sylvia Falcón, y el cineasta Wilton Martínez.

Hora:
Viernes, 2 de diciembre • 19:00 - 21:00

Lugar:
Centro Cultural de la PUCP - Sala 3 (Av. Camino Real 1075, San Isidro).

INGRESO LIBRE

Informes:Chirapaq Centro de Culturas Indígenas del Perú

Teléfono: 423-2757

ayllu@chirapaq.org.pe

lunes, 21 de noviembre de 2011

Wasichakuy / Edgar Zarate

Cuando para Noviembre pasado la profesora Silvia NagyZekmi convoco a un congreso sobre el maestro Jose Maria Arguedas en Villanova University, tuvo a bien ponernos en una misma mesa a Julio Noriega, Roger Santivanez, Fredy Roncalla, y Edgar Zarate. Edgar Zarate es natural de Carhuanca, Ayacucho, y fue quien llevo a toda su familia, a Ithaca, NY, donde se ha establecido una colonia Carhuanquina y andina. Es profesor de secundaria en Horseheads NY, ha contruido su propia casa desde el cimiento hasta el techo, tiene con su brillante esposa Margarita Zarate dos hijos llamados Amaru y Ollanta, y ha escrito anteriormente sobre Clorinda Matto de Turner. La conferencia en Villanova fue la primera vez que Edgar Zarate asistio a este tipo de reunion, pero el resultado ha sido fructifero, y encarna el legado arguediano. Porque con este texto nace un nuevo escritor quechua que va llenando un vacio literario en la escritura quechua: el de la prosa en forma de cronica y acaso de novela. Algo que recientemente tambien lo han hech Leo Casas al reelaborar los textos de Pujas en Nawpa Willanakuna, y Numa Armakanki con Kachikachicha Tukullaspaymi, que lleva al quechua a la narrativa historica y metalinguistica. Una primera version del texto ha sido ligeramente corregida para acomodarlo al alfabeto normalizado, pero la segunda version se publica tal como la ha hecho el autor, porque como el mismo indica con esta entrega se inicia un porceso escritural que se ira asentando.Las variaciones de este proceso seran interesantes en si mismas. Felicitamos a Edgar Zarate por este logro, y dedicamos de paso esta entrada a su tio Raul Garcia Zarate, que acaba de cumplir, en grande, sus ochenta watas. Por ser un documento ground breaking, pedimos al amable lector su difusion, su lectura detenida, y sus comentarios, ima simipipas. Favor presionar el full screen para leer mejor el documento,

Wasichakuy / Edgar Zarate

jueves, 17 de noviembre de 2011

Desafios políticos y económicos en Latino America / Alex Julca

Alex Julca comparte con nosotros una entrevista hecha en el V ENCUENTRO DE ECONOMÍA POLÍTICA Y DERECHOS HUMANOS - 2011 organizado recientemente en Argentina, una entrevista hecha por el CEMOP, Eentro de Estudios Econimicos y Monitoreo de Politicas Publicas. Una mirada estrategica a nivel latinoamericano. Aqui la entrehttp://www.blogger.com/img/blank.gifvista

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Video en youtube sobre Educacion Intercultural Bilingue omentado por Numa Armacanqui

Tomado de Rinanakusunchik, bloq del profesor, musico e investigador organico Numa Armacanqui. Una muestra mas que los pensadores andinos vamos camino a lka propia palabra

Este video ilustra la realidad de la educación intercultural bilingüe en el Perú (EIB). Permítanme subrayar algunos de sus datos y escenas, agregando inhttp://www.blogger.com/img/blank.gifformación relacionada.

El video menciona tres cifras de ejemplo. Uno, en el Perú andino hay 1,084,472 niñ@s 3 á 16 años de edad Runasimi (“quechua”) hablantes, hij@s y niet@s de campesin@s; dos, el idioma del 72% de la población en Ayacucho es Runasimi; y tres, el 62% de centros poblados en Huancavelica viven en pobreza extrema

Est@s niñ@s deberían recibir educación bilingüe y bicultural, como la Ley de Educación No. 28044 del 28 de julio del 2003 lo establece. Entre otras buenas intenciones, dice la ley en sus artículos 19 y 20:

[E]l Estado reconoce y garantiza el derecho de los pueblos indígenas a una educación en condiciones de igualdad … establece programas especiales que garanticen igualdad de oportunidades y equidad de género en el ámbito rural […] Educación Bilingüe Intercultural ... b) Garantiza el aprendizaje en la lengua materna ... y del castellano como segunda lengua... c) ... obligación de los docentes de dominar la lengua originaria de la zona donde laboran ... e) Preserva las lenguas de los pueblos indígenas y promueve su desarrollo y práctica..

Sin embargo:

1. El régimen de Toledo (a pesar de hablar de “pueblos y lenguas originarios”, Eliane Karp, y promulgar la ley con bombo y platillos) no impulsó la educación bilingüe en el andino Perú como política de estado.
2. El régimen alangarciasco aprista desorganizó y desfinanció al programa de educación bilingüe, manteniendo la educación monolingüe castellana perpetuadora de la mentalidad colonialista.
3. Esta ley se ha modificado y reglamentado “a pedazos”; tan irregularmente (aún para el Perú) que el 14 de abril del 2009, el Tribunal Constitucional ordena al Ministerio de Educación reglamentar toda la Ley 28044. Recién el 16 de setiembre del 2011 la opaca (y derechista) Ministra de Educación ha nombrado la comisión respectiva. Se supone que el proyecto de reglamente debe ser presentado a fines de este mes. El claudicante Ollantahumalismo, qué contrabando aprobará?

Las estadísticas del país en el que Alan García dice haber desterrado el analfabetismo son pavorosas. Sólo 5.9% de niñ@s Runasimi hablantes en 4to de primaria comprende textos en lengua originaria, y sólo el 19% de ell@s comprende textos en castellano. Una década de escuela secundaria en el distrito Laramarca (Huaytara, Huancavelica) no ha producido un sólo caso de ingreso a educación universitaria. La política oficial de los gobiernos anti-campesinos (sustitución del milenario monolingüismo Runasimi y/o bilingüalismo castellano-Runasimi por una semialfabetización monolingüe castellana) sigue implementándose. Así, el número de Runasimi hablantes sigue disminuyendo, por ejemplo en Laramarca y según el INEI, del 77 por ciento en 1993 al 15 por ciento en 2007.

No hay una política de estado propicia a la educación intercultural bilingüe (EIB). Fujimoristas y apristas siguen en los cargos de confianza del Ministerio de Educación. Casi la mitad (46%) de docentes de escuelas de EIB en el Perú no tienen formación en EIB; a lo más, 45% de niñ@s en Ayacucho son atendidos en una escuela EIB; y, “El 90% de docentes que trabajan con nosotros tienen el manejo oral del quechua, sin embargo, [ellos] no podían enseñar a leer y escribir. Realmente, la propuesta de EIB es un desafío" (Sotomayor 2011).

A pesar de lo anterior, nosotros@s reafirmamos nuestra esperanza en la EIB. El movimiento popular, por ejemplo, la movilización de las comunidades campesinas en defensa del agua, vida, y medio ambiente se complementará con la implementación de la EIB a nivel de Comunidad Campesina y barrios vecinales. De esa manera tendremos una educación descolonizante, liberadora, y de realización de las potencialidades de la ideología andina en el Perú.

La EIB que basa sus lecciones y actividades en el calendario agropecuario de las comunidades, revalora el idioma Runasimi y reconoce el aporte del campesinado a la economía y cultura locales. Esta noción pedagógica supera al fundamento alienante (de autonegación) y colonialista de la escuela oficial monolingüe castellana; monolingüsmo que margina el Runasimi, y lo considera “inferior” al castellano. Esto explica, entre otras cosas, que la población andina envía sus hij@s a esas escuelas monolingües, diciendo, "No queremos que sean como nosotros". Es interesante encontrar la misma autonegación cultural en los Estados Unidos de América en relación al castellano y el American English; muchos padres y madres de familia latinos se oponen a la educación bilingüe castellano/American English pensando que sus hij@s y niet@s deben renunciar al castellano para "triunfar" en EUA.

Estos proyectos heroicos de EIB nos abren el camino. Como muestra este video, y por la negligencia del estado anti-campesino, estos proyectos son financiados por UNESCO (en Apurimac) y organizaciones locales y extranjeras (como Save the Children, Educa, y Tarea) en Cusco, Ayacucho, y Huancavelica. Estos proyectos forman a l@s maestr@s bilingües en su fundamental relación con la comunidad campesina y la cultura andina. Por ejemplo, noten Uds. que en 2:00-2:19; 4:00-4:10; 6:56-7:12; y 2:37-2:53 Laureano Martinez Jaquehua usa las letras del wayño como herramienta para aprender Runasimi.

Los métodos y conclusiones de estos proyectos son materia también de aprendizaje a nivel continental. Por ejemplo, el proyecto EIB de APurimac fue presentado en el II Simposio sobre Enseñanza y Aprendizaje de Lenguas Indígenas de América Latina (STLILLA 2011) organizada por el Instituto Kellog de la Universidad Notre Dame en Indiana, USA, así como por la Asociación para la Enseñanza y Aprendizaje de Lenguas Indígenas de Latino América (ATLILLA) presidida por Serafin Coronel-Molina de la Universidad de Indiana, Bloomington. A esta conferencia asistieron también Elia Armacanqui, Melina Lozano, y quien esto escribe representando a HTARYQ—Husy Tiuhuilo Armakanki, Quñurikuiynin, Runasimita Yachananpaq chaymanta Qaypachinapaq.

REFERENCIAS

INEI—Instituto Nacional de Estadística e Informática de la República del Perú (1993): IX Censo de población y IV de vivienda 1993. Cuadro Nº 9: Poblaciones de 5 y más, por grupos decenales de edad, según area urbana y rural, sexo e idioma o dialecto materno aprendido en su niñez. Available at http://www.inei.gob.pe/ Accessed on March 15, 2006.
___ (2007): Censos Nacionales 2007 : XI de Población y VI de Vivienda. Huancavelica, Huaytara, Laramarca. Cuadro Nº 1: Poblaciones de 3 y más años de edad, por grupos de edad, según departamento, provincia, distrito, área urbana y rural, sexo e idioma o lengua con el que aprendió a hablar. Available at http://desa.inei.gob.pe/censos2007/tabulados/ also at http://censos.inei.gob.pe/censos2007/indPobreza/ Visited on June 07, 2010.
Kellog Institute for International Studies at Notre Dame University and ATLILLA (2011): STILLA 2011 Preliminary Program available at http://kellogg.nd.edu/projects/quechua/STLILLA/program.shtml
Ministerio de Educación del Perú (2003): 030728 Ley General de Educación No. 28044. Accessed on 111114, available at http://www.unife.edu.pe/evaluacion/normatividad/leyeducacion.pdf
SOTOMAYOR, Ernestina (2011) en “Educación Intercultural Bilingüe para niños y niñas quechuas de la sierra del Perú”. Available at http://www.youtube.com/watch?v=lcJHSN2vjIo&feature=results_video&playnext=1&list=PL10E423F19D7CD4B6 2:23 – 2:17, Accessed on 111114.





El video refleja la situación de más de 1 millón de niñas y niños indígenas en edad escolar, de los cuáles sólo el 71% está matriculado en el sistema educativo. Este material ha sido producido por Save the Children en Perú, en alianza con Tarea y Educa, en el marco del proyecto "Educación Intercultural Bilingüe para niños y niñas quechuas de la sierra peruana"

martes, 15 de noviembre de 2011

Programa del Segundo Congreso Nacional de Danzantes de Tijeras

Organizado por la Asociacion de Danzantes de Tijeras del Peru, este importante evento marca un hito 1) en el discurso de los practicantes de la danza de tijeras como sujetos de su propio arte y del metalenguaje que le acompana 2) el dialogo saludable de los investigadotres con los actores de la danza 3) la relacio0n directa entre el taki onqoy con la actual danza de tijeras. Hawansuyo saluda este importante evento y ojala podamos leer y compartir las opiniones veridas en este evento. Mientras tanto favor leer con atencion el programa y la justificacion del congreso para lo cual mejor presionar full screen en scribd

Programa del Segundo Congreso de Danzantes de Tijeras

lunes, 14 de noviembre de 2011

Joseycha / J. Carlos Olazabal / Fredy Roncalla

Vamos decubriviendo huaynos a dos voces con comentario de Feliciano Padilla

Carlos Olazabal

El año 1982, luego de caminar por muchas semanas, un numeroso grupo de mineros acompañados de sus familias , llegaron, desde su centro de trabajo en Minas Canaria, a la ciudad de Lima. Por meses se les vio en las diversas calles reclamando mejores salarios y condiciones de trabajo. Sus figuras se hicieron habituales en el centro de Lima, hasta que de a pocos fueron desapareciendo. Algunos volvieron a su lugar de origen y otros se quedaron definitivamente en la capital.

Cuando se incian las acciones armadas de Sendero Luminoso, uno de los lugares que sufrio los embates de su accionar fue este centro minero ubicado en la ayacuchana provincia de Victor Fajardo.

Es precisamente del distrito de Canaria el cantante llamado Joseycha. Si, Joseycha y no solo Jose. El nombre es un diminutivo quechua, que se usa en forma cariñosa.

Joseycha, canta en quechua y tambien en castellano, sin embargo sus mas connotadas canciones son en quechua y ,de acuerdo a una de sus presentaciones en el programa Miski Takiy en octubre del 2011, esta en un proceso de expresarse mayoritariamente en quechua. Asi cuando las conductoras hacian sus preguntas en en castellano, el constataba en un fluido quechua y, a pesar que le pidieron que tradujera, el continuo hablando en quechua.

Si bien Joseycha canta huaynos en general, mas éxito tiene en el pumpin, una forma carnavalesca.


Fredy Roncalla

Con su usual ojo avisor Carlos Olazabal comparte con nosotros un pumpin de Joseycha. Entrega interesante y problematizante 1) por que la propuesta visual entra y sale del estilo usual de los videos del you tube sin sucumbir de lleno en la retorica de Alborada y derivados, 2) porque el vestuario nos dice que lo andino no solo es el vestido, (pero no olvidar que el vestido en el ande es signo identitario), 3) porque el ensamble instrumental y los adornos ritmicos de la bateria y el bajo no rompen con la melodia del pumpin y 4) porque pese a todo la lirica sigue el modo tradicional de poetizar en quechua. Es decir va acumulando estrofas que harian que la cancion dure hasta acabada la fogata. Le toca a los entendidos evaluar la propuesta. Pero mejor escuchar a Joseycha y los Danlen Danlen. Onomatopeya que sigue al bajo del chinlili que no esta en el ensamble intrumental y ha dado lugar al requinto y una rarisima iskay guitarra. Chaynas chiki.


Feliciano Padilla

Josychataqa riqsinin. TV nisqapin rikurqani, chaymi riqsini nini. Allintan tuqachin guitarrata, allintataqmi takin. Sapa kutin Josychata uyariqtiy llaqatyta yuyarini ñawiypis unullaña waqanaykama. Alwuradaqa huqmi kanku. Manan Josycha hinachu takinku. Hwarunakunapaqmi alwurada kunaqa takinku. Chaullata rimaykuyki wauqiy Fredicha. Tupanaschiskama. Kunanqa huq puwima kunatan qillqachkani. Qankuna liwruyta liyinaykispaq.
Feliciano


miércoles, 9 de noviembre de 2011

Arguedas 20011: rimanakuy hacia el futuro, un documental de Wilton Martinez

En febrero del 2011, junto a Chirapaq y el Centro de Antropologia Visual del Peru, el director Wilton Marinez filmo una conversacion sobre el maestro Jose Maria Arguedas con la participacion de Tarcila Rivera, Leo Casas, Armando Arteaga, Sylvia Falcon y Fredy Roncalla, el pre-estreno se hara este jueves. Sera una noche calurosa, sobre todo por que el director presenta una nueva propuesta filmica. Y los integrantes todos se las traen. Vayan las felicitaciones a Tarcila Rivera por el premio Visionario otorgado en reconocimiento a su labor por la defensa de los pueblos indigenas y la difusion de sus valores culturales. Este dcumental es parte de su valioso aporte. Aqui el phawaq

martes, 8 de noviembre de 2011

Chalena Vásquez’ Song Poems / Carolina Amoruso




Nuestra amiga Carolina Amorouso comparte con nosotros sus impresiones sobre la musica de la cantante, poeta, activista e investigadora Chalena Vasquez, que hace no mucho nos ha regalado un ramillete de hermozas canciones. Yusyulpayki panikuna

Chalena Vásquez’ Song Poems

By Carolina Amoruso

I’d very much like to meet Chalena Vásquez; I’d like to see if she’s
the person I imagine her to be: reflective, wise and yet ingenuous, a
woman both blessed and beset by barraging images and imaginings.
I’d like to know how she became stellar without nurturing star quality,
where she found the temerity to slip, unannounced, into my “hogar” of
feelings.

Her lyrics—or are they poems set to melody, seasoned
with instrumental sound?—are studded with “love,”
with “dreams,” “ternura,” with “flowers,” with a myriad of images
from Nature. Kind of old fashioned. Trite, one might think. Don’t
we all know about “dia” and “melodia,” of “piel” and “miel,” of “brisa”
and “sonrisa?” But the everyday opens into a palimpsest inviting
surprise images ripe for interpretation. “Como la violeta sufro,” “La
yerba se agita bajo nuestros pies.” Her lyrics meet in oblique yet
very personal ways bidding us to accept the mundane in new ways.

She’s here at Huwansuyo, she’s on Soundcloud, on YouTube,
around, but not touted. Her music is so intimate, some of it, that you
wonder how public she wants to be.

Her genre is Trova, I guess, though she steps back as well into the
traditional. Chalena’s spare vocal and guitar are languidly imparted
with a small selection of instruments just to delineate the genre. Like
the lando, “Corazón Alborotado,” where she ups the percussion with
a cajita, stepping easily but not imitatively into Susana Baca’s realm.

Her voice is untrained and breathy, more an earnest invitation to
share her poetic offering and the melody she’s found to showcase it
than a pretension of virtuosity.

On “Amor al Amor,” a woodblock and small metal chimes suggest
a forest floor. Here she thanks her lover for his earthly gifts: “los
sueños de abril,” “el fuego sagrado en el atardecer,” “la arena
callada.” Her lover is the spirit of the forest, or even the forest itself.

“Como el Mar,” which she does as both a slow-paced wayno and a
more fetching Andean dance is the most up-tempo of the tunes. It is
a paean to aging, its tempo sprightly enough to clear cobwebs and

relubricate joints.

And so, En este otoño limeno, La vida es una guitarra,Y en ella está
ya tu risa

She’s left me with a laugh, too, tinged in irony--for we know that
Chalena has not laughed her way through life--and renewed by
getting to know her.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Eucaliptuchay, un pedido poderoso / Cecilia Vicuna, Sylvia Falcon

Luego de la extraordinaria presentacion de Sylvia Facon en Baruch College, New York, Cecilia Vicuna ha relizado este filme en que Sylvia nos cuenta de la experiencia de los ninos quechuahablantes en Jicamarca. Tras su estadia en New York Sylvia regreso a la fiesta de Seqello y acaba de estar, cantando y con una ponencia sobre la desfloklorizacion del acervo, en el congreso sobre Jose Maria Arguedas en Abancay. Dentro de poco daremos noticias acerca de la presencia de Sylvia en otro filme pronto a estrenarse. En ella tenemos un gran valor de las jovenes generaciones andinas. Agradecemos a la poeta y amiga Cecilia Vicuna, y a OYSI, por esta entrega en al que la voz andina urbana de Sylvia no solo le ensena a los waynas, sino a todos nosotros.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Cultura y Culturas / Rodrigo Montoya

El profesor Rodrigo Montoya, que ultimamente ha estado respondiendo a la coyuntura con miradas de largo alcance, esta distribuyendo en la red un valioso aporte sobre la cultura y las culturas en el Peru, en aras de aportar a la discucion sobre el ministerio de Cultura. Dejamos para otro momento los comentarios que Hawansuyo suele hacer al presentar articulos de invitados, pidiendo mas bien, que el amable lector responda al pedido del profesor Montoya de discutir el asunto con respuestas y propuestas que se pueden publicar aqui o en otro medio. Las puertas que abre el maestro son muchas y vale la pena transitarlas. Favor presionar full screeen pare ller mejor el documento

Cultura y Culturas Para Redes

lunes, 31 de octubre de 2011

Breves apuntes sobre Escritura Quechua en el Perú de Julio Noriega Bermuy / Fredy Roncalla



Breves apuntes sobre Escritura Quechua en el Perú de Julio Noriega Bermuy*

Fredy Amílcar Roncalla

Es un honor presentar Escritura Quechua en el Peru, de Julio Noriega

Escrito en 1992 y publicado en Miami en 1995 como Buscando una tradición poética quechua en el Perú, este libro ha sido republicado en Lima con el título Escritura quechua en el Perú. Pese al tiempo sus páginas han mantenido actualidad. Y aquí haré sólo una breve glosa de sus tres capítulos.

En el primer capítulo: El quechua: voz y letra en el mundo andino. El autor trata la historia de la escritura quechua. Una primera sección se dedica al trabajo y propuestas de los curas y de los concilios limenses en resolver, para sus intereses de envagelización, los problemas del aprendizaje y escritura del quechua. Mas la elaboración de vocabularios, breviarios y gramáticas que resultaron en una primera domesticación del quechua. La segunda sección, dedicada al recurso analógico, es decir, la comparación del quechua con lenguas indoeuropeas, presenta a los europeos Tschudi, Markam y Middendorf y los peruanos Gabino Pacheco y Mariano Eduardo de Rivero. Todos trabajando y publicando en Europa nuevas propuestas de escritura y alfabeto, y dando a conocer documentos como el Ollantay y la crónica Pachachuti Yamqui. Así, por vías ajenas al territorio nacional, se establece la noción de una literatura quechua o incásica. La tercera sección, aborda el problema de la escritura quechua en el siglo XX, el diluvio universal de los alfabetos, y la educación bilingüe cuyo trasfondo siempre ha sido la asimilación al español.

En el segundo capítulo: Poesía Quechua: Las Múltiples voces de la letra. El autor vuelve al rol de los viajeros novecentistas en el establecimiento de la literatura quechua como incásica y de la cultura indígena como folklore. Luego propone tres horizontes poeticos. Primero el católico misionero, es decir una poesía que acompaña a los curas y que sule pasar al canto religioso del ande dejando la impronta del dolor y el sufrimiento como condiciones de redención hasta en el sermón del cura de Patibamba. Esta impronta, encerrará en un campo relativamente limitado el vocabulario metafórico de la poesía quechua hasta momentos recientes. El segundo horizonte, el discurso señorial indigenista tiene su origen en el renacimiento literario quechua del siglo VII, y pasa a la poesía indigenista señorial, misti, del siglo XX, que produce un discurso paternalista, de exaltación del pasado incaico, o de incitación a la rebelión, pero soslayando los problemas reales: la explotación y el despojo de indigena concreto. El tercer horizonte o el discurso de los migrantes, estudia la reciente literatura quechua de migración y desarraigo a partir de José Maria Arguedas y la andinizacion de la urbe.

En el tercer capitulo:La poesia quechua escrita, un mundo mitico en recomposicion, el autor aborda los conflictos que llevan a Garcilazo y Arguedas a escribir poesía quechua tarde en la vida, y trabajando la poesía quechua actual como una de redención y compensación introduce un breve análisis de los primeros poetas escriturales indígenas en el Peru: Titu Kusu Yupanki, Waman Poma, y Gracilazo. Cubre así un espacio que fue, aunque marginalmente, ocupado por la escritura indígena desde el primer momento, y abre campo para plantear la pregunta de si la poesía quechua es sólo la que se ciñe al verso o también está en el canto, el tejido y el trazo espacial. Aquí resalta el estudio de las ambigüedades y el seudónimo de Andrés Alencastre / Killku Waraka, quien inicia la poesía quechua moderna pero a es ajusticiado por los comuneros de Langui. Al tratar del tema mítico, de redención y precomposición, el autor mapea un vocabulario de metáforas y recursos presentes en la poesía quechua escrita desde el uso del paralelismo y la dualidad hasta imágenes como urpi, mallku, o apu. Imágenes que ritualizadas en el poema tratan de recomponer en un plano utópico el caótico mundo producto del desarraigo, la discriminación, la violenta y sentida historia de los andes.

Si es posible que este vocabulario esté en un proceso de renovación en la poesía quechua más reciente de Hugo Carrillo, Washington Córdova Huaman, Feliciano Padilla, Odi Gonzáles y Nina Anka este libro nos dará pautas para estudiar el florecimiento de la creación poética y escritural quechua en la página y en la pantalla, mas allá incluso de la impronta católica que redujo a la pérdida y el dolor la riquísima relación entre el mito, el rito, y la poesía.


Gracias a Julio Noriega por abrir tan deslumbrante ruta.

* Texto leido en la Conferencia de JOse Maria Arguedas at Villanova University el sabado 28 de octubre