lunes, 29 de marzo de 2010

Pakasqa Takiyniykuna /POESÍA QUECHUA DE FELICIANO PADILLA




El escritor Feliciano Padilla** ha tenido la amabilidad de hacernos llegar dos nuestras de su reciente libro de poesia quechua. Hinaspa manam huq niraqlla runa simita qellqasqachik rayku ama kaminakusunchikchu niwachkanchik, chayqa allinmi. Gracias a Feliciano Padilla y a Jose Luis Velasquez por esta entrega.



“Pakasqa Takiyniykuna” de Feliciano Padilla

(La traducción al español corresponde al Dr. José Luis Velásquez Garambel)

(1) TATA WALSIRU

Tata walsiru

hatun quchapi sumaqta awanaykipaq

iskay chunka qantutakunata

sunquypi aparimuyki

Tata walsiru

ch’isi musquyniypi

pillpintuta mirachini

pallay unkhuñata ruranaykipaq.

Tata walsiru

t’uturakunapi warkunaykipaq

iskay chunka ch’askakunata

sasawan hap’imuspa

ch’uspaypi aparimuyki



VIEJO BALSERO

Viejo balsero

para que tejas el lago

te traigo veinte qantutas

en mi corazón.

Viejo balsero

para que tejas

una hermosa unkhuña

hago crecer mariposas

en el atardecer de mis sueños.

Viejo balsero,

veinte estrellas

te traje en mi bolso

para que las cuelgues

de los penachos de las totoras.

(*) Qantuta: Flor nacional del Perú.

(*) Unkhuña: Mantilla para llevar la hoja sagrada de la coca.





(2) WALSIRU MAYKAMARAQMI RINKI

K’illinchu uma walsiru

maykamaraqmi

ñawiyki qhawan

ch’askakunatapis

wasapan

liqi-liqitapis taripan

chhuqapis kanman hina

walsiru maykamaraqmi

kunan tuta rinki

qarachipis, umantupis

t’utura ukhupi manchakusparaq

suyaykuchkasunki

Manan pipis yachanchu

qam Titiqaqa quchapi

llakisqaykita.

Manan pipis yachanchu

waqayniykiwan

qucha wiñasqanta.



Walsirucha

manachu ch’askata

makiykipi hap’irquspa

huk kutilla qurimuwankiman

Amallachaq ñawinman churaykunaypaq.









¿HASTA DÓNDE IRÁS, BALSERO?

Balsero,

cabeza de ave guerrera

¿Hasta dónde alcanza tu mirada?

Viajas más allá de las estrellas

Dejas atrás a las gaviotas

cual si fueras un patillo

atormentado y veloz.

Balsero,

¿hasta dónde remarás esta noche?

Los qarachis y los umantos

te esperan asustados

en el corazón de las totoras

Nadie sabe cómo sufres

en el lago Titicaca.

Nadie sabe

que el lago crece

con tus lágrimas



Balserito,

¿acaso no has pescado

esos luceros del alba

con la magia de tus manos?.

Ay, si me la dieras una sola vez

para ponerlas en los ojos de mi Amalia.

(*) Qarachis y umantos: Pececillos del lago Titicaca.

(**)

Feliciano Padilla Chalco (1944) es autor de cuentos y novelas de escenario andino, especialmente puneño y apurimeño. En 1992 y 1996 fue reconocido con la Mención Honrosa del Premio Copé de cuento (“Me zurro en la tapa” y “Amarillito Amarilleando”); en 1998 ganó el Primer Puesto en el concurso nacional Canto al Lago, organizado por el Proyecto Especial Binacional Lago Titicaca (“El retorno de Qori Challwa”); y en 1999 ganó el Segundo Premio del 8.º Concurso Nacional de Cuentos, organizado por CEAL, de la Conferencia Episcopal Peruana (“A qué volviste, Nazario”). Además, en 1993 fue finalista del Concurso Nacional de Cuento César Vallejo, organizado por el diario El Comercio (“La huella de sus sueños sobre los siglos”).

Aunque limeño por nacimiento, Feliciano Padilla prefiere identificarse como puneño-apurimeño, por los lugares de origen de sus padres. Por el trabajo de su padre, un guardia republicano abanquino, ex combatiente del 41, tuvo que mudarse numerosas veces por el territorio peruano. Esta experiencia errante se traduce en la tensión social que manifiestan sus obras. Culminó la primaria en una escuela de Challhuanca (Andahuaylas), y la secundaria en Abancay. Luego estudió Lengua y Literatura en la Universidad San Antonio Abad del Cuzco.

No hay comentarios: